Análisis de Warsaw: un RPG táctico con tintes de roguelike

Corre el año 1944 y Varsovia (Warsaw, capital de Polonia) continúa invadida por las fuerzas nazis. Es en este momento, concretamente el 1 de agosto de este mismo año, cuando se produce uno de los mayores hitos en la historia de la Segunda Guerra Mundial: el Alzamiento de Varsovia. Para combatir la opresión, poco más de 50.000 valientes polacos, la mayoría civiles y sin experiencia en combate, se sublevaron con la intención de liberar su ciudad y deshacerse del yugo alemán. 

En Warsaw se narra la historia de algunas de las figuras más importantes de la resistencia polaca bajo identidades ficticias con tal de no herir sensibilidades. Porque, como muchos sabréis a estas alturas, la cosa no acabó demasiado bien.

Warsaw, estrategia y combate por turnos

Warsaw, desarrollado por Pixelated Milk y distribuido por Crunching Koalas, es un título de estrategia y RPG con combates por turnos y gestión de recursos donde cada partida se desarrolla con parámetros que se generan de forma procedural. Es decir, es un juego de estilo roguelike donde cada vez que empecemos la partida tendremos la posibilidad de utilizar de inicio a los personajes que hayamos desbloqueado en las partidas anteriores. Además, cada personaje comenzará la aventura con habilidades aleatorias que, si bien hará la partida más interesante, en muchas ocasiones provocará que la dificultad del propio juego se multiplique. 

Para ir avanzando en el juego tendremos que realizar misiones para liberar poco a poco los diferentes distritos de nuestra ciudad. Cada misión se llevará a cabo durante varios días, lo que nos permitirá ir avanzando en el calendario. Al comienzo del juego, Warsaw nos propone empezar la campaña con una misión en forma de tutorial. Podemos saltarla en cualquier momento pero mi recomendación es hacerla. Es un título muy exigente que resultará muy rudo para los jugadores poco experimentados y, sinceramente, si no haces el tutorial no vas a entender muy bien el juego.

Un mapa de Varsovia muy bien detallado

La aventura se desarrolla a varios niveles, bien diferenciados. Al comenzar una partida (insistimos, es recomendable empezar por el tutorial) se nos presentará una vista cenital de Varsovia. Este mapa detalla las calles de los diferentes distritos y en él deberemos movernos para poder ir desarrollando las misiones. Como curiosidad: los mapas están perfectamente detallados tal y como estaban las calles, plazas y edificios de aquella época en la realidad.

Tendremos a nuestra disposición una cierta cantidad de puntos que se gastarán a medida que vayamos moviéndonos por el mapa. Estos puntos equivalen a los pasos que podemos dar o más bien, hace las veces de un contador de tiempo. Por lo tanto, debemos tener muy claro cómo movernos ya que si el contador llega a cero habremos fracasado en la misión. Para ello dispondremos de unos indicadores en forma de flechas que más o menos nos dirán hacia donde tendremos que ir para completar el objetivo de la misión.

Durante la navegación por el mapa podremos encontrarnos tres tipos de marcadores: soldados enemigos, eventos contextuales aleatorios y cajas de suministros.

Los combates: la verdadera salsa de Warsaw

Los combates son el verdadero aliciente del juego. El marcador de enemigos está representado por unos soldados alemanes y podremos encontrarlos de dos formas distintas: una patrulla estática (que podremos abordar cuando queramos o evadirlo) y otra en forma de vigilancia, la cual detectará nuestra presencia y comenzará el combate sin que podamos evitarlo. En las cajas de suministros podemos encontrar , entre otras cosas, camuflajes que nos permiten pasar por estas zonas de vigilancia sin ser vistos. Mi consejo personal es que siempre intentéis evitar el combate, salvo que sea estrictamente necesario, ya que no proporciona demasiada recompensa y las pérdidas pueden ser irreparables. En Warsaw la muerte de los personajes es permanente y por culpa de un combate innecesario se nos puede ir al traste la partida completa.

Una vez entremos en combate pasaremos a un escenario en 2D donde nos mostrará a nuestros personajes a la izquierda y a los enemigos a la derecha. Las batallas y habilidades de los personajes se desarrollan a través de una parrilla de 8 casillas distribuidas en dos filas horizontales de 4 casillas cada una. Esto marca las posiciones de los personajes y el área de efecto de los ataques y habilidades. Al principio resulta complejo entenderlo si no tienes experiencia en este tipo de juegos pero por suerte el tutorial lo explica bastante bien.

A medida que avanza el juego las mecánicas van siendo más profundas pero al principio son relativamente sencillas de ejecutar. El combate discurre por turnos y tenemos tantas acciones para ejecutar como integrantes haya en nuestro equipo. Además, cada personaje dispone de 3 puntos de stamina que marcan el número total de acciones que puede realizar antes de quedar agotado.

Cuidado con la munición y los suministros

Un ejemplo de combate sería el siguiente: tenemos un grupo de 4 aliados (cada uno con armas y habilidades diferentes) y nos enfrentamos a un grupo de 2 enemigos. Nosotros tendremos 4 acciones para efectuar antes de que acabe el primer turno y los enemigos sólo tienen 2 acciones. Realizamos nuestra primera acción con un personaje, lo que supone que hayamos gastado nuestro primer punto de acción (nos quedan 3) y el primer punto de stamina de ese personaje concreto (le quedarán sólo 2). A continuación es el turno del enemigo. Después nos tocará a nosotros de nuevo y podremos hacer una acción con otro personaje o con el mismo de antes (siempre podremos hacer acciones con el mismo personaje hasta que se le agote la stamina). De nuevo es el turno del enemigo y, como ya habría gastado todos sus puntos de acción nos tocaría a nosotros hacer las 2 acciones restantes seguidas. Después de esto acabaría el primer turno y se repondría un punto de stamina a cada personaje.

Asimismo, a la hora de combatir, deberemos tener muy en cuenta también la munición que tenemos. Cada tipo de arma usa un determinado tipo de munición (hay de 3 clases) y quedarnos sin balas antes o durante un combate va a suponer un serio problema. Podremos encontrar balas y otros objetos de ayuda en las cajas de suministros que descubramos por el mapa, así como obtenerlas de bonificación tras acabar un combate de forma exitosa.

Cuando ganas habilidades nuevas el combate se torna muy interesante pero el hecho de que se trate de un roguelike hace que te encuentres partidas en las que los combates sean muy injustos. Quizás te toque combatir contra un carro blindado y tus personajes no posean las habilidades suficientes porque así lo ha decidido la aleatoriedad del juego. Ten por seguro que en este punto te tocará empezar una partida nueva y esto puede llegar a ser frustrante.

Los eventos aleatorios nos dan mayor inmersión

Otro de los marcadores importantes que nos podemos encontrar por el mapa son los eventos aleatorios. Están representados por un civil ocultándose y simbolizan escenas de la historia donde se nos presenta una situación a resolver. Podremos elegir entre varias opciones y cada una de estas tendrá sus consecuencias, tanto negativas como positivas. Hay que decir que el título, de momento, está completamente en inglés. Así que para los menos duchos en el idioma esto va a suponer un ligero contratiempo ya que hay bastante texto que leer en el juego.

El Cuartel General: El centro neurálgico

Al completar una misión la partida nos devolverá a nuestro cuartel general. El escondite de la resistencia es el centro neurálgico del juego. En este momento entra en escena la gestión de recursos. Es un lugar donde podemos preparar a nuestro equipo para la siguiente misión. También nos sirve para reclutar nuevos soldados a cambio de recursos para dar descanso a los más experimentados. Dispondremos de una enfermería donde curar a los heridos y de un arsenal para gestionar las municiones. Aquí podemos también subir de nivel a nuestros personajes y mejorar sus habilidades. Cabe destacar que hay dos tipos de personajes: los héroes y los reclutas civiles. A los primeros podemos mejorarlos pero los segundos no tienen desarrollo y se usan más para dar descanso a los principales y rellenar el equipo.

Apartado artístico y sonoro a un buen nivel

Tanto en lo artístico como en lo jugable tiene muchas similitudes con otro gran representante del género, que es Darkest Dungeon. En Warsaw nos encontramos con un juego bastante estático, sin grandes animaciones pero con un apartado visual muy bonito. El título cuenta con diseños de personajes y escenarios dibujados a mano muy particulares. Mención especial para la intro del juego que está dibujada a un nivel de detalle que roza la excelencia.

El apartado sonoro, si bien no es un prodigio, cuenta con una banda sonora que acompaña decentemente a las diversas situaciones de la aventura. Es verdad que, a pesar de que la música intenta ser épica en determinados momentos, no llega a ponernos la piel de gallina como debería hacerlo una buena obra sobre la Segunda Guerra Mundial.

Un juego exigente no apto para todos

Nos ha gustado este Warsaw pero no es para todo el mundo. Si eres un amante de la estrategia y los combates por turnos con bastante experiencia en esta clase de desafíos deberías darle una oportunidad. No obstante, tras unas horas de juego, daba la sensación de que siempre estábamos haciendo lo mismo. No es que sea repetitivo de por sí pero le falta algo de frescura. Se trata de un juego bastante exigente y, en determinados momentos, muy injusto. No es difícil de entender pero ese componente roguelike deja al azar muchos elementos que dan la sensación de un juego que no está equilibrado. El hecho de que esté en inglés no ayuda tampoco a los nuevos jugadores. Sin embargo, si te gustó Darkest Dungeon, puede que este sea tu juego.

Si te ha gustado este análisis no olvides que tenemos muchos más en AreaXbox.

WARSAW

19,99€
7

GRÁFICOS

7.0/10

SONIDO

7.0/10

JUGABILIDAD

7.0/10

Pro.

  • Sistema de combate adictivo
  • Apartado artístico muy bello
  • Buena rejugabilidad

Contra.

  • Muy exigente y poco justo con el jugador
  • Completamente en inglés

Entradas relacionadas

Deja tu comentario