Análisis de YesterMorrow

Bienvenidos al análisis de YesterMorrow, un plataformero indie 2D para un solo jugador que presume de mecánicas de salto temporal. Creado por Bitmap Galaxy. Sigamos la peculiar historia de Yui y salvemos a nuestra familia de la oscuridad eterna. Manos a la obra.

Una aventura que entra por los ojos

Arrancamos nuestro viaje hacia las lejanas tierras de Pueblo Próspero, donde tomamos control de nuestro personaje. En esta pequeña aldea, es donde nos familiarizaremos con los controles, con las mecánicas de movimiento y con los diferentes NPCs. El estilo artístico tiene en cuenta todos estos elementos, permitiendo que los escenarios sean claros.

Será un mundo 2D, pero no deja de ser completo, vasto y admirable.

En YesterMorrow encontramos escenarios detallados, que van más allá del simple Pixel Art, combinando diferentes capas para dar un efecto de tridimensionalidad que añade mucha profundidad al juego.

Siguiendo esa misma tónica, los diseños de los personajes, tanto la protagonista como los NPCs, imitan el estilo plataformero retro pero con la calidad que se puede esperar de un juego moderno. Visualmente, el juego pone el listón alto y deleitará a cualquier jugador que aprecie el género de las plataformas.

Tanto los escenarios de interior como los de exterior mantienen el estilo.

Por añadir aún más puntos a favor, el juego hace maravillas con los diálogos, que son del tamaño adecuado y resaltan de forma correcta, permitiéndonos seguir con claridad las conversaciones. Prosigamos con más aspectos claves de este análisis de YesterMorrow.

¿No oyes eso, Yui?

Si hay una pata de la que YesterMorrow cojea en especial, ese puede ser el apartado sonoro. Seamos claros, la música no está mal, pero deja mucho que desear. Todo apunta a que el equipo ha intentado componer música adaptativa pero se ha dejado la emoción y la personalidad en el camino.

La música adaptativa permite que todos los escenarios o escenas del juego tengan música con transiciones naturales y que acompañen al jugador o jugadora durante su aventura, casi sin que nos demos cuenta de que el audio está ahí. Bitmap Galaxy ha optado sin embargo por diseñar una melodía específica para cada zona, que se repite constantemente cuando esta acaba, intentando imitar el mismo efecto. Las transiciones entre zonas son pobres, una canción simplemente se detiene para dar lugar a la siguiente. Aun así, juzgad vosotros mismos:

Finalmente, si dejamos atrás la «banda sonora» y hablamos de efectos propiamente, el juego lo hace muy bien. Combate, portales, entorno (agua, plantas), sonido al hacernos daño o recibir ataques, gruñidos de enemigos, sonidos de los NPCs, etc. Todos estos sonidos son bonitos, claros, y nos permiten relacionarlos con el objeto que los origina.

Salta, esquiva y corre, ¡corre por tu vida!

Y como no puede ser de otra forma, vamos a analizar la jugabilidad, que es el aspecto más importante de cualquier juego (he ahí el nombre, ¿no?).

Pero como no todo puede ser perfecto, toca hablar de la forma en la que están diseñadas las mecánicas principales, que son dos: movimiento y «combate» (veremos por qué combate se encuentra entre comillas).

El movimiento es la acción que nos permite avanzar y progresar por los niveles. En YesterMorrow, es rápido pero adecuado para poder detenerse a la hora de pensar que camino tomar o que acción ejecutar. Contamos con mecánicas como el deslizamiento que nos permitirá aumentar nuestra velocidad o atravesar pequeños recovecos. Además existen algunas zonas acuáticas, así que los entornos son bastante completos.

Eso si, podemos acariciar a los perros y gatos que nos encontremos. ¿Guau, no?

El combate es prácticamente inexistente. Así es, durante gran parte de la aventura encontramos enemigos normales (arañas, serpientes) y enemigos poseídos por la oscuridad (como los anteriores, pero más rápidos y grandes). Sin embargo, no podemos atacar. Sencillamente no existe forma de matar o eliminar a los mobs que aparecen en nuestro camino.

Únicamente podemos evadirlos, saltar por encima de ellos, o utilizar a algunos de ellos para saltar más alto a zonas que no alcanzaríamos de forma normal. Las mecánicas en este sentido dejan mucho que desear, y hace que estos enemigos estén desaprovechados dentro del juego. De hecho, hasta las animaciones de daño son poco claras, muchas veces podemos morir porque no sabemos que un enemigo nos está haciendo daño.

Algún toque humorístico de vez en cuando para relajar el gameplay.

Por suerte, estas mecánicas se suplen mediante los diferentes retos, puzzles, y desafíos a los que debemos enfrentarnos a lo largo del juego. Aún mejor es la función de salto temporal, pues a lo largo del juego, iremos encontrando portales que nos permiten alternar entre el pasado y el futuro, efectivamente encontrando dos versiones diferentes de cada uno de los niveles. La variedad está asegurada en YesterMorrow, y si no somos capaces de solucionar un reto en el futuro, tal vez seamos capaces en el pasado, donde los objetos estaban posicionados en otro lugar, o viceversa.

Por último merece una especial mención la traducción y localización de diálogos y menús. El castellano es excelente, incluyendo expresiones propias del lenguaje y no meras traducciones. Un gran punto positivo considerando que nos hallamos ante un título que puede considerarse perfectamente indie.

Conclusiones

Puede que YesterMorrow no sea el juego perfecto, pero ¿acaso algún juego lo es? Sus mecánicas son desafiantes y divertidas, aunque pudieran ser aún más complejas. El apartado gráfico es casi perfecto, y por ello, te invitamos a que lo pruebes por ti mismo y comentes si has disfrutado de la historia de Yui, así como de este Análisis de YesterMorrow. Eso sí, como es mejor verlo en movimiento os dejamos con las impresiones de nuestro compañero Moralix.

YesterMorrow

14.99€
7

Gráficos

8.0/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Pro.

  • Estilo gráfico hermoso
  • Jugabilidad rápida
  • Buena historia. Secretos
  • Diálogos entretenidos + buena traducción

Contra.

  • Banda sonora repetitiva
  • Todo el progreso reside en mecánicas para solucionar puzzles (no hay combate)

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Gamer multiplataforma pero apasionado del universo de Halo.
Leo, pico código y cacharreo todos los días.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario