Análisis de Railway Empire 2: una aventura sobre raíles

Railway Empire 2 es la secuela de la saga de gestión y construcción ferroviaria desarrollada por Gaming Minds Studios y distribuida por Kalypso Media. Este estudio es también responsable de la saga de gestión portuaria Port Royale 4. Desde Área Xbox agradecemos a Kalypso Media que nos hayan cedido una copia digital del juego para poder traeros este análisis. Esta segunda entrega viene a mejorar todo lo propuesto en su predecesora para llevarlo al siguiente nivel. ¡Si queréis conocer en qué consiste este juego compren sus billetes y súbanse al tren que arrancamos!

Railway Empire 2: una experiencia de gestión ferroviaria

Al igual que en la anterior entrega, la saga se ambienta en el mismo contexto histórico que tuvo lugar la revolución del ferrocarril: durante la segunda mitad del siglo XIX. En este caso, la aventura se desarrollará en Estados Unidos y en el continente europeo. Todo gracias a multitud de escenarios disponibles para iniciar una partida o a través del modo campaña. Esta última está compuesta de diversos episodios en los que tendremos que superar una serie de objetivos para completar cada escenario que proponga el juego.

Desde el primer momento, deberemos controlar todo. Desde la estación de tren, la rentabilidad de las líneas ferroviarias así como del precio de los bienes que transportemos. Ya que todo influirá en que las ciudades donde esté la estación crezcan en población y tamaño signo de la riqueza que trae la presencia de nuestra compañía en la ciudad. Esto permitirá construir edificios para añadir nuevas fábricas de productos que transportar en nuestros trenes. Aunque no todo lo que movamos serán mercancías. Al interconectar ciudades, empezará el movimiento de pasajeros y correspondencia en nuestras líneas. Datos que podremos ver desde el panel de información de la estación.

Railway Empire 2 nos ofrece multitud de herramientas para la construcción de vías y líneas férreas así como de gestión de nuestra empresa o de la economía de la misma. La construcción de las líneas de ferrocarril es tan compleja como realista. Cuando decidamos construir una vía, deberemos ir avanzando cuidadosamente por el terreno teniendo en cuenta las líneas de nivel. Los trenes no están hechos para subir grandes pendientes. Por ello, optimizar el trazado de la vía es clave para ahorrar costes de construcción y transporte. Conforme nuestra compañía vaya creciendo, podremos especializar líneas únicamente para el transporte de mercancías, pasajeros o mixtas. Esto abre un abanico de opciones a la hora de plantear nuestras líneas para optimizarlas de la mejor manera posible.

Durante nuestro progreso en nuestra partida, iremos acumulando puntos de investigación. Dichos puntos irán destinados a mejoras de eficiencia así como a desbloquear nuevas locomotoras. Estas mejoras de eficiencia engloban reducciones de gastos diversos, como gastos de personal o mantenimiento de nuestros trenes. El progreso tecnológico hará que podamos reducir los tiempos y con ello los costes de nuestras líneas para generar mayores ingresos.

Es aquí donde entra un interesante factor en juego: la compra de acciones de compañías rivales. Porque si algo caracterizaba la primera entrega era cómo la IA iba absorbiendo entre sí a diversas compañías ferroviarias a una velocidad abrumadora. Nosotros tenemos disponible esta opción, cuando tengamos el suficiente número de acciones de otra compañía rival, podremos absorberla. Con ello, todas sus propiedades pasarán a estar bajo nuestra ala.

Un cuidado al detalle excelente

Uno de los puntos más destacables de este juego además de su fantástica gestión, es su apartado técnico. Los mapas de Estados Unidos y de Europa cuentan con un gran detalle a nivel topográfico y visual. El zoom de este juego permite ver con detalle el paisaje del juego. Esto no es un hecho aislado, al acercarnos a observar las ciudades, se aprecia un especial cuidado al detalle. Ya que tanto el modelado de las casas como de los NPC que pueblan dichas urbes están más que bien hechos. Y como es evidente, las protagonistas como son las locomotoras no son la excepción.

La atención al detalle de estos vehículos es espectacular. Si queremos observarlas más de cerca, podemos hacerlo desde la cochera. Donde nos ofrecerán además información sobre la locomotora en cuestión, como cuándo y por quién fue creada o cuándo entró en uso. Todos los escenarios disponibles, que no son pocos, guardan la misma calidad gráfica que si jugáramos en uno de tamaño más reducido.

A pesar de ello, apreciamos ciertos problemas una vez planteamos nuestras vías de tren. El único a destacar es la inexistencia de los pasos a nivel. Cuando una vía atraviesa una carretera, no genera un paso a nivel, sino que atraviesa el camino por encima. A pesar de no afectar al camino, emborrona la experiencia inmersiva creada por el estudio. Además, Railway Empire 2 carece de un plus importante en este tipo de juegos: ajustar el ángulo de la cámara. No es posible inclinar a gusto del usuario lo que no permite en ciertas ocasiones maniobrar con soltura en ciertas operaciones de construcción.

Multitud de modos de juego para pasar las horas

Esta entrega incorpora no solo la clásica campaña por capítulos. Sino también un interesante modo multijugador cooperativo con hasta cuatro jugadores. Ideal para aquellos que quieran empezar una aventura en compañía. Pero lo más destacado es su modo individual. La configuración de los escenarios es muy completa, podemos elegir el tamaño del mapa. Desde un pequeño cuadrante del mapa a un continente entero. Y sí, España (parte de ella) figura en el mapa de Europa. Por desgracia no podemos decir lo mismo de los países latinoamericanos al menos por ahora. No es ninguna locura descartar que lleguen a través de una futura expansión.

A la hora de configurar los escenarios, podremos elegir el número de empresas competidoras, dinero inicial y el personaje que elijamos. En función del personaje, contaremos con ventajas como reducciones de ciertos gastos, descuentos en la construcción de vías, etc. Esto dependerá también del mapa que escojamos para jugar, ya que necesitaremos ciertas características más que otras.

Un apartado sonoro que cumple con creces

Durante nuestra andanada ferroviaria, nos hará compañía una excelente banda sonora con la que pasar el tiempo. Un tiempo que podremos pausar y acelerar hasta x3 por cierto. La música es la clásica de western, su toque de bajo y un ritmo que hará que se nos pasen las horas volando mientras expandimos nuestras redes de ferrocarril por todo un continente. Junto a ella, la acompaña un más que excelente abanico de efectos de sonido, como los que produce el ferrocarril a su paso, el bullicio de la ciudad… Una más que digna variedad y calidad de efectos sonoros para crear una gran atmósfera inmersiva de juego que será la delicia de los más amantes de los detalles.

Conclusión

Railway Empire 2 se corona como una secuela a la altura de su predecesora, mejorando aquellos puntos donde no destacaba como debería trayendo una nueva experiencia de juego. Todo ello gracias a un apartado técnico con gran atención al detalle, un apartado sonoro más que excelente y la experiencia de gestión ferroviaria definitiva. A lo largo y ancho de Europa y Estados Unidos podremos expandir nuestra empresa e interconectar todo cuanto esté a nuestro alcance con un buen sistema de construcción.

Por desgracia, toda luz proyecta una sombra, y este juego no se libra de ella. A pesar de todo lo bueno que tiene que ofrecernos, el uso de ciertas herramientas puede resultar tosco al principio. Esto unido a no poder ajustar el ángulo de la cámara de juego dificulta ciertas tareas de planteamiento de vías. No por ello debéis de echaros para atrás a la hora de jugar este juego, ya que estará disponible a través de Xbox Game Pass, así que os invito a darle una oportunidad.

Si sois amantes de los juegos de gestión y del ferrocarril, este es vuestro juego. Railway Empire 2 estará disponible para PS5, PS4, Xbox Series, Xbox One y PC a partir del día 25 de mayo. Como siempre, si queréis conocer más análisis como estos no olvidéis pasaros por vuestra casa, aquí en Área Xbox.

Railway Empire 2

8.2

Gráficos

8.5/10

Jugabilidad

8.0/10

Sonido

8.0/10

Pro.

  • Una gran experiencia de gestión ferroviaria
  • Calidad gráfica sorprendente
  • Buena variedad de escenarios y modos de juego

Contra.

  • Es difícil adaptarse al uso de ciertas herramientas de construcción
  • La cámara no permite variar su ángulo

Acerca del autor

Entradas relacionadas