Análisis Solo: Island of the Heart

Una aventura que gira sobre las relaciones amorosas en pareja, y que invita a reflexionar y a responder a partir de nuestras propias experiencias en la vida, una historia que se forja gracias a nuestras propias experiencias, el amor es un sentimiento universal, pero cada uno lo experimenta de manera diferente. Solo: Islands of the Heart explora la temática del amor de manera introspectiva, permitiendo a los jugadores identificarse y reflexionar sobre sus propias experiencias.

El juego te plantea una serie de preguntas iniciales, como con qué género te identificas, y qué personaje se ajusta más a ti. Una vez hecho esto, comienza nuestra aventura.

Gráficos

El juego gráficamente es muy colorido y preciosista, al surgir cada isla el jugador ve al mismo tiempo la belleza de sus colores y sus formas, y así calcular los desafíos que va a suponer superar la isla.

El juego no tiene parche para Xbox One X (tampoco es que lo necesite), un juego lleno de vida con unos colores llamativos que hacen resaltar al juego, sin olvidarse que aquí lo realmente es importa no son los gráficos (como puede pasar en otros juegos).

Sonido

El juego usa unas melodías muy tranquilas y relajantes que sirven como hilo conductor del juego según avanzamos por las distintas islas, la música como no podia ser de otra forma deja el gran protagonismo a la Historia, los efectos de sonido son correctos, con gran protagonismo al sonido relajante de las olas.

El juego esta perfectamente traducido al castellano.

Jugabilidad

La mecánica del juego es bastante sencilla pero todo está en su justa medida. Eso nos permite no desviarnos del camino principal, que es hacernos pensar. Una vez llegamos al primer archipiélago (que en un primer momento es únicamente una isla), encontraremos un faro, el cual debemos encender. Una vez hecho eso, la luz despertará al tótem que haya en la zona, el cual nos espera con una pregunta sobre el amor. Para poder llegar tanto a los faros como a los tótems, el juego nos da unos cubos (lo cuales irán teniendo distintas características) que deberemos mover y colocar de maneras estratégicas para alcanzar nuestra meta.

Cuando alcancemos al tótem, este nos hará una pregunta. Para no influir en la experiencia de nadie (aunque cada uno seguimos nuestro propio camino) no diré nada sobre las preguntas, solo dire que el juego dará tres respuestas y tendremos que elegir cual se adecua más a nuestros sentimientos.

Pero todo en el juego no es perfecto, en ocasiones la cámara nos jugará malas pasadas y esto nos hara en algunas en ocasiones que no podamos colocar bien las cajas, algo que se soluciona fácilmente pero que pasa más a menudo de los esperado.

Duración

La duración no es muy elevada ya que en unas 5 horas lo podemos terminar perfectamente, el juego puede ser rejugable varias veces si lo hacemos con distintos pensamientos en la cabeza a la hora de contestar a las preguntas de amor (por ejemplo pensando en una pareja distinta).

Conclusión

Solo: Islands of the Heart es un título que nos ofrece una experiencia de conocimiento de nosotros mismos a través de un juego de puzles. No sólo nos ayuda a entender mejor qué es lo que sentimos respecto a las cuestiones sobre el amor, también consigue despertar sentimientos en nosotros mismos y emocionarnos. Colorido, calmado y con una estética muy agradable a la vista, es un remanso de paz donde perdernos y tener tiempo para pensar.

No dudes en darle una oportunidad al juego de Team Gotham si quieres un juego distinto y que nos aporta tanto a nivel personal.

Nota Final: 8

Una respuesta a “Análisis Solo: Island of the Heart”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *