Análisis de Boomerang Fu

Todos hemos estado en casa con un grupo de amigos, pensando en ese juego que hiciera de la reunión el espacio perfecto para compartir de tu mayor gusto, los videojuegos. O solo quieres pasar un buen rato. Cualquiera sea el caso, escoger un buen party game no es fácil. Más que nada, porque la mayoría no cumplen todos los requisitos que deben tener para darte la experiencia que quieres. Boomerang Fu, desarrollado por Cranky Watermelon, es, para mi, uno de esos pocos juegos que vas a tener una experiencia satisfactoria.

Para ser más claro, voy a enumerar acá lo que para mi debe tener un buen juego de este estilo, y con esto diré también por qué Boomerang Fu, sorprendentemente para mi, hace parte de este selecto grupo. Básicamente debe cumplir lo siguiente: 1. Ser fácil de jugar (controles), 2. Tener para 4 jugadores 3. Ofrecerte experiencias rápidas pero plenas 4. Ser divertido. No creo recordar por ahora un juego que resulte tan divertido y sencillo de jugar como Boomerang Fu, en el que pueden estar al mismo nivel conocedores y casuals, niños y grandes.

Gana Boomerang Fu para Switch o Steam - HWCol.com

Obviamente Boomerang Fu no es perfecto. Se siente al final que le falta contenido: más personajes, más poderes, y escenarios más diversos, que tuvieran retos más variados. No digo con esto que el juego sea malo, solo que después de varias de horas jugándolo, se notan sus faltas. Hubiera sido interesante, por ejemplo, tener escenarios para desbloquear, o personajes. Pero eso es materia del análisis que sigue más abajo.

El humor viene en forma de frutas

Una de las cosas que sabe ofrecerte Boomerang Fu es su humor que viene desde el diseño de personajes, hasta las animaciones en el combate, que incluyen las animaciones de muerte. Este juego es uno en el que te vas a matar unos con otros pero siendo una caja de leche, o un rollo de sushi, o un banano. Y así.

Entonces te lanzas al ruedo siendo tu comida favorita, para enfrentarte a las otros alimentos, todos equipados con un boomerang y poco más, en un escenario pequeño pero diverso que ofrece bosques que se queman (si los quemas), agua en la que te ahogas (si caes). Lo más gracioso viene ya en el momento en el que estás jugando, cómo se mueven los personajes (alimentos), pero sobre todo, cómo mueren.

Depende del alimento que escojas, tendrás tu propia manera de morir. Si eres, por ejemplo, la caja de leche se rompe a la mitad y deja leche regada. Y los rostros y demás, toda esa animación hace muy cómico el momento. Que además, por ser duelos rápidos, hace que toda su comedia tenga su lugar y funcione.

Six-Player Food Fighting Party Game Boomerang Fu Available Now ...

Duelos rápidos y control sencillo

Una de las razones por las que funciona Boomerang Fu, es porque está diseñado para ser duelos rápidos, rondas cortas. Cumple con lo que cualquier party game debe cumplir para ser entretenido, y es que mantenga la atención de los jugadores sin abrumarlos con un gameplay complicado, o rondas demasiado largas.

Lo que tienes entonces es un juego rápido, en el que siempre tienes algo para hacer, y cuando pierdes, no debes esperar demasiado antes de volver a jugar. Lo otro es que por su jugabilidad es tan sencilla, que te bastarán cinco minutos para aprender a manejarlo, y una partida para convertirte en alguien que domine el juego.

Estas dos cualidades lo hacen un juego para cualquier momento. Si eres un jugador hardcore, puedes encontrar en Boomerang Fu una diversión real, lo puedes pasar bien con amigos, que, por ejemplo, sean casuales, o incluso, que nunca jueguen. Y el éxito está en que todos van a obtener una experiencia satisfactoria. El costo de esto es que sin duda es un juego que no te hará sentarte a jugarlo tu solo por horas, no habrá técnica que mejorar. De hecho, ni siquiera tiene un modo historia que te sirva para desbloquear nada.

Pero esto no lo hace un mal juego, lo hace más bien un juego honesto, que no pretende más de lo que puede dar, y eso es diversión casual como party game.

Boomerang Fu - Release Date Trailer - IGN

A modo de conclusión: tres maneras de morir por alimentos

El juego básicamente se trata de pasar de escenario en escenario liquidando a los otros. Lo puedes hacer todos contra todos, en equipos, o todos contra todos pero con la modalidad de que gana quien tiene más tiempo el boomerang dorado. También puedes agregar bots a los combates, que pueden ser hasta de 6 jugadores. Y tendrán una dificultad variada aunque nunca demasiado exigente.

En cuanto a opciones de jugabilidad, tienes como arma básica un boomerang, que es oficialmente con lo que matarás a tus enemigos, y un golpe con el que no matas pero puedes alejar a tu enemigo, empujar al vacío, u otras opciones más (depende de tu creatividad). El último elemento que falta entre lo básico es la posibilidad de saltar para esquivar a tus enemigos.

A esto le debes sumar que los escenarios tienen trampas mortales: huecos, lagos, palancas que activan trampas mortales, árboles que puedes quemar y liquidar a tus oponentes. Y además de eso, el juego pone varias veces por round en el mapa un bonus que te da un poder al azar. La trampa es que también puede salirte un castigo. El bonus tiene una variedad limitada, pero cada una de las opciones goza de un gran diseño.

Si tomas todos estos elementos, y lo mezclas con lo que arriba he descrito, creo que tienes muchas razones para animarte a comprar Boomerang Fu, siempre que tengas con quien jugarlo. Es un juego que deberías tener si haces reuniones en casa y quieres pasar un buen rato con amigos, familia, hijos, la abuela que vino de visita. Todo el mundo es un público para este juego, pues ofrece un sistema variado, simple, funcional. Además de animaciones muy detalladas y mucho humor.

Quédate pendiente de Area Xbox para más información y análisis

Boomerang Fu

15 Euros
8

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Pro.

  • Divertido y satisfactorio como Party Game
  • Controles sencillos y funcionales
  • Buen diseño de niveles y personajes

Contra.

  • Habría sido interesante tener personajes o escenarios para desbloquear
  • Hace falta que todos los escenarios se sientan con identidad propia

Entradas relacionadas

Deja tu comentario