Análisis Solseraph

Los Dioses crearon la tierra y los humanos, entonces fue cuando los dejaron que prosperarán y se relacionarán con la naturaleza que los rodeaban. Pero sin embargo no estaban del todo solos, ya que Helios siempre estaba para velar por su seguridad y bienestar.

Como dios Helios tenemos el poder de por ejemplo hacer que llueva y proporcionar un suelo fértil para los humanos o ayudarlos directamente en la tierra. Un cometido que sin duda tendremos que tomar en este juego. Una combinación perfecta entre acción y estrategia.

En el juego encarnaremos a Helios y ayudaremos a las aldeas para que puedan prosperar y ser más independientes. No tenemos que dejar nada al azar, la vida de la humanidad está en juego y nosotros somos su última esperanza, al dios que los ancianos del lugar mandan sus plegarias.

Gráficos

El juego tiene unos gráficos coloridos y detallistas, las partes de acción funcionan con un scroll lateral, se nos muestra primero el escenario principal y los enemigos en primer plano y después un fondo que va cambiando con diferentes árboles, montañas, etc. Algunas veces los enemigos aparecen desde el fondo de la pantalla a primer plano para atacarnos.

Además también tenemos zonas submarinas que están muy bien recreadas, tanto por fauna como en los detalles que muestra en pantalla. Después tenemos la parte estratégica que se nos muestra en pantalla con una cámara aérea, en la que aparecen muchas estructuras, enemigos y efectos.

Decir que tanto el modo acción como estrategia no se resienten en absoluto y funciona muy fluido incluso cuando se juntan muchos enemigos en pantalla. Algo que es de agradecer.

Sonido

La música del juego es muy épica en todo momento, algunas notas nos ha recordado ligeramente a la música de Zelda lo que habla muy bien de este apartado. Además contra jefes finales sobre todo la tensión sube por momentos con una música aún más intensa y cercana si cabe. Los efectos de sonoros de los golpes, gruñidos de los enemigos o cuando Helios para un golpe con el escudo cumplen correctamente sin muchos alardes.

Las voces del juego por otra parte están en ingles pero el juego tiene subtítulos para cuando hablan los personajes en el modo de estrategia.

Jugabilidad

Vayamos por partes ya que este juego tiene bastante miga y al principio puede ser un poco confuso explicar lo que nos puede ofrecer. Bien lo primero es que tenemos dos juegos en uno, es decir tenemos partes de acción y plataformas, por otro lado parte estratégica.

Las zonas de acción tienen gran variedad de enemigos y paisajes dependiendo de la aldea que nos dirijamos. Podemos encontrarnos con bosques, desiertos e incluso zonas nevadas. A todo esto la mayoría de zonas también tienen su parte submarina que podemos explorar, eso sí con cuidado ya que en todo momento nos encontraremos con enemigos.

Tenemos un contador de vidas y a lo largo del juego nos aparecen vasijas que nos sueltan orbes rojos o azules. Los rojos son para recargar nuestra vida y los azules para recargar las flechas para el arco de Helios. Decir que si nos matan en las partes de acción generalmente tendremos que empezar desde el principio.

Este juego es un poco ensayo y error, puede que a la primera no logres pasarte una pantalla pero si estudias los movimientos de los enemigos se te hará mucho más fácil. Incluso en ocasiones no hace falta matar enemigos y puedes simplemente saltarlos por así decirlo. Aunque pueden venirte por detrás así que lo mejor es intentar eliminarlos a todos por seguridad.

Tiene enemigos normales como Orkos, luego enemigos aéreos digamos como son los murciélagos, enemigos acuáticos como pirañas o medusas o gusanos en el desierto. Un poco de todo. Si los enemigos nos tocan o alcanzan con su arma perderemos una porción de vida.

Ahora os explicaremos las partes estratégicas. Digamos que se nos muestra un mapa de forma área al principio seguramente el anciano del lugar aparezca hablando con sus nietos o con el poblado dando algún consejo y pidiendo ayuda a los dioses y a Helios. Los diálogos salen en forma de viñetas y son perfectamente visibles, tiene unas letras grandes que hace agradable su lectura. Podemos pasarlos si queremos.

Después de una breve charla, tenemos un terreno que como cualquier juego de estrategia debemos de tener en cuenta la población total, la madera para construir, la comida y los poderes que puedes usar.

Es sencillo primero empiezas construyendo un par de casas para tener población, luego un aserradero para cortar madera y teniendo esto ya se pueden construir los edificios que queramos. Cada edificio pide un número de madera concreto, tan solo lo seleccionamos en el menú (por cierto muy intuitivo y práctico) y se crea al instante no tenemos que esperar mucho como en otros juegos de estrategia.

Digamos que es más rápido en el sentido de la construcción. En el mapa nos aparecen varias zonas que son los asentamientos enemigos, cada cierto tiempo nos ataca una oleada de ellos y debemos de estar preparados con nuestras defensas. Nos podemos defender con torres de arqueros, templos con magos, estructuras defensivas con maderas afiladas que ponemos sobre el terreno para ralentizar los movimientos del enemigo y mucho más.

Lo básico es que debemos de evitar que los enemigos lleguen a la hoguera de la aldea. Si consiguen llegar 5 veces o quitarnos todas las gemas de vida hemos perdido. Además podemos usar los poderes de un dios, como la lluvia para fertilizar el terreno, truenos para atacar a nuestro enemigo e incluso el propio Helios puede aparecer en escena.

La población creada, Helios y demás van solos no podemos seleccionar unidades y dirigirlas a un punto en concreto. Digamos que si construyes un cuartel las unidades se ponen cerca del camino y atacan a los enemigos. Si construyes un aserradero van solos a buscar madera. Lo que si tenemos que asignar unidades a los puestos que creamos, por ejemplo cuartel, torre de arqueros, aserradero, templo, zona de ganado, etc.

Nuestro objetivo en el modo estratégico es defendernos pero también atacar y derrotar al enemigo. Para ello tenemos que disipar las nubes negras que hay sobre sus guaridas creando un templo cerca y después atacar. Cuando pulsamos en atacar asentamiento nos aparece una zona de acción y debemos acabar con nuestro enemigo, al eliminar todas las zonas guaridas enemigas se nos destruye una piedra maligna en ella esta la guarida final con su jefe correspondiente.

Decir que el nivel de los jefes es mucho más elevado como no podía ser de otro modo que los enemigos normales pero nos da la sensación que la dificultad esta por encima de lo que vemos a lo largo del juego.

En cualquier momento podemos salir de la zona estrategia, saliendo de la aldea y yendo a las nubes. Desde esta posición podemos movernos libremente por el mundo y ver las diferentes zonas, o bien si una zona en concreto necesita de nuestra ayuda.

El juego tiene zonas de plataformas que son sencillas de superar pero claro tenemos que tener en cuenta que están repletas de enemigos, que nos atacan con flechas, poderes mágicos y cualquier cosa que lleven en la mano. Helios se defiende con su espada, flechas e incluso puede esquivar los ataques echándose ligeramente hacía atrás.

Es una experiencia bastante satisfactoria ya que puede que te guste mucho la acción y poco la estrategia o viceversa a lo que el juego te ofrece ambas variantes que se combinan perfectamente y te ofrecen un producto muy completo.

Duración

La duración del juego es de 10-11 horas dependiendo un poco de nuestra manera de jugar nos puede durar un poco más, si no somos muy habilidosos en juegos de estrategia.

Para el tipo de juego que es no está nada mal ya que pasamos la mitad del tiempo en partes de acción y la otra o algo más incluso en partes de estrategia.

Conclusión

Solseraph es un juego muy original que incluye dos variantes muy diferenciadas el modo de acción y el de sigilo ambos se compaginan a la perfección para dejarnos en nuestras manos la vida de los ciudadanos.

No es un juego muy difícil pero tampoco es sencillo, tenemos que estudiar sus mecánicas tanto de los enemigos normales como de sus jefes si queremos avanzar y no desesperarnos.

A nosotros nos ha gustado mucho tanto las zonas de acción como las de estrategia, digamos que si te cansas de la acción te vas al modo de estrategia y viceversa. Puedes estar mucho tiempo en el modo de estrategia, ya que engancha y se hace muy ameno de jugar.

Nuestra recomendación es que si tenéis la oportunidad lo probéis ya que el juego tiene una propuesta atractiva y además cumple bastante bien en sus dos apartados.

Nota Final: 7,6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *