Análisis Kitaria Fables

De la mano de la desarrolladora Twin Hearts llega Kitaria Fables para ofrecernos una mezcla de rpg y gestión de una granja familiar protagonizada por unos curiosos personajes.

El protagonista de nuestra historia es Miaurgan Von Whiskers, soldado gatuno del Imperio, siempre acompañado de su fiel amigo Macarrón. La historia comienza cuando a Miaurgan le encomiendan la misión de proteger Villa Patitas, que ha pedido ayuda al Imperio por los recientes ataques de los monstruos que rodean la zona. Casualidades de la vida, además en este pueblo el abuelo de Miaurgan poseía una granja que tendremos que poner a funcionar de nuevo. Éste análisis se ha podido realizar gracias a un código proporcionado por Pqube Limited.

Una mezcla de géneros apta para todos los públicos

Kitaria Fables toma inspiración de varios referentes del género como podría ser Stardew Valley o Harvest Moon. Es decir; tenemos combates en tiempo real, gestión de una granja, recolección de materiales, mejoras de armas y herramientas, mazmorras, y una trama sin muchas complicaciones. El tono del juego es apto para todos los públicos, visualmente es encantador y muy colorido y su buena localización al castellano es muy apropiada para los más pequeños de la casa.

Las mecánicas de combate son sencillas y cada vez que ataque un enemigo, veremos su rango de ataque antes de recibirlo. Además de disponer de espada, tendremos a nuestra disposición diferentes hechizos y ataques especiales que iremos desbloqueando a lo largo de la partida. La trama principal se va desarrollando a la vez que cumplimos misiones secundarias o dedicamos tiempo a nuestra granja. El juego nos da libertad absoluta para hacer las cosas a nuestro ritmo, como y cuando queramos. Además, todo esto lo podremos hacer en compañía ya que el juego soporta multijugador local para dos jugadores, ideal para compartirlo con nuestra pareja o hijos.

Explorando el mundo de Kitaria Fables

Kitaria Fables ofrece un nivel de detalle visual que sorprende en un juego de su género. El juego nos ofrece un arte en el que llama la atención el diseño de sus personajes y el colorido de sus escenarios. Conoceremos a muchos de los habitantes de este reino animal, cada uno con un diseño encantador, al igual que con sus escenarios, aunque estos sean bastante genéricos: zona de bosque, zona desértica, zona nevada, etc. Hay algunas cosas menos pulidas, tanto las animaciones de personaje como la de los enemigos son un poco pobres, y los efectos de partículas no son nada del otro mundo.

Profundizando un poco más en su mapeado, cada una de estas zonas tiene enemigos únicos y algunos minijefes. Habrá ciertos materiales que solo los “sueltan” los enemigos de una zona concreta, así que es importante saber dónde encontrarlos. Porque sí, el “farmeo” es muy importante, sobretodo para obtener los materiales necesarios que utilizaremos para mejorar nuestro equipamiento. Para obtener estos materiales nos serán de mucha ayuda los portales de viaje rápido que desbloquearemos al explorar cada zona del juego, agilizando mucho el trámite.

El título posee ciclo de día y noche, con lo que tendremos que tener en cuenta ciertas cosas. En primer lugar y evidente, tendremos que regar nuestra cosecha diariamente. También los comerciantes de las diferentes villas tienen un horario de venta al público, y no estarán por las noches. Otro hándicap de las noches es que aparecerán más monstruos y éstos serán más agresivos.

Un título con buenas intenciones, pero algo limitado

Kitaria Fables bebe de varios géneros distintos pero no profundiza demasiado en ninguno, esto hace que se quede limitado en algunos aspectos. Por ejemplo, solo he utilizado la granja para cosechar lo que hacía falta para completar algunas misiones. No es necesario invertir tiempo ni oro en seguir cosechando distintos cultivos. Realmente podemos terminar la historia principal del juego sin apenas cosechar nada más que lo que nos exigen, al igual que tampoco es estrictamente necesario obtener las mejores armas ni armaduras. Viene bien para vencer antes a los enemigos o ser más resistentes, pero no es algo indispensable.

Algo que también decepciona es el apartado sonoro. La melodía principal del título es pegadiza y nos recuerda a la de los jrpg japoneses, el problema es que salvo en contadas ocasiones, siempre suena la misma canción repetida continuamente. Tampoco los efectos sonoros destacan demasiado, siendo estos demasiado genéricos. Por otra parte, el juego abusa de misiones de recadero, del tipo “traéme 10 lingotes de cobre”, tanto en sus misiones principales, como en sus secundarias, que son todas de recolectar materiales.

Otro problema que encontramos es la sensación de que los enemigos van siendo más fuertes según avanzamos, pero de la peor manera. Es decir, avanzado el juego nos encontramos con auténticas “esponjas” que absorben muchos golpes, pero que no tienen tácticas de combate muy diferenciadas de los enemigos de los primeros compases. Es decir, salvo en algunos jefes y minijefes, casi todos los enemigos actúan de la misma forma, haciendo algo repetitivo el combate y por ende, la obtención de materiales.

Conclusiones Kitaria Fables

El título de Twin Hearts, distribuido por Pqube Limited bebe de distintos géneros para ofrecer una experiencia rpg y de gestión de granjas ideal para que los pequeños de la casa se inicien en este tipo de títulos con una propuesta muy amable con el jugador. Gráficamente muy correcto, y de jugabilidad sencilla, con una trama sin muchas complicaciones, pero con una muy buena localización al castellano. El título está limitado en alguno de sus aspectos, pero sabrá entretenernos a poco que nos guste este tipo de género. Como más se disfruta la experiencia es jugando en compañía, ya sea de nuestros amigos, pareja, o lo más ideal, con nuestros hijos. Además, el protagonista es un gato. Si quieres leer más análisis como éste y estar al tanto de toda la actualidad de Xbox, no dejes de visitar nuestra web, Área Xbox.

6.7

Gráficos

7.0/10

Jugabilidad

6.5/10

Sonido

6.5/10

Pro.

  • Ideal para los pequeños de la casa
  • Muy divertido en cooperativo local
  • Visualmente muy llamativo

Contra.

  • Muy limitado en sus mecánicas
  • Desaprovecha algunas mecánicas
  • El apartado sonoro decepciona

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Madrileño y de Carabanchel. Amante de los gatos, la fantasía y la ciencia ficción. Me cuesta no jugar a todo lo que se me pone delante.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario