Análisis de Megaquarium: una aventura escamosa

Megaquarium es el último título desarrollado por Auroch Digital y distribuido por Twice Circle. Consiste en la gestión y creación de un acuario. Desde el cuidado de los animales, el bienestar de los visitantes hasta el mantenimiento de sus instalaciones. A través de diversos niveles de la campaña iremos adquiriendo los conocimientos necesarios para gestionar desde las peceras más simples hasta grandes tanques de agua donde podremos albergar tiburones ballena o mantas raya entre otros. Desde aquí agradecemos a Auroch Digital que nos confiaran una copia del juego y de la expansión Fresh Frenzy Water.

El motivo principal para traeros este análisis es el reciente lanzamiento en consolas de la expansión de Fresh Water Frenzy. Que añade una gran cantidad de animales marinos de agua dulce, como los siluros o los manatíes. Poniendo a nuestra disposición nuevos items de decoración, nuevos estanques y nuevos equipos de cuidado de los acuarios. Y lo más importante: una nueva campaña preparada para conocer y familiarizarnos con nuestros nuevos amigos acuáticos.

Dentro del juego contamos con 3 modos de juego: la campaña principal, la campaña de Fresh Water Frenzy y el modo Sandbox. En este último podremos crear el acuario de nuestros sueños a nuestro gusto. Las campañas principales ponen a nuestra disposición diferentes dificultades para afrontar nuestro reto. A cada acuario que vayamos desbloquearemos nuevos animales y equipo para poder mejorar y ampliar nuestras instalaciones. No os voy a desvelar nada más, os dejo a vosotros la experiencia de completar cada escenario.

Megaquarium: atractivo y simple gráficamente a partes iguales

Si bien hoy en día estamos acostumbrados a grandes super producciones con una calidad gráfica y artística como son los recientes Elden Ring o el Horizon Forbidden West. No siempre más es mejor, y esto viene a demostrar este juego. A pesar de no ser top gráficamente, la calidad de los modelados y el diseño artístico empleado hace que visualmente sea atractivo para el usuario.

El nivel de detalle de los peces es alto, haciendo zoom lo suficiente como para poder verlos como si estuviéramos nosotros mismos en el propio acuario. Desde los peces más pequeños hasta manatíes o tiburones ballena están creados con mucho mimo y cuidado por parte del estudio.

Los visitantes que tengamos en el acuario así como los trabajadores tienen una estética cartoon muy peculiar. Pues son como «piruletas»: cabezones y con el cuerpo delgado. En cada NPC podemos distinguir algunos rasgos faciales que nos sirven para diferenciar su edad o su sexo. Teniendo desde ancianos hasta niños pequeños observando nuestros peces.

Una música de puro background bien pensada

Durante nuestra travesía a través de los distintos acuarios que vayamos gestionando y salvando de la ruina, tendremos siempre una agradable música de fondo. Siendo nuestra fiel amenizadora y compañera en esta aventura pasada por agua. Cuenta con unos buenos efectos de sonido. Conforme vayamos cumpliendo metas, una alerta sonora nos informará de que la hemos cumplido. Cuando hagamos zoom-in en el acuario, oiremos un murmullo que viene a simular conversaciones entre los visitantes o del propio personal.

Una jugabilidad peculiar

Megaquarium presenta unos controles similares a otros juegos de gestión como Jurassic Word Evolution 1&2. Donde el control principal para moverse por el escenario son los dos joysticks del mando y la movilidad por los menús a través de la cruceta analógica. Aunque no son controles complejos ni liosos, pueden dar lugar a confusión en momentos determinados. Sin condicionar por ello la experiencia de juego.

Uno de los puntos que más me han molestado personalmente es la cámara. Usa una vista en perspectiva que podemos mover pero dependiendo de los giros que hagamos y la posición a la que la movamos, puede producir mareos. Por suerte en mi caso no ha sido algo grave, meramente puntuales pero notables. El zoom-in de la cámara es lo suficientemente potente como para poder observar con detalle la vida que llevan nuestros peces en sus pequeños hábitats.

La interfaz en la que navegaremos es sencilla de utilizar y fácil de hacerse a ella. Con las diferentes direcciones de la cruceta nos meteremos en los diferentes menús. Ya sea el de «Vista General», «Construcción», «Misiones» o «Gestión». En el menú de «Vista General» podremos ver el estado actual del acuario como el nivel de prestigio, investigación activa o los ingresos. En construcción todo lo relacionado con la propia construcción de instalaciones y peceras como de instalaciones para visitantes. Además del mantenimiento del acuario y de las lagunas.

En Megaquarium, iremos progresando en nivel de prestigio, que nos desbloqueará nuevos objetos para nuestro acuario. Además, conforme progresemos, podremos investigar con puntos de ciencia o de tecnología nuevos animales y equipo respectivamente. Podremos elegir entre una selección cuál será nuestra siguiente investigación en función de nuestras necesidades.

Cabe mencionar también que no solo los peces y demás seres subacuáticos tienen necesidades. Deberemos asegurarnos de contar con servicios adecuados para nuestros visitantes. Como papeleras, máquinas expendedoras o una tienda de regalos. Además, deberemos atender en todo momento el mantenimiento del equipo de nuestro acuario, pasado un tiempo requerirá reparaciones, al igual que necesitarán nuestra atención los peces cuando tengan hambre. La limpieza de las instalaciones es importante, ya que aparecerán charcos debido a que algunos refrescos caerán al suelo, siendo parte importante de la imagen del acuario. Deberemos cuidar que contamos con bancos y papeleras para que nuestros clientes puedan descansar y sentirse cómodos. Y evidentemente, disponer de aseos listos para su uso. Pero no solo podremos decorar nuestros tanques, también podremos decorar las propias instalaciones.

Megaquarium nos ofrece decenas de especies a nuestra disposición

Contamos con peces de todos los tamaños, formas y hábitats. Pero no solo peces encontraremos aquí. Tendremos a nuestra disposición crustáceos, cefalópodos, tiburones, rayas e incluso tortugas marinas y manatíes. Las posibilidades de entornos creables son infinitas. Aún así debemos tener en cuenta que cada especie tiene sus propias necesidades, por lo que juntar tiburones de punta negra con adorables tortuguitas marinas no es la mejor de las ideas.

Cada pez u otro animal marino, tiene unas necesidades de confort definidas, como la temperatura del agua, su calidad o algo presente en alguno de ellos, como la necesidad de un entorno con escondites o con vegetación. Sin contar por supuesto la dieta que sea necesaria para ellos.

Algo destacable también es que los animales crecen. Cuando compramos morenas o meros por ejemplo, conforme vayan pasando los días irán creciendo. Esto es algo a tener en cuenta a la hora de colocar nuestros seres vivos, ya que podemos encontrarnos con que el tanque en el que los hemos colocado en primera instancia se queda pequeño. De modo que nos vemos obligados a trasladarlo a un nuevo hogar que cumpla dichos requisitos. Los cuidados necesarios para nuestros animales van desde simples calentadores de agua hasta reactores de nitrato o esterilizadores de luz ultravioleta.

Conclusiones

Megaquarium presenta un juego de gestión que cumple con todo lo que propone en todo momento. Sin ser extremadamente ambicioso, supera las expectativas que desde fuera, parece ofrecer el juego. Cuenta con una gestión fácil de hacerse a ella, donde manejaremos tanto la calidad de vida de nuestros seres marinos como la calidad de las instalaciones que ofrezcamos a los visitantes. Nos ofrece una paleta artística excelente que mejora la estética cartoon que ofrece este juego, con gran nivel de detalle en todos los objetos que tiene el juego. Tampoco podemos dejar atrás la banda sonora que nos acompañará en toda nuestra aventura. Un imprescindible para los amantes de los indies y los juegos de gestión.

Aún así, las únicas pegas achacables a este título es su cámara, que en algunos giros y posiciones puede generar algún mareo y unos controles de navegación que pueden llevarnos a confusión en ciertas ocasiones. Aún así, os invito a darle una oportunidad.

Megaquarium se encuentra disponible para PS5, PS4, Xbox Series, Xbox One y PC. Como siempre, si queréis conocer más análisis como estos no olvidéis pasaros por vuestra casa, aquí en Área Xbox.

Megaquarium

23.99 €
7.9

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.5/10

Jugabilidad

8.2/10

Pro.

  • Atractivo visualmente
  • Un título que engancha
  • Lo que hace, lo hace bien

Contra.

  • La perspectiva de la cámara puede "marear" un poco
  • Controles algo mejorables

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Estudiante de Ingeniería Mecánica. Amante de los videojuegos, motorsport y del pop-rock. Fan de Star Wars, de juegos de estrategia y cuaquier frikada.

Entradas relacionadas