Análisis de Ooblets: Criando plantas y pequeñines que bailan

Ooblets

Ooblets es el primer título que ha llegado de la mano de Glumberland. Este pequeño estudio indie lleva trabajando en el título desde 2016, pasando por varias fases de desarrollo y un par de versiones de prueba. Con clara inspiración en los juegos de gestión de granja y un estilo visual muy agradable, ¿qué tal le habrá sentado el lanzamiento final al título? Ooblets está disponible en PC a través de Steam y Epic, Nintendo Switch y el ecosistema de Xbox. Por cierto, ya ha iniciado su primer evento temático, el de Halloween.

Una nueva vida con unos nuevos amigos

En Ooblets tomamos el control de nosotros mismos, quienes dejamos atrás nuestro hogar y pueblo para conseguir una vida mejor. Llegamos así a Ciudad Insignia, donde conoceremos a su Alcaldesa y a los ooblets. Allí se nos hará entrega de una antigua y ruinera granja, que iremos remodelando y mejorando. Cultivar, comprar, vender, reciclar, pescar y hacer vida social serán el motor del juego. Sin embargo, el objetivo principal será ayudar a mejorar Ciudad Insignia, cumpliendo las tareas de los otros personajes, sobre todo de la Alcaldesa Tinstle.

Aunque hay algo que no se puede olvidar, y que diferencia a Ooblets del resto de juegos del género. Por supuesto, hablamos de los propios ooblets. Estas adorables criaturas estarán por todos lados. Y sí, los podemos acariciar. Hay varios clubes dedicados a los mismos, pues los hay de todas formas y colores. Con la inclusión de los mismos, el juego toma una doble vertiente, pues no solo tendremos que hacer de granjeros, sino también de criadores de los ooblets, que tendrán su propio progreso. Siempre habrá algo que hacer, y es algo que queremos destacar de Ooblets.

Ooblets, gestión de granjas y peleas de baile

Como hemos comentado, Ooblets combina la gestión de granjas con la crianza de los ooblets. El tener que hacer las dos cosas a la vez, la verdad es que limita un poco ambas. El cultivo y la personalización de la granja palidecen ante títulos más conocidos del género como Stardew Valley o Story of Seasons, Sin embargo, la posibilidad de tener nuestra propia tienda y la exploración hacen de gran contrapeso, además de las tareas. Aunque no haya demasiado que hacer en la granja y los cultivos no tengan tanta profundidad, siempre hay algo que hace en el título.

Por supuesto, el título del juego es Ooblets, así que los mismos son el foco central. Hay muchos de ellos, tantos que incluso tienen su propia enciclopedia. El primero de ellos nos lo darán al unirnos a uno de los Clubes y el resto los iremos consiguiendo al hacer Batallas de Baile. Efectivamente, los ooblets no pelean, bailan. Al vencer, el líder del grupo de baile rival nos dejará su semilla, que podremos cultivar para conseguir a nuestro propio ooblet de su especie. Cada uno de ellos tendrá tres rarezas diferentes, también. Las batallas de baile las realizaremos mediante cartas de acción, como si de un TCG se tratase. No son, en ningún momento, realmente difíciles, pero si lo que queremos es coleccionarlos será una ventaja. Por otro lado, si buscábamos un reto, este juego no lo ofrecerá.

  • Ooblets
  • Ooblets
  • Ooblets

Ooblets se ve precioso y te mete en su clima de calma

Comencemos con lo evidente. Ooblets tiene un apartado visual precioso. El estilo cozy, que combina modelos cartoon con no demasiados polígonos con una paleta de colores suave le dan un aspecto muy característico y que le queda estupendamente a lo que el juego pretende transmitir. Y es que cuando juegas a Ooblets vienes a descansar, a pasarlo bien, a vivir en un mundo bonito. Además, ya que el tutorial lo juegas con el estilo habitual y ahora mismo está en marcha el evento de Halloween, podemos decir que el cambio a nivel visual cuando hay eventos temáticos es notorio, otorgando nueva vida a la Ciudad.

En cuanto al apartado sonoro, en Ooblets tiene una importancia capital. Dado que los ooblets “pelean” mediante el baile, la música es esencial. Sin embargo, aunque los temas son buenos y se complementan genial tanto con las batallas como con la ambientación en el resto del juego, no hay ninguno especialmente memorable. Eso, en un juego con un foco tan grande en el baile, es un problema. No nos malinterpretéis, a nivel sonoro se trata de un juego muy bueno, pero no es sobresaliente en un apartado en que consideramos que debería serlo.

  • Ooblets

En definitiva, Ooblets…

En definitiva, Ooblets es un juego visualmente precioso, con una banda sonora que ayuda a generar una ambientación de calma y con una propuesta muy interesante para los juegos de gestión de granjas. Sin embargo, eso no quita que, precisamente por esa propuesta, los dos sistemas principales carezcan de una gran profundidad y dificultad. Un juego hecho para relajarse y vivir una vida de ensueño junto a los pequeños ooblets.

Ooblets tiene un gran potencial como idea, y que haya empezado ya con un evento temático es un gran paso en la buena dirección. No obstante, este tipo de juegos depende mucho del largo plazo y de sus actualizaciones, por lo que no podemos afirmar al cien por cien cómo acabará derivando. Lo que sí podemos decir es que, en su versión de lanzamiento, es un juego muy recomendable. Por último y como siempre, si queréis conocer más juegos y novedades os esperamos aquí, en Área Xbox.

Ooblets

8

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

8.0/10

Pro.

  • Hay una gran variedad de ooblets que cultivar y criar
  • El poder llevar nuestra propia tienda es un gran añadido a los juegos de granja
  • Que comience desde el día 1 con un evento temático es una buena señal de su futuro
  • Con un estilo artístico muy único y bonito

Contra.

  • Es un juego hecho para tomarlo con calma, para bien y para mal, no presentando ningún reto
  • Tanto el combate como la gestión de la granja pecan de simples
  • No termina de destacar a nivel musical, a pesar de ser las batallas de baile su foco

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Entradas relacionadas