Análisis: The Entropy Centre

En esta ocasión os traemos el análisis del juego The Entropy Centre. Un título desarrollado por el estudio británico Stubby Games y distribuido por Playstack. Estamos frente a un juego del género rompecabezas o puzles, en el que deberemos de utilizar nuestro ingenio y la lógica para poder avanzar en la historia. Lo tenéis ya disponible tanto para vuestras Xbox Series X/S como también para Xbox One. Este juego os puede presentar muchas dudas antes de jugarlo, por ello si queréis aclararlas todas a continuación os damos las explicaciones.

Salvando a la tierra y la humanidad del colapso

La historia de The Entropy Centre transcurre en un futuro avanzado espacialmente y con un inminente apocalipsis de la tierra. Nuestra protagonista Aria se encuentra en una estación espacial a los límites de la atmósfera terrestre. Nos despertamos en este lugar desolado y algo derruido, sin saber cómo hemos llegado ahí y qué esta ocurriendo. Pronto nos daremos cuenta de que nos encontramos a solas en ese lugar. Sin embargo, encontraremos a un simpático robot llamado «E» cuya curiosidad nos animará a seguir avanzando.

No tardaremos en encontrar un arma con una pequeña pantalla, equipada con una inteligencia artificial llamada Astra. Ésta será la encargada de guiarnos por la estación The Entropy Centre y de explicarlos el funcionamiento del arma que tenemos en nuestras manos y los obstáculos que iremos encontrando. La historia continúa con un anuncio por megafonía de la estación, donde se nos indica el inminente colapso molecular de la tierra, la cual implosionará y desaparecerá. Nuestra misión será la de reestablecer el rayo láser encargado de controlar esta entropía molecular de la tierra.

Jugando con el tiempo en The Entropy Centre

Quien haya podido ver imágenes y vídeos del juego habrá notado rápidamente que ese estilo le suena de otro título. Vemos que nuestra protagonista Aria empuña un arma con la cual mueve una serie de objetos y los transporta o lanza. A todos nos viene a la mente el exitoso juego de Valve llamado Portal. Pero nada más lejos de la realidad. En The Entropy Centre la mecánica principal es el tiempo. Un tiempo el cual podremos congelar o retroceder, pero siempre con alguna limitación. Esta limitación no podría ser otra que el propio tiempo.

La caja como elemento más básico en el juego

Pero vamos a entrar más en detalle. En primer lugar, nuestro arma equipada con nuestra acompañante Astra tiene una primera función básica, que es la de coger ciertos objetos. Estos objetos serán una especie de cajas que pueden tener distintas funciones. La más pequeña de las cajas nos hará saltar cierta altura. Luego hay una caja en forma de cubo simple sin ningún efecto. Otra de las cajas nos creará un puente luminoso que nos permitirá alcanzar zonas alejadas según cómo lo coloquemos. Tenemos también una caja con un rayo láser que nos permite accionar ciertos interruptores. Por último, hay una caja de gran tamaño que podremos plegar o desplegar y que nos dará una doble utilidad. Podremos subirnos a ella y utilizarla de elevador o desplegarla y bloquear zonas o rayos laser.

Estas cajas serán las que nos permitirán jugar con el tiempo. Nuestro arma tiene un pequeño contador. Este contador comenzará a moverse desde el momento que cojamos alguna de las cajas y memorizará los movimientos que vaya realizando hasta que la caja finalmente quede completamente quieta. Si apuntamos a alguna de las cajas que hayamos movido, podemos pulsar el botón de rebobinado y la caja se irá moviendo por todo el recorrido previo. Tendremos una opción de disparo que reiniciará la posición inicial del contador.

No todo con lo que interactuemos serán cajas

Otros de los elementos que podremos controlar serán algunas infraestructuras de la estación espacial. Por ejemplo, se nos puede caer una escalera o pasadizo. Para poder pasar por esa zona, simplemente tendremos que apuntar a los cascotes o los elementos deruidos y rebobinar en el tiempo para devolverlos a su estado original. Las variedades son múltiples. Teniendo todos estos elementos y mecánicas existentes os pasamos a explicar los puzles.

Por último, uno de los elementos más «vivos» que encontraremos, son unos pequeños robots que por cualquier motivo nos consideran una amenaza para la estación espacial. Los hay de dos tipos. Unos tienen la capacidad de realizar una carga de energía y lanzarla contra nosotros. La podremos contrarrestar apuntando hasta la bola de energía y rebobinar para que les impacte de vuelta. El otro tipo de robot que encontraremos lleva una carga electrica constante y su misión es la de perseguirnos para dejarnos fritos. Nuestro objetivo contra ellos será huir sin buscar ningún tipo de enfrentamiento, ya que tenemos todas las de perder.

