Análisis Tohu, una aventura gráfica peculiar

Tohu menu

Hay veces que nos topamos con juegos que hasta ese momento no sabíamos de su existencia, y si detrás hay un título con buenas ideas como éste Tohu y lo que ofrece nos absorbe por completo, mucho mejor. Estamos ante la segunda obra del estudio polaco con sede en Varsovia Fireart Games, que con este título entran en escena con la suficiente fuerza como para llamar la atención de todas y todos.


Tohu es una aventura gráfica point and click 2D de tintes muy clásicos, y a pesar de que intenta cosas y tiene buenas intenciones, no termina de encajar bien todas sus piezas para formar una experiencia totalmente satisfactoria. Controlamos a La Chica, en su misión de reparar el motor sagrado de su hogar, que ha sido saboteado por un misterioso personaje encapuchado.
Nuestra protagonista tiene una curiosa habilidad, transformarse en un imponente robot, llamado Cubus, para superar esos obstáculos que requieren un plus de fuerza.

Manejando a La Chica podemos hablar con personajes,colarnos por pequeños huecos o trepar. Con Cubus, moveremos objetos pesados para facilitarnos el paso y haremos pruebas de fuerza.

Un extraño y bello universo

La historia del juego nos lleva a recorrer un extraño y bello universo de prodigios mecánicos donde sus habitantes, casi siempre animales, viven en Planetas Pez, (sí, tal cual). Visitando los distintos planetas conoceremos a estrafalarios personajes de los que necesitamos algún tipo de ayuda para continuar avanzando en la historia. Y así, de escenario en escenario, puzzle tras puzzle, vamos descubriendo las distintas localizaciones y situaciones que nos plantea el título.

Lo primero que llama la atención es su apartado visual. Los escenarios de Tohu muestran unas ilustraciones coloridas aunque en tonos apagados, con un estilo muy cuidado, en la línea de una serie de animación infantil. Sus distintas zonas están habitadas por carismáticas y divertidas criaturas, y veremos construcciones, mobiliario y objetos con diseños imposibles.

Las animaciones están cuidadas y muchas de las distintas cosas que vemos en los escenarios están en constante movimiento. También hay una serie de interacciones, por ejemplo hablar con otros personajes, tocar ciertos objetos o abrir una puerta, que nos muestra unos preciosos dibujos en movimiento, acordes con el resto del apartado visual.

Mención aparte para la banda sonora, de Christopher Larkin, suya fue la banda sonora de Hollow Knight, aunque aquí no se luce tanto. Unas melodías muy bien conjuntadas con lo que pasa ante nuestros ojos, éstas no resultan repetitivas ni pesadas, y pegan mucho con el apartado visual, pero no llega a dejar temas para el recuerdo. Los efectos de sonido siempre acompañan las acciones de nuestra protagonista y nos ofrecen unos efectos o voces divertidos, en la línea de lo visto anteriormente.

Una aventura gráfica clásica

Como toda buena aventura point-and-click clásica, en Tohu interactuamos con todo manejando el puntero de un ratón. En este caso se traduce en un movimiento un poco tosco y poco preciso, que falla cuando hace falta ajustar mucho, y no va todo lo fino que debería. Y eso, en este tipo de género, supone un punto negativo para la experiencia del jugador. Otro posible problema es la lentitud en los movimientos de sus personajes, todo se mueve con mucha belleza, pero tardaremos unos cuantos segundos en recorrer un escenario grande de punta a punta.

Más allá de sensaciones con el mando, diremos que como aventura gráfica, le faltan hechuras en algún aspecto clave. Como a veces pasa en muchas experiencias similares, avanzas fácilmente a base de ensayo y error. Pruebas a ver que objeto encaja con qué, y vas descartando posibilidades. La mayoría de veces prestando atención al entorno y a nuestro inventario daremos con la solución correcta. En algunas ocasiones no encuentras del todo la lógica a lo que estás haciendo, y cosas que funcionaban en el escenario anterior en el siguiente no lo hacen, por eso a veces es difícil saber los pasos a seguir. Además, podremos interactuar con casi todos los objetos repartidos por el entorno. Al tener éstos un diseño tan peculiar, nos pueden despistar para descubrir si tienen alguna utilidad para cumplir nuestro objetivo actual.

Échame una mano

Para ayudar al jugador, el estudio ha puesto a disposición del jugador una manera de acceder a unas «pistas» . Éstas nos ayudarán cuando no sepamos que hacer y se resuelve con un sencillo pero efectivo minijuego. Si somos lo suficientemente rápidos y precisos, conseguiremos esa ayuda a veces tan necesaria. Con unas divertidas viñetas se nos desvelará lo que tenemos que hacer paso a paso, y nunca está de más utilizarlo para sacarnos de un apuro. Tampoco pasaremos mucho tiempo en conversaciones con otros personajes ni investigando el entorno. De hecho, no pasamos demasiado tiempo en ningún planeta en concreto, ya que la historia va a un ritmo endiablado.

Casi siempre todo está a la vista y no daremos demasiadas vueltas. Hay algunos puzzles que se resuelven mediante minijuegos, como el de las «pistas», y aquí sí, es todo un acierto. Hacen que que el juego sea más divertido, ya que aportan variedad y hay algunos bastante diferentes entre sí.

Conclusiones finales de Tohu

Tras haber completado la partida en aproximadamente seis horas, podemos decir que en éste título todo es bonito hasta decir basta y es un placer verlo en movimiento. Aunque Tohu tiene cosas mejorables, hay buenas ideas y te atrapa en su propuesta sin que te des cuenta. El carismático y divertido mundo en el que nos encontramos, la variedad de situaciones y la historia que vivimos nos invita a seguir avanzando y llegar al final. Al terminar el juego quedan más sensaciones positivas que negativas, y merece la pena darle una oportunidad si eres fan del género. Si quieres iniciarte en esto de las aventuras gráficas o te llama la atención el apartado visual, creemos que tampoco va a decepcionar. El estudio Fireart Games ha demostrado que son capaces de hacer cosas muy interesantes.


Descubre toda la actualidad y mira más análisis en nuestra web, Área Xbox.





Tohu

7.5

Gráficos

8.5/10

Sonido

7.5/10

Jugabilidad

6.5/10

Pro.

  • Un apartado visual realmente bonito
  • Una historia y universo absorbentes
  • Es como ver una serie de animación

Contra.

  • Control tosco y poco preciso
  • Poca profundidad en las mecánicas
  • Lentitud en las interacciones

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Madrileño y de Carabanchel. Amante de los gatos, la fantasía y la ciencia ficción. Me cuesta no jugar a todo lo que se me pone delante.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario