Impresiones de la Demo de Contra: Rouge Corps. Es todo lo mediano que esperábamos.

Konami se ha atrevido a lanzar un nuevo Contra para la generación actual de consolas, que si bien retoma elementos de la saga clásica, desde el protagonista que es un soldado imbatible, hasta las águilas que recogíamos para mejorar las armas, como también la acción alocada y frenética en combates con muchos enemigos al tiempo.

Sin embargo, Contra: Rouge Corps rompe totalmente con la tradición del juego, ofreciéndonos un juego en 3D con unas gráficas bastante medianas, por no decir, pobres, y unas animaciones que sin duda lo sitúan dentro de los juegos menores producidos por este publisher. Estas son nuestras impresiones de la Demo que ha publicado Konami el 12 de septiembre.

La renovación de los clásicos

Contra: Rogue Corps es definido por el mismo Konami como un twin stick, un juego de acción en tercera persona enfocado en el combate rápido. El director encargado es Nobuya Nakazato, el mismo de CONTRA III: THE ALIEN WARS. Por acá no pinta mal. Sin embargo, una vez inicias el juego, sabes que algo no ha salido bien. Por un lado, un juego como Contra en 3D se siente fuera de su esencia, de lo que fue en sus inicios y por lo que enamoró a sus fans.

El 2D era mucho más que un estilo gráfico, es también parte de la mecánica de juego. El 3D hace sentir al juego arcaico, torpe. Pero hay que decirlo, las gráficas deberían estar al nivel de lo que se espera de un juego de generación actual. Y aunque no son gráficas malas, bien podría pasar por un juego de tercera. Al menos en mi opinión.

En cuanto a los elementos clásicos que se alcanzan a apreciar en la demo, podemos decir que ciertamente un jugador de Contra encontrará elementos familiares, el mismo mundo en 3D intenta recrear los escenarios, enemigos y obstáculos del juego clásico. Y aunque no me parece que haya logrado recuperar la jugabilidad del juego, debemos decir que sí lo intenta.

Jugabilidad en 20 minutos

20 minutos de juego son todo lo que te ofrece la demo. Te pasa por un tutorial donde puedes apreciar las armas básicas que son dos, una ametralladora y un lanzamisiles, unas habilidades especiales básicas. Te enseña a apuntar, saltar (y salta como en el juego original), a recoger algunos objetos que parecen dinero, y las águilas de mejoras de armas.

Estas águilas al contrario del juego original tendrán una duración en tiempo, por lo que muy pronto volveremos a estar disparando con nuestra arma normal. Eso sí, en la demo encontramos una variedad amplia de enemigos y enfrentamos un jefe. Una vez que te acostumbras a su modo de juego, el gunplay se hace entretenido. Pero en general es un juego que no ofrece mucho dentro de los títulos de disparos. Acción, sí, disparos, también. Pero no consigue sentirse como lo que debería ser un nuevo juego de Contra, que tiene un lugar icónico desde su aparición en 1987 para las máquinas recreativas, y más tarde en plataformas como la NES de Nintendo y la MSX 2.

La ciudad destruida como escenario del nivel que jugamos está bien diseñada con elementos que podemos destruir. Sin embargo, no deja de sentirse vacía y tan arcaica como el resto del juego.

Conclusión

Al menos en la demo, sin duda es un juego que nos queda a deber. Yo al menos no creo que me decida a probar su versión completa, que según nos dicen desde Konami traerá muchas opciones jugables que podrán renovar lo que hemos visto. Tendremos que esperar a su lanzamiento para poder apreciar realmente lo que ofrece.

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Entradas relacionadas

Deja tu comentario