Análisis Minabo: Más grande de lo que piensas

Minabo

Minabo no es solo un nombre muy gracioso para un videojuego, también es el más reciente título de Devilish Games. Este estudio indie español nos dejó en su momento joyas como “Path to Mnemosyne” o “Orinike”. Sin embargo, en esta ocasión se han pasado al género de simulación de vida. Minabo es su gran apuesta, lo que se habían estado trayendo entre manos desde hace tiempo. ¿Dará la talla? Comprobémoslo en este análisis. Minabo está disponible para PC, Nintendo Switch y los ecosistemas de Playstation y Xbox.

Minabo tiene mucha diversión por ofrecer

Minabo, el juego que ha estado en boca de todos, se presenta como un simulador de vida. En él, tomaremos el papel de un pequeño nabo que irá creciendo como y cuando nosotros queramos. Podremos ponerle el nombre que queramos y, poco a poco, ir viviendo su vida hasta el momento de su muerte. Tu vida empieza cuando brotas de la tierra, el tiempo pasa con cada paso que das y tú decides a qué ritmo caminas en cualquier momento. El juego consta de dos modos principales: El Modo Misión y el Modo Libre.

El Modo Misión, como su nombre indica, consta de un gran número de misiones que deberemos cumplir mientras vivimos y crecemos. Las misiones van desde conseguir amigos, tener descendencia, adoptar alguna mascota o vivir una cantidad concreta de años. El Modo Misión parecer poca cosa, pero se trata de un modo muy desafiante y entretenido. Al completar 5 misiones se nos desbloqueará el Modo Libre. El Modo Libre nos permite, sencillamente, vivir nuestra vida. Sin restricciones, tal y como queramos. Y cuantas veces queramos. Minabo está preparado para grandes desafíos y también para jugar tranquilamente con él.

  • Minabo

Interacción en Minabo: Original, pero repetitiva

Para Minabo las relaciones lo son todo. La jugabilidad se centra en cuatro botones, que serán los que marquen cómo nuestro nabo interactuará con otros. Tres de ellos serán para solicitar Contacto Físico, una conversación para ganar Intimidad o un gesto para reforzar el sentimiento de Pertenencia. Todos ellos actuarán como barras de progreso que se irán vaciando con el tiempo, y que tendremos que rellenar para poder vivir más y mejor. De hecho, cómo gestionemos estas tres estadísticas marcará el devenir de nuestro nabo y sus posibilidades de intimar en el futuro. Según cómo interactuemos, nos convertiremos en adultos responsables y generosos o en adolescentes acomplejados, por poner un ejemplo.

El cuarto botón, por su parte, nos permitirá avanzar, física y temporalmente. Sin embargo, hay un gran pero con esto. Salvo un pequeño minijuego de “Piedra, Papel o Tijera” cuando nos crucemos NPCs con gorros y la variedad en las misiones, lo cierto es que estaremos haciendo lo mismo durante todo el juego. En cuanto a gameplay viene más bien limitado, Minabo. Un gran esfuerzo, pero se habría agradecido más variedad de acciones.

Minabo dice que el contacto físico es necesario para tener pareja y descendencia. Cada interacción tendrá una probabilidad de acertar o fallar, que se nos mostrará con una gráfica circular en rojo y verde. Si acertamos muchas interacciones seguidas con otros nabos que no sean nuestra familia formaremos vínculos. Amigos, mejores amigos y, finalmente, activaremos un pequeño evento en que deberemos caminar al unísono y acabar siendo pareja. Este evento se activa con el comando de “Contacto Físico”, mismo que hará falta para tener descendencia una vez el romance es más estrecho. Los hijos, eso sí, vendrán ya con nombre asignado, no podremos decidirlo. En definitiva, Minabo tiene como objetivo crecer y crear descendencia.

  • Minabo

¡Pero el sombrero es nuevo!

Minabo es muy bonito a la vista. El apartado artístico, utilizando las ilustraciones en 2D con ese toque acuarelado de cuento infantil le viene como anillo al dedo. Al mismo tiempo, el HUD es visualmente muy elegante y no choca en absoluto estéticamente. Una de las mejores cosas del juego, sin duda. El apartado sonoro es más bien limitado, pero la canción principal acompaña como toca.

Aunque lo que más nos llamó la atención de Minabo es que también se pone elegante para la ocasión. Hay algo que hará diferente cada una de nuestras partidas, nuestro sombrero. Habrá una gran variedad de ellos, que iremos ganando mientras jugamos y que nos permitirán una inesperada personalización. Jugando acabaremos emulando al Sr. Smithers en Los Simpsons y diciendo su mítica frase: “¡Pero el sombrero es nuevo!”.

  • Minabo
  • Minabo

En definitiva, Minabo…

En definitiva, Minabo es más grande de lo que parece. Aunque, eso sí, una vez le das un par de probaditas te puedes hacer una idea de lo que tiene para ofrecer. Se trata de una experiencia divertida y muy social, pero también algo repetitiva en el tiempo. Pero, eso sí, el sombrero es nuevo.

Normalmente solemos dar una duración aproximada, pero en el caso de Minabo depende de quién esté probándolo. Puede durar apenas unos pocos minutos o puede hacerse infinito, pues tiene una rejugabilidad digna de mención. Por último y como siempre, si queréis conocer más juegos y novedades os esperamos aquí, en Área Xbox.

Agradecimientos a Devilish Games y Selecta Play por la clave y a Tina (Cristina Martínez) por contribuir con la elección de los nombres de los nabos de este análisis.

Minabo

6.8

Jugabilidad

5.5/10

Apartado gráfico

8.0/10

Sonido

7.0/10

Pro.

  • Sistema de interacciones novedoso
  • Gran sentido del humor
  • Rejugabilidad casi infinita
  • Estilo artístico precioso

Contra.

  • Gameplay algo repetitivo
  • Muy básico en cuanto a las acciones que podemos llevar a cabo

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Entradas relacionadas