Análisis de Pentiment: Una aventura ilustrada

Pentiment es la nueva aventura creada por las manos del talentoso estudio Obsidian Entertainment. El juego fue anunciado durante el Xbox & Bethesda Showcase del pasado mes de junio. Entonces, fue una de las sorpresas del evento, principalmente por su curioso estilo artístico propio de las ilustraciones típicas del S.XVI del que os hablaré en detalle en este análisis. Lo más sorprendente de este juego es el número de personas involucradas en el él, un total de 13 empleados del estudio han dado la vida a este juego. Desde Área Xbox agradecemos enormemente a Xbox España que nos concedieran una copia digital del juego para hacer posible este análisis.

Pentiment se presenta como un juego donde las decisiones y las interacciones que hagamos con el entorno y los diferentes personajes marcarán el futuro de nuestra aventura. Ya que este sistema conforma el esqueleto en torno al que gira el juego. Por suerte, cuenta con un gran número de caminos que tomar en función de nuestras decisiones y sobre todo de cómo seamos como personas. Para no arruinar la experiencia narrativa del juego, se harán las mínimas menciones posibles al desarrollo de la aventura.

Una aventura pintoresca

El protagonista de nuestra aventura es Andreas Maller, un aprendiz de maestro artista de Nüremberg que se encuentra en Tassing. Es un pueblecito de la región de Baviera, en el Sacro Imperio Romano Germánico en el siglo XVI. Nuestro querido artista se encuentra en este pueblo con motivo de la creación de la obra maestra que le permita obtener el título de maestro artista. En el transcurso de nuestra aventura, conoceremos más sobre los secretos que esconde el pueblo, el trasfondo que le damos a nuestro protagonista y el monasterio en el que trabajaremos. Todo ello a través de las interacciones que hagamos con los diferentes personajes que componen esta aventura.

Como nota adicional, el juego se basa en un contexto histórico concreto sin ser completamente fiel a las costumbres propias de dicho tiempo. Por ello, es posible que se vean cambios o variaciones de algunas costumbres o comportamientos propios del periodo histórico en el que se desarrolla el juego. Esto no supone en ningún problema en el desarrollo de la aventura, pues están incorporadas con tal naturalidad que permiten disfrutar de la aventura en todo momento.

Pentiment: Una auténtica obra de arte

Como bien mencionaba al principio del análisis, este juego sorprendió en su aparición durante el evento de Xbox de junio por su espectacular estilo artístico. Algo nunca antes visto en ningún juego y que con total seguridad marcará un antes y un después en su género. Cada escenario que visitamos está hecho cuidando hasta el más mínimo detalle. Dotándolos de tal realismo que da la impresión de estar “jugando” con un libro real. Todo elemento que aparece en pantalla transmite la sensación de haber sido creado a mano y haberse digitalizado para componer tanto los personajes como los escenarios.

Tal es el nivel de cuidado con el que está creado Pentiment que los personajes parecen estar dotados de vida propia. Las animaciones de cada acción que realizan, así como sus expresiones faciales, cuentan con un detalle excepcional; pudiendo identificar las emociones y sentimientos al igual que la forma de ser de cada uno de ellos.

Es curioso observar cómo en función del nivel de educación académica que tengan las personas con las que interactuemos se muestren en los bocadillos de diálogo un tipo de letra más elegante o simple. Obsidian ha conseguido recrear perfectamente en un videojuego un estilo artístico muy especial y característico del centro de Europa durante los siglos XV y XVI.

El detalle está tan llevado al extremo que al salir al menú de pausa para consultar el mapa o las entradas de diario, saldremos de “nuestra lectura” y pasaremos a manejar un “libro secundario” como se haría en la vida real. Ya que sus diferentes páginas estarán escritas a puño y letra con detalles que salgan en nuestra historia, como personajes o ciudades que se mencionen.

Jugabilidad simple pero eficaz

La jugabilidad que nos ofrece este juego es tan simple como eficaz. Gran parte del tiempo estaremos yendo hacia nuestro siguiente destino o simplemente explorando todo cuanto esté a nuestro alcance. Esto se hará haciendo uso de unos caminos demarcados sobre el escenario. Para evitar caer en la repetición, a lo largo del juego se nos presentarán pequeños puzles que resolver, a través de ellos abriremos paso a caminos alternativos o a “misiones secundarias” que proporcionarán mayor profundidad a la historia.

La base sobre la que se sustenta el juego es la toma de decisiones. Durante nuestras interacciones con los personajes que componen el elenco de este fantástico juego estaremos a prueba en todo momento. Una simple contestación puede ocasionar una repercusión incierta en el futuro de nuestra aventura. Es aquí donde se nos pone a prueba, ya que al fin y al cabo, el destino de nuestro protagonista, Andreas Maller; es en parte fruto de cómo seamos como personas.

Al igual que en otros juegos de la misma índole, dependiendo del trasfondo que elijamos para Andreas, podremos contestar en algunas conversaciones con respuestas propias de los atributos que hayamos elegido. Al comienzo de nuestra aventura, conforme nos presentemos a diferentes personajes se nos presenta la opción de otorgar un trasfondo a Andreas Maller. Desde los estudios previos que tengamos hasta nuestras aficiones. Abriendo esto gracias a esto un enorme abanico de respuestas que dar en nuestras conversaciones.

Pentiment es un juego intergeneracional. Al estar concebido para salir en la pasada generación de consolas parte de esa base. Esto podemos percibirlo al movernos a diferentes escenarios. Al entrar a una nueva estancia vemos un efecto en pantalla como si estuviéramos pasando de página en un libro. Esta mecánica en las consolas de Nueva Generación. como así es la versión analizada. hace la función de transición gracias a los rápidos tiempos de carga. Respecto a rendimiento, se desenvuelve a 60 fotogramas por segundo perfectamente estables, proporcionando una experiencia inigualable.

Pentiment: un juego vivo

Otro de los elementos a destacar de este maravilloso juego es tanto su BSO como sus efectos de sonido. La banda sonora que estará con nosotros es completamente propia del momento histórico en el que se ubica el juego. Al entrar al monasterio, si uno de los monjes está cantando, escucharemos con todo detalle tanto el canto como el eco propio de las iglesias. Aunque no solo los escucharemos en esta situación. En otros momentos de la aventura, otros cánticos darán atmósfera a la situación a la que estemos haciendo frente.

Además de este abanico de BSO, los efectos de sonido también son variados y están bien incorporados. En función tanto del terreno que pisemos, como de dónde nos encontremos. Notaremos el pisar con la madera y cómo chirría. En la iglesia el sonido al pisar la piedra, y además el eco propio de estos edificios. En los entornos exteriores escucharemos el cantar de los pájaros, el ladrido de los perros o el viento pasar entre las ramas de los árboles. Una atmósfera especial e inmersiva que resulta simplemente impresionante y es marca de la casa de Obsidian.

En conclusión, Pentiment

Pentiment se postula sin duda como una de las grandes sorpresas de este año. Tanto su perfectamente cuidado apartado artístico como una jugabilidad simple y eficaz además de su gran apartado de sonido, lo convierten en uno de los referentes de su género. Tanto su contexto histórico como su apartado artístico hacen que la inmersión sea total, absorbiéndonos y enganchándonos para seguir la trama que nos presenta. Un sistema de decisiones que no solo marca el futuro de la aventura y el trasfondo de Andreas Maller, sino también desvela el tipo de persona que somos. Y por último, un apartado sonoro que hace que la inmersión que nos da el estilo artístico, nos sumerja de manera total y absoluta en esta gran aventura.

No he encontrado nada negativo o achacable a este juego, todo cuanto hace y propone lo hace prácticamente a la perfección. Cumple con creces con todo cuanto se propone para dar al jugador la mejor de las experiencias posibles. Pentiment estará disponible para Xbox Series, Xbox One y PC el día 15 de noviembre. Recordar que gracias a Xbox Game Pass, estará disponible desde el día de lanzamiento para todos los suscriptores del servicio. Como siempre, si queréis conocer más análisis como estos no olvidéis pasaros por vuestra casa, aquí en Área Xbox.

Pentiment

19,99€
9.5

Gráficos

10.0/10

Sonido

9.0/10

Jugabilidad

8.8/10

Historia

10.0/10

Pro.

  • Apartado artístico sobresaliente
  • Ambientación y trasfondo histórico impresionante
  • Sistema de decisiones digno de los mejores RPG
  • Banda sonora y efectos de sonido impecables y envolvente

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Estudiante. Amante de los videojuegos, motorsport, pop-rock y Brandon Sanderson. Fan de Star Wars, juegos de estrategia y cuaquier frikada.

Entradas relacionadas