Análisis de Trailmakers

Construye un coche, un avión, un barco o quizás… ¿un coche acuático volador? Con el constructor intuitivo de Trailmakers, es tan fácil como unir bloques de construcción reales. Lleva a tus máquinas a misiones de exploración peligrosas, compite con ellas en carreras de rally vertiginosas o juega en el modo libre y construye ese aerodeslizador con el que siempre has soñado.

Un juego de construcción y carreras de vehículos, que por momentos me ha recordado al mítico Trackmania Turbo, por supuesto salvando las distancias.

Gráficos

Gráficamente es un juego bastante simple (fademás sin parche para Xbox One X), los escenarios lucen con unos detalles buenos, al igual que los diseños de nuestros vehículos, pero que estropea con unas texturas muy planas o la inestabilidad de los fps hacen que no brillen lo que nos hubiera gustado.

El juego cuenta con multitud de escenarios de todo tipo, muy bien recreados, sin duda lo mejor del juego.

Sonido

‎El sonido del juego funciona bien, con una música simple, pero eficaz sin ser molesta. Y poco más, aparte de unas extrañas explosiones y los ruidos del motor, no hay más que destacar.

Los textos están en perfecto castellano.

Jugabilidad

El modo principal para un jugador se llama Rally, y está representado por una serie de niveles con un sistema de progreso similar al que vemos en los juegos para móviles: nos enfrentamos a una serie de desafíos de dificultad creciente donde podemos consigue hasta 3 estrellas superando los tiempos de bronce, plata y oro respectivamente con nuestro vehículo, aprovechando un sistema de conducción decididamente arcade.

«Realmente el modo Rally nos va a enganchar muchas horas, intentando siempre sacar las 3 estrellas en todos los circuitos»

El juego, sin embargo, quiere ser accesible para todo el mundo, y de hecho para cada desafío propone una especie de tutorial para la creación de un vehículo más que capaz de obtener oro en casi todos los caminos. Cada pieza adicional debe ser pagada con créditos, y los precios a menudo son exorbitantes.

Esto lleva al jugador a repetir las mismas carreras numerosas veces con el fin de obtener suficiente dinero. Lo que al tiempo termina por quita desafío al juego. Obviamente se puede ignorar todo esto y construirnos nuestro propio coche, experimentando con formas cada vez más extrañas en busca del rendimiento óptimo. Pero si el juego en sí ofrece un vehículo ya extremadamente competitivo, ¿para qué intentar lograr algo que tal vez ni siquiera alcancemos ese nivel de velocidad o manejo? ¿Por qué hacer el esfuerzo de conseguir oro para desbloquear las piezas correctas cuando el juego ya ofrece el vehículo «perfecto» para la ocasión?

«Para qué construir un coche competitivo, si el juego siempre por defecto te da el mejor, realmente quita las ganas de construir»

Y con respecto a la gestión mencionada anteriormente, hay que decir que el sistema de control no es particularmente satisfactorio. Aunque la física es bastante realista y reacciona como debería en la mayoría de los casos, la velocidad de fotogramas es muy baja en muchas ocasiones, junto a unos circuitos algo básicos, hacen que la jugabilidad sea menos emocionante de lo que podría haber sido.

Sin embargo, también hay un modo creativo donde desaparecen los límites del modo rally. Aquí se puede construir casi cualquier cosa, sin preocupaciones sobre la eficacia real o la competitividad del conjunto. Robots de 8 patas, aviones de varias plantas, vehículos con ruedas a diferentes alturas, con las diversas piezas todas coloreables y editables en apariencia. El límite, prácticamente, es sólo la creatividad del jugador.

Aquí afortunadamente no hay límites de créditos o número de bloques, y por lo tanto no hay freno para nuestras más locas ideas. Por supuesto, este modo no nos ofrece ningún objetivo en particular, pero para los fans de la creatividad de los videojuegos encontrarán un paraíso.

Duración

El modo campaña nos puede durar alrededor de unas 20 horas, lo cual esta muy bien, pero si ademas le añadimos el online y el modo libre de construcción puede ser un juego casi infinito.

Conclusión

Trailmakers es uno de esos juegos que realmente te permiten hacer lo que deseas, Flashbulb Games ha creado una campaña principal, que contiene hasta 20 horas repartidas en unos circuitos de lo más diversos.

Pero además de la campaña hay multitud de otros modos para sumergirse, todos repartidos a través de numerosos mapas sandbox y multijugador competitivos. Además no creas que con esta versión completa significa el fin del desarrollo para Trailmakers, porque más adelante se avecinan nuevos diseños y piezas para los vehículos.

Si eres de las personas que disfrutan más construyendo los vehículos que conduciéndolos, este juego te va a encantar, si por el contrario no disfrutas con la construcción, en este juego no encontraras un aliciente para jugarlo durante horas.

Trailmakers

29,99€
6.6

Gráficos

6.5/10

Sonido

5.5/10

Jugabilidad

5.8/10

Duración

8.5/10

Pro.

  • Modo creativo alucinante
  • Modo carrera muy completo

Contra.

  • Fps muy inestables y gráficos simples
  • Por defecto siempre nos da el mejor coche

Entradas relacionadas

Deja tu comentario