Rompiéndonos la cabeza para salvar al planeta tierra

En The Entropy Centre veremos una evolución de los rompecabezas como es de esperar. Se nos irán presentando las distintas cajas que existirán y se irán añadiendo o combinando al rompecabezas siguiente. Las zonas de puzles están perfectamente delimitadas, con salas numeradas, a modo de prueba técnica de las armas entrópicas que se disponen en la estación espacial. Una vez pasemos por una sala y resolvamos el puzle se nos bloqueará el camino de vuelta. En algunos puntos nos encontraremos rompecabezas más sencillos para poder llegar a las nuevas salas de puzles.

Elementos con los que interactuaremos en nuestro camino

Como ya se ha dicho, se nos irán incorporando cada vez un mayor número de elementos que interactuarán con nosotros y las cajas. Algunos de estos elementos serán una especie de trampolín que nos lanzará a nosotros o las cajas que depositemos encima, hasta una zona alejada o elevada. Otro de los elementos del entorno será el agua.

. Habrá ciertos campos magnéticos, colocados estratégicamente, que nos reiniciará el arma para que no podamos rebobinar los elementos utilizados previamente. Podremos accionar ventiladores o cintas transportadoras en ambos sentidos, según interese. Por último, un añadido más que tendremos es el de las puertas magnéticas transformadoras de cajas. Una vez pasemos por esa puerta nuestra caja se transformará en otra distinta según el color de la luz de la puerta.

Variedad de combinaciones y puzles disponibles

La cantidad de opciones que hay para combinar estos simples elementos es muy grande. Algunos de los rompecabezas suponen un reto bastante elevado. Esto ocurre especialmente cuando te acostumbras a utilizar alguna caja o elemento externo de una forma y no piensas en darle una utilidad distinta. Hasta que no das con la clave puedes llegar a desesperarte, ya que un pequeño movimiento transportando mal alguna de las cajas podrá echar por tierra todos los ciclos y movimientos previos que teníamos preparados. A pesar de esta variedad de opciones, llega un punto en el juego en el que se sienten rompecabezas iguales pero en un mapa distinto. Puede hacerse algo monótono al desconectar en exceso la trama del juego con el tipo de puzle nuevo al que nos enfrentamos.

¿Cómo se siente a nivel técnico The Entropy Centre?

Por lo que se refiere gráficamente el juego se siente muy bien. Funciona bastante fluido y los elementos en pantalla se mueven sin ningún tipo de problema. La calidad gráfica no es nada exigente y el nivel de texturas es algo limitado. Hay zonas que se sienten como puntos de carga ya que las texturas dan un pequeño salto hasta que finalmente aparecen. No es algo que altere para nada la jugabilidad en The Entropy Centre. Se puede ver como estamos frente a un título intergeneracional, en el que las luces y sobras, texturas o carga gráfica es comedido. Sin embargo, tampoco se siente algo problemático, ya que lo que acorta en detalle gráfico lo gana en fluidez y sencillez.

A nivel sonido y música del juego no hay nada destacable ni reseñable. Hay momentos de la historia algo más tensos en los que uno sí que se siente más inmerso gracias a los efectos introducidos. Sin embargo, durante el transcurso normal del juego es algo que pasa completamente desapercibido al estar la música en modo ambiente. No lo consideraría algo negativo pero tampoco un aspecto a destacar.

Conclusiones finales y opinión personal

Podemos concluir diciendo que The Entropy Centre es un juego especialmente dirigido para todos aquellos amantes de los juegos de puzles o rompecabezas. Para este tipo de jugadores encontrarán en este juego unas 10 horas de entretenimiento aproximadamente. La escalada de dificultad en los puzles es la correcta y la forma de iniciar o hacerse con las mecánicas que se nos ofrecen es sencillo. Tenemos una perfecta alternativa a juegos como Portal, con unas mecánicas no vistas habitualmente en el género. Para aquellos jugadores más exigentes, algunas partes del juego se les puede hacer algo repetitiva por hacer habitualmente el mismo paso dentro de los movimientos necesarios para resolver el rompecabezas. Personalmente considero que la cohesión entre la historia y las mecánicas utilizadas podría estar mejor aprovechada.

Esperamos que os haya gustado todo lo que se ha dicho sobre The Entropy Centre. Estamos seguros de que no os va a defraudar y que pasaréis unos buenos ratos buscando la mejor combinación para seguir avanzando. Si queréis leer alguna de nuestras últimas noticias o análisis de los juegos recientemente lanzados, os invitamos a visitarnos en Área Xbox.

The Entropy Centre

6.9

GRÁFICOS

6.8/10

SONIDO

5.8/10

JUGABILIDAD

8.2/10

Pro.

  • Sencillez para comprender los puzles
  • Jugabilidad limpia y sin problemas de rendimiento
  • Mecánicas no vistas habitualmente

Contra.

  • Puzles repetitivos en algunos tramos
  • Historia del juego mal aprovechada

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Apasionado de los videojuegos desde que tengo uso de razón. Cualquier excusa es buena para sacar un rato y echar un vicio. Siempre pensando en verde.

Entradas relacionadas