El Xbox Showcase que necesitábamos

Pasado ya un tiempo desde que se celebrase el Xbox Showcase, y una vez recuperados de la resaca del mismo, creo que es momento de valorar con más detenimiento lo ocurrido el 11 de junio. El hype estaba por las nubes, sin duda era el evento más esperado (seguramente) del año, pero… ¿fue el evento colosal que muchos esperaban? No sé si se trata del mejor evento posible, lo que sí se, es que fue magnífico. Y buena parte de culpa la tuvo el hecho de que Microsoft apostase por un futuro a corto-medio plazo.

Prácticamente, todo lo anunciado en el showcase tenía una fecha ubicada en 2024 como máximo, salvo algunos third party u otros títulos que ya conocíamos de la propia Xbox, y que llegarían este mismo año. A continuación repasaremos los juegos más importantes, pero sobre todo, lo acertado de la estrategia de Microsoft. Hubo menos revelaciones, pero muchas más confirmaciones de lo que está por venir próximamente al ecosistema de la marca. Veámoslo en profundidad.

El “humo” ya es una realidad

Todos recordaréis lo que fueron aquellos eventos previos de Xbox, donde buena parte de sus “World Premiere” se centraban en nombres tan potentes como Fable, Perfect Dark, Indiana Jones, Contraband, Avowed o Everwild. Aquellos anuncios suscitaron un gran interés por parte de la comunidad, y teniendo en cuenta los estudios que estaban detrás, no era para menos. El problema llegaba tras el final de cada tráiler; “otro sin fecha”.

Ya se sabe que cuando uno ve únicamente una cinemática, se trata mas bien un adelanto para entender la dirección que tomará el juego, o al menos contar con una aproximación sobre lo que será el producto final. En el caso de Contraband o Everwild, ni siquiera podemos llegar a imaginar sus mundos, su jugabilidad… no hay referencias de ningún tipo. Supimos que había grandes proyectos en camino, pero nada de esto ilusiona al jugador si no podemos ubicarlos en el tiempo, con un lanzamiento que abarca desde mañana hasta el infinito y más allá. Pero afortunadamente, las cosas han cambiado en 2023.

La decisión de Microsoft en este Showcase no pudo ser más acertada, y es que algunos de esos juegos han vuelto para ofrecer imágenes “in-game” con ventana de lanzamiento en 2024. Buen ejemplo de ello fueron Fable, Hellblade II, o Avowed, este último con un extenso gameplay. Otros juegos como Forza Motorsport o el colosal Starfield (del que hablaré más adelante) hicieron acto de presencia para reafirmar su llegada en 2023. Esta vez hubo menos revelaciones sí, pero a cambio vimos todo lo que se nos avecina a corto plazo, y es maravilloso. Otros títulos third party también contribuyeron a redondear el espectáculo, de entre los cuales destacaría el gran Cities Skylines II o los Persona de SEGA, que llegarán día uno a Game Pass.

Finalmente, buena parte de ese maravilloso humo se hará realidad. Y menuda pinta tiene…

La alineación ganadora de 2024

El presente año se ha convertido en uno de los mejores de la historia en la industria del videojuego. Y entre otros, se debe a lanzamientos tan importantes como Starfield, The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, Resident Evil 4 Remake o Diablo IV. Y si os está pareciendo una locura, me temo que el 2024 se va a acercar bastante, al menos para la comunidad de Xbox.

Hemos abarcado muchas veces, vía podcast incluido, los movimientos de Microsoft en lo referente a las adquisiciones de estudios y otras compañías. La de Bethesda fue sin duda una de las más grandes, quizá la que más antes de darse la de Activision Blizzard King. Sin embargo, con tanto estudio y proyectos nuevos, muchos empezaban a impacientarse por conocer el momento en el que la maquinaria daría el pistoletazo de salida. Pues bien, ese momento ha llegado.

Las principales confirmaciones para 2024 nos dejan un elenco de ensueño; Hellblade II es uno de los grandes que se avecinan. Senua luce mejor que nunca, y a nivel técnico, Ninja Theory promete dejarnos sin respiración frame a frame. Avowed fue otro de los protagonistas del evento. Obsidian ya ha prometido que el resultado final de su próximo juego será muy superior a lo visto, pero lo cierto es que lo que ya conocemos invita a soñar.

¡Microsoft Flight Simulator 2024! Este sí que no lo vimos venir. El mejor simulador de vuelo regresa con un apartado visual aún más espectacular, con mucho más contenido en forma de aviones y helicópteros, así como nuevos modos de juego. En el aire (nunca mejor dicho) quedan juegos como Clockwork Revolution, el genial “Bioshock” de Inxile, el misterioso South of Midnight de Compulsion Games, y Fable, aunque no me extrañaría nada que este último llegue en 2024. Si hay un estudio eficiente, ese es Playground Games.

Las confirmaciones de 2023

El 2024 promete sí, pero no olvidemos que queda aún mucho del presente año, y ojito con lo que está por llegar. Para los meses restantes, el Xbox Showcase nos volvió a confirmar la llegada de grandes títulos a Xbox. Junto a Starfield, destacó el sensacional Forza Motorsport, cuyo apartado técnico nos vuelve a todos locos en la redacción. Lo que hay es lo que se ha mostrado, sin más.

Días después del showcase, pudimos ver más del título de conducción en un evento propio, el Forza Monthly. Llegará a Game Pass el 10 de octubre, con sus ediciones Standard, Deluxe y Premium. Las físicas prometen ser las mejores que hayamos visto en un juego de carreras, acercándonos aún más a la simulación pura y dura. El clima también tendrá buena parte del protagonismo durante las carreras, afectando de la misma forma que lo harán las imperfecciones de la pista. Muchos coches, muchos circuitos, mucho más y mejor de todo, así que no podemos esperar más a ponerle la mano encima a esta maravilla.

Este quizá no sea de la propia Xbox, pero conviene recordar que cuenta con una importante base de fans, más de lo que uno esperaría en su género. Hablamos de Cities Skylines II, cuya primera parte se encuentra en Game Pass en su versión remasterizada. Al igual que la primera entrega, la secuela del famoso city builder llega al servicio de suscripción, y lo hará desde su lanzamiento. Luce mejor que nunca, y además de mostrarse muy pulido a estas alturas, recordad que Colossal Order irá compartiendo diarios de desarrollo para mantenernos informados. Nuevas mecánicas, un apartado visual renovado… ¿Listos para levantar vuestra ciudad el 24 de octubre?

Starfield, el golpe de gracia

Sin duda la guinda del pastel estaba clara desde antes de empezar. Starfield se convirtió por derecho propio en el videojuego más importante del Showcase. Y quiero hacer especial hincapié en la manera de tratarlo durante el mismo, puesto que una vez más, Microsoft supo trasladar a los jugadores un contenido de lo más acertado y de calidad.

Dejando a un lado el tráiler mostrado durante la primera hora de evento, los 45 minutazos que duró el Starfield Direct estuvieron cargados de información. Contando con los propios desarrolladores, hubo una inmensa cantidad de imágenes (todo gameplay) donde pudimos comprobar hasta dónde nos llevará el nuevo universo de Bethesda. La customización de naves, por poner un ejemplo, nos da libertad de crear cualquier cosa que se nos ocurra mediante la unión de sus diferentes módulos.

Por supuesto, buena parte del protagonismo se lo llevó el basto mundo pone a nuestra disposición Bethesda, con infinidad de planetas explorables y un sinfín de personajes y seres que descubrir. El gunplay es otro apartado que contó con la suficiente presencia, así como la variedad de armas y el árbol de habilidades de nuestro personaje. Las posibilidades son prácticamente infinitas. Todo es inmenso y sobrecogedor en Starfield; las naves, los combates, su banda sonora, los planetas… Y no podía presentarse mejor.

Tenía mis dudas, ahora sé que este es el único juego que puede hacer frente a The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom en la bonita lucha por el GOTY. Disfrútenlos, menudo año nos está quedando.

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

He viajado a mundos que jamás creeríais, acabado con enemigos que escapan a todo misticismo. He sentido mi pulso acelerarse con cada batalla, y el suspiro de quien sabe que tendrá que volver a levantarse. Siempre hay un villano esperando y una aventura a la vuelta de la esquina.

Entradas relacionadas