Análisis de Monochrome Order. Entre el bien y el mal.

Son pocos los jrpg que llegan a Xbox, aunque Phil Spencer en estos últimos tiempos está trabajando para que estos lleguen mas que con cuentagotas. En esta ocasión es el estudio japonés Hit Point el que nos trae este género a la marca de Redmond.

En el encarnaremos a un Arbitrer recién nombrado. Los Arbitrers son los encargados de impartir justicia en un mundo desolado y devastado mediante su espada y una magia llamada Juicio.

Nuestro compañero Passe y yo echando la siesta

Apartado gráfico

Monochrome Order es un juego en 2D con vista cenital y de estilo pixelado. En el tenemos una paleta de colores amplia, lo típico de estos juegos. Tenemos zonas de colores alegres y zonas de aspecto mas desangelado con colores mas apagados.

Encontraremos cofres dispersados por todo el mundo

Apartado sonoro y textos

Del apartado sonoro poco podemos decir. No tenemos diálogos así que toda la historia, conversaciones, etc. se transmiten mediante textos. La música es la típica de estos juegos. Sintetizador en mano, tenemos una selección musical clásica. Solemne cuando nos encontramos en palacio, alegre cuando nos encontramos en ciudades o praderas y tensa cuando estamos entramos en combate o nos encontramos en un lugar siniestro.

Como idiomas tendremos el japonés o el inglés. Como siempre digo, si no sois expertos en alguno de estos dos idiomas es mejor no adentrarse en la aventura puesto que no os vais a enterar de nada. Y es que en Monochrome Order este consejo es mas intenso, ya que la velocidad de las conversaciones está bastante acelerada y prácticamente no da tiempo a leer todo.

Jugabilidad

En el apartado de la jugabilidad no vamos a encontrar sorpresa alguna y es que éste es un jrpg convencional. Lo bueno de Monochrome Order es que como Arbitrers, somos jueces del destino de todo lo que rodea al mundo y tenemos la posibilidad de ser indulgentes o ser unos auténticos cabronazos. Mediante la magia del juicio impartiremos justicia a nuestro antojo y eso le da un plus ya que todo cambiará según las decisiones que tomemos

Por lo demás, es un jrpg por turnos, en el que como siempre, en cada turno podremos atacar, utilizar nuestras habilidades especiales, curar a otros compañeros o cargar para en el siguiente turno inflingir mas daño. La variedad de enemigos es notoria. Los habrá más rápidos, con lo que atacaran antes, mas fuertes y también sanadores.

Los objetos van a ser importantes, ya que mejorarán nuestra resistencia, nuestro ataque, nuestra magia y otros nos servirán para restaurar salud, maná y curar estados alterados. Cómo no, iremos mejorando nuestras skills a medida que vayamos subiendo de nivel, así como ir mejorando nuestras armas y armaduras.

Fuera de lo que es el combate tendremos interminables npcs con los que tener interminables conversaciones. Algunas de ellas estarán ligadas directamente con nuestros «juicios» y otras simplemente sirven para ir conociendo lo que piensan los habitantes del mundo en el que nos encontramos.

Duración

La duración depende de varios factores. Si decidimos hablar con todo el mundo, entrenar o completar los máximos juicios posibles el juego nos puede ocupar perfectamente de 10 a 12 horas. Eso sí, aunque vayamos al grano puede darnos bastantes horas. Uno de los puntos que se agradece es que cuando vamos por zonas en los que nos pueden saltar enemigos, cuales pokemons salvajes, podremos huir del combate sin mas.

Conclusión

No voy a obviar que evidentemente es juego de bajo presupuesto, pero Monochrome Order no ofrece nada que no hayamos visto, incluso añadiendo la opción de ser buenos o unos demonios de cuidado, cosa que cambiará la historia

Gráfica y sonoramente, es lo típico de un JRPG, al igual que el combate por turnos que no ofrece ningún tipo de novedad. Si te gusta el rol por turnos es un buen juego para pasar el rato y guardar en la memoria una historia nueva, eso sí, muy manida.

Nota final: 6

Lo Bueno

La capacidad de decidir como queremos impartir justicia.

Enemigos variados.

Lo Malo

Monochrome Order no innova practicamente en nada.

La historia es genérica.

Los combates son monótonos.

El timing de las conversaciones.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario