Análisis de Post War Dreams

POST-WAR DREAMS es un juego de acción de desplazamiento lateral en 2.5D, ambientado en un EEUU caótico, destruido por las guerras constantes. Fue desarrollado por Pulsetense Games. Su premisa es bastante interesante: el país, y quizás el mundo entero, se ha convertido en un lugar inóspito donde las pandillas son las que mandan. La referencia a Pink Floyd que hace el nombre está justamente en ese sentido de mundo destruido por la guerra y la falta de esperanza que impera en él.

Y no hay nada más que hacer que intentar sobrevivir después del colapso de la economía, el gobierno y la sociedad. Deberemos enfrentarte a milicias fuertemente armadas, pandillas sin ley, calles peligrosas, edificios desolados y búnkeres subterráneos en la búsqueda para escapar vivo de este páramo post-apocalíptico.

Este es un juego que me generan opiniones divididas. Por un lado, es sin duda un juego divertido de jugar, en la medida en que ofrece algo diferente. Su paleta de colores, rústica, sucia, conforman una estética que bien podría ser un sello particular. Pero sus fallos en la jugabilidad y los bugs arrunan la experiencia.

Gráficos

El apartado gráfico de este juego es el claro ejemplo de los riesgos que conlleva la búsqueda de personalidad a través de una propuesta visual que se relacione con la base narrativa del juego. Lo que pasa con Post War Dreams es que por un lado te ofrecen un look original para un juego de plataformas, un mundo diseñado como un basurero, con todo el aspecto 2.5D.

Toda la paleta de colores de este juego llega a ser molesta, con una combinación de los colores marrones y el estilo artístico, el juego se ve un poco borroso y distorsionado. El diseño de fondos deteriorados por la guerra, los edificios, las torres y los rayos, tienen un efecto que pasa muy rápidamente de lo interesante a lo confuso.

Las animaciones de disparos y sangre se sienten bien. De esto no hay queja. Aunque pasa igual que con lo demás del juego, y es que en muchas circunstancias no sabremos que está pasando porque no podremos verlo con claridad. En los momentos en que tenemos conversaciones, es cuando el juego puede lucir realmente feo, porque hace acercamientos que dejan lucir lo sucio de su estética.

Uno de los bugs que tiene este juego es que puede pasarte que mientras juegas toda la pantalla toma un color café ruidoso que a pesar de que puedes seguirte moviendo igual, no podrás ver tus armas ni balas ni entrar al menú. Hay además un problema con el frame rate, que en ciertas situaciones, inexplicablemente, se cae estrepitosamente. Y estamos hablando que lo he jugado en la Xbos One X.

Sonido

La música de este juego está bien hecha. Encontramos sonidos de guitarras distorsionadas que nos ponen anímicamente dentro de ese escenario sucio y destruido de la guerra. La música que suena durante las conversaciones puede ser bastante deprimente, aunque también aburridas, porque las conversaciones se extienden demasiado.

Los efectos sonoros están bien en su mayoría. Encontramos buenos sonidos de disparos y golpes, también suenan bien los rayos y sus efectos sobre nuestro personaje.

El juego no tiene voces, solo textos. Pero los textos además están totalmente en inglés, sin control de idiomas. Uno de los fallos más frecuentes en el sonido es que se pierde la música o hay cambios de volumen repentinos que en verdad pueden aturdir.

Jugabilidad

Post War Dreams es un juego de plataformas de acción en 2D en el que dispones de varias armas de fuego y disparas a tus enemigos para abrirte camino a través de los restos de la ciudad. El personaje principal es un hombre lleno de reflexiones acerca de la vida en ese EEUU devastado por la guerra. Siempre que carguemos el juego escucharemos parte de sus reflexiones.

Plataformas y RPG

En cuanto juego de plataformas tiene sin duda un concepto original. Bien podría tratarse de una especie de Mario Bros versión post apolípsis. Tenemos 5 armas básicas con las que deberemos mantenernos con vida: un hacha, bastante inútil, una escopeta, muy efectiva pero con poca munición, una pistola y un rifle. A lo largo de los niveles encontramos unas cajas de madera que contienen o munición o salud.

En los niveles encontraremos enemigos armados, y obstáculos que varían entre rayos que nos cortan de un solo golpe, torretas, y otras cosas más. No son demasiadas las variaciones ni tampoco será muy diverso el mundo. Un elemento importante que tiene el juego es la inclusión de matices RPG como conversaciones y la posiblidad de tomar decisiones en estas: si respondemos agresiva, neutral o caritativamente. Podemos decidir ayudar o no. Pero lo que pude observar es que muchas veces nuestras decisiones no tienen efecto alguno.

Lo otro que también sucede dentro de estas mecánicas RPG que algunas de las personas que nos encontramos (y no quieren matarnos, ni podemos matarlos nosotros), nos darán unas misiones secundarias. Estas misiones las podremos cumplir si deseamos o no y que no tendrán recomenpensas reales. Este sistema de misiones es posible porque el mapa de exploración del juego, si bien es 2D, no es lineal, podemos ir y venir la mayoría de las veces de un lugar a otro. Aunque a veces será imposible.

Fallos del juego

Aunque tiene una propuesta interesante, la jugabilidad es difícil de disfrutar por varias razones. La principal es el mal diseño de controles que se hizo para apuntar. Demasiado poco intuitivo y torpe. Resulta evidente que no se adaptó correctamente de su versión de PC, porque seguro que con un mouse esto mejoraría mucho.

La cámara se ha acercado sin ningún motivo y no se puede mover. La solución, reiniciar el juego.

Eso en el diseño. Pero no es el único problema. La verdad es que el juego está lleno de problemas técnicos. Más de lo que uno podría perdonar, pasa que la cámara se acerca demasiado y no se puede ver al rededor. Y en definitiva no hay nada que se pueda hacer para cambiar esta perspectiva, a excepción de reiniciar el juego. O pasa que la pantalla se pone de un color marrón extraño, más marrón que siempre, y luego no podemos ver las municiones ni las armas. Ahora supongan que esto pasa amenudo y notarán lo decepcionante que puede resultar para la experiencia de juego.

Duración

Es un juego de corta duración, más o menos unas 3 a 5 horas de juego. La verdad es que por los problemas que da al jugarlo, estas horas pueden hacerse largas y aburridoras. Sobre todo porque pasarás bastante parte del tiempo reiniciando el juego.

Conclusión

Post War Dreams es sin duda un juego que tiene elementos interesantes dentro de los juegos de plataforma, y que pudo ser mucho más de lo que llegó a ser. Los fallos que tienen este juego no solo opacan las ideas innovadoras que quiso exponer. Resultan las más de las veces molestos e incluso pueden tomarse como una falta de respeto para los que se animen a comprar el juego, y para los usuarios de consolas en general.

Se siente que el juego es en definitiva un mal port de PC. El Gunplay poco intuitivo, tosco, hecho para un mouse que no tenemos en consola. Las gráficas con una estética sucia, que muchas veces se vuelve confusa e inapreciable. En general, es un juego que acumula más defectos que virtudes. Y realmente es una lástima, porque en mi opinión, tenía todo para ofrecer un buen juego.

Nota Final: 4

PositivoNegativo
Premisa interesante para juego de plataformasMuchos bugs que crashean el juego
Historias y decisionesGunplay no optimizado para
consolas
Logros fáciles de optener
(si eres caza logros)
Gráficos que terminan viendose
sucios

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Entradas relacionadas

Deja tu comentario