Análisis de Gravity Duck

Ratalaika Games tiene como propuesta dentro de la industria de videojuegos llenar nuestras videoconsolas de juegos simples, de plataforma, que puedan ser jugados por todo público por su sencillez en controles y mecánicas, y que además recuperen todo el espíritu retro de lo que fueron los videojuegos en el pasado.

Gravity Duck es justamente eso, un juego de plataformas lo suficientemente sencillo en todos sus apartados como para que resulte ideal para un juego de familia, sin ninguna otra pretención. Encarnamos a un pato al que un Totem le promete hacerlo rico si le trae unos huevos de oro. Este Pato tiene la capacidad de modificar la gravedad y con esta herramienta iremos atravesando un número de niveles.

Fue desarrollado por Woblyware Oy, un estudio de juegos independiente fundado en 2009, que se dedica a crearjuegos con un estilo clásico de Pixel Art refinado con nuevas ideas.

Gráficos

Es un juego en 2D de estilo Pixel Art. Realmente no parece tener la pretención de deleitarnos gráficamente. Al contrario, su diseño es tan sencillo que raya con la falta de emoción o cuidado. Los niveles son bastante pequeños y en ellos encontramos detalles como enemigos, chuzos, o algunos elementos que nos ayudan terminar el nivel.

Tanto el pato que encarnamos, como lo demás sigue el concepto de simpleza que tiene el juego. Las animaciones de movimiento, salto, giro, y muerte son bastante primarias. En general, no es un juego que destaque por su aspecto visual, aunque tampoco es que moleste o incomode. Cumple, muestra lo que debemos ver y no se complica. .

Sonido

Tiene una música que suena a la generación de los 8-bits. Esto la hace atractiva y funcional para el juego. Tiene un corto repertorio de pistas que además se repiten en forma de loop. Lo cierto es que puede llegar a cansar un poco, sobretodo si dedicas sesiones largas o medias a jugarlo, lo que no es recomendable por el tipo de juego.

Los efectos sonoros no tienen ningún tipo de lujo. Funcionan para el juego, y no se proponen ninguna otra cosa más.

Jugabilidad

Somos un pato en un mundo de plataformas. El objetivo: conseguir el huevo dorado. El obstáculo: chuzos, enemigos, lugar inalcazables, etc. Nuestro pato tiene a su favor que puede controlar la gravedad, y esto lo haremos con el botón A de nuestro mando. Nada más puede hacer este pato, a parte de ir hacia delante o hacia atrás. Pero controlar la gravedad será la llave para lograr nuestro objetivo.

La historia del juego, como la de la mayoría de los juegos de plataforma es solo una excusa para abrirnos los niveles y los retos. Sin embargo, se echa de menos que se tomen el trabajo de pensar algo más creativo a que un pato busca hacerse rico en una selva. ¿Para qué dinero en una selva? ¿Un pato viviendo en una selva?

El juego se divide en 4 capítulos, cada uno con un tipo de diseño de niveles que se mantendrá por todo el capítulo. En total tendremos 140 niveles para cursar en los que el único objetivo será conseguir los huevos dorados. Cada nivel es bastante corto y pasarlo dependerá de nuestra habilidad, nada más. Podemos tardar 10 segundos y 5 minutos. Cambiar la gravedad significa para nuestro pato, cambiar el lugar hacia donde cae nuestro pato.

En general es un juego con unas mecánicas muy simples, que por eso peca en tornarse repetitivo a lo largo de sus niveles. Las mecánicas se repetirán en los distintos niveles, aun cuando se hagan un poco más complejos los retos a superar.

Hay un asunto con el movimiento del pato. Ratalaika lo que hizo fue traer un port de móviles a consola. Sin embargo, el control del personaje se siente tosco. A veces avanza más de la cuenta, no reacciona correctamente al pad y esto puede terminar en nuestra muerte, o general parecer molesto

Hay algunas ayudas en los niveles que deberemos usar a nuestro favor, porque nos ayudan, por ejemplo, a cambiar hacia donde nos lleva la gravedad.

Duración

Este juego puede durar bastante poco, 1 hora. Todo dependerá de la habilidad del jugador. Esta no es una gran duración para un juego que tendremos en nuestras consolas. Sin embargo, para el tipo de juego, le queda bastante bien. Aunque, cabe aclarar, que este título no tiene ningún tipo de rejugabilidad ni editor de niveles.

Conclusión

Es un juego de plataformas entretenido y bastante sencillo. Es el juego justo para jugar en familia con los más pequeños. Se puede aprender mucho del universo de los videojuegos con títulos como este, que por su simpleza, cualquiera lo puede jugar.

Para los cazalogros, es sin duda una compra obligada, en la medida en que dispone de un número de logros fácilmente obtenibles. Tiene numerosos defectos, como gráficos y mecánicas tan simples que rayan en lo mediocre. Los gráficos no emocionan pero son funcionales con el tipo de juego, y la música, aunque reptitiva

Nota Final: 5

POSITIVONEGATIVO
Sencillo de jugarSe vuelve repetitivo en jugabilidad, en lo visual y en lo sonoro
Apto para toda la famliaNo tienen ninguna novedad frente a juegos de su mismo estilo
Cazalogros
Apto para niños

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Entradas relacionadas

Deja tu comentario