Análisis de Foregone

Para Foregone, que no dejes de morir parece ser primordial. Si hace unos años era impensable que fuéramos capaces de perder tantas vidas en los videojuegos, desde el nacimiento y propagación de los Souls-Like perecer en el intento es una constante recurrente. Y lo cierto es que nos encanta. Demostrarte a ti mismo que eres capaz de todo al superar todos los enemigos y obstáculos te divierte, cosa que genera endorfinas positivas para tu organismo. Algo que deriva directamente en bienestar propio. ¿No parece contradictorio? ¿Cómo la frustración inicial puede convertirse en placer?

Para la obra del estudio Big Blue Bubble, es una necesidad que mueras. Lo cierto es que en los primeros compases del juego me sentía un pro player en toda regla. Más de 20 minutos sin morir en un título del género, ¿habían evolucionado mis dotes? Realmente no, (o sí pero no es el caso) realmente el juego establece una curva de dificultad medida para brindar al inicio un aire de «tutorial».

Y en esos minutos iniciales aprendemos progresivamente las habilidades y acciones que usaremos. Todo esto da paso al contenido principal de la obra. Como si de un felino encerrado en una jaula que de repente es soltado se tratara.

Somos la primera inquisidora, salvadora de Calagan

La salvación de Calagan

Porque en Foregone historia y contexto quedan relegados en un segundo plano. La premisa es interesante. Nos encontramos en Calagan, tierra próspera y muy avanzada tecnológicamente que durante años se ha sumido en la autodestrucción y que al final se ve asediada por el ejército invasor de otra región. Nosotros somos una de las creaciones de la primera inquisición, una suerte de super soldados creados para repeler el ataque y defender los últimos vestigios de la civilización.

Así es como empezamos nuestra aventura, con el fin de encontrar los proyectos secretos del ejército invasor y destruirlos. Éstos, son jefes finales de zonas que nos pondrán las cosas muy difíciles, amén de la dificultad propia de la obra.

Por desgracia, el contenido narrativo se resume a esta introducción en su totalidad, y lo que podía haber sido una epopeya con tintes épicos pierde fuelle y fuerza al ser una obra no reforzada en su aspecto narrativo.

Golpes y esquivas

Los escenarios nos sitúan a veces en zonas cerradas repletas de enemigos

En contra, y por suerte, la jugabilidad asume el papel principal en el título, tal y como anteriormente se ha mencionado. Foregone es un plataformas de acción 2D, con un apartado artístico que irremediablemente recuerda a Dead Cells. Eso significa pixel art colorido y lleno de detalles, con estética retro de antaño.

También en los movimientos y la relación riesgo- recompensa recuerda al título de Motion Twin, sobretodo en la obtención de gemas y monedas cuando liquidamos a un enemigo. Aún así, al menos en Xbox One S, se nota cierto delay en el imput pad, algo que afecta al sistema de saltos y movimiento, haciendo que Foregone esté un peldaño por debajo en la relación comparativa con otros exponentes del género.

Aún así, contamos con un catálogo de habilidades reducidas pero funcionales. Tenemos salto y doble salto, deslizamiento lateral, ataque básico, ataque secundario y habilidad asignada. Éstos tres últimos dependen directamente de las armas y núcleos que nos encontremos, otorgando a nuestro personaje desde ataques rápidos o pesados con espadas, curaciones y ataques especiales, y armas a dos manos a proyectiles de larga distancia y escopetas.

Un combate dinámico con armas versátiles

Las armas que vayamos encontrando en la aventura tendrán sus propias características, y será junto la potenciación de habilidades propias mediante el uso de las gemas, los factores que diferenciarán a nuestro personaje y sus puntos fuertes.

La mejor preparación para la batalla

Hacer un buen uso de nuestras gemas y escoger el equipo ideal para nuestro estilo de juego, será algo fundamental para superar a los enemigos en el título. Y creedme, no nos pondrán las cosas fáciles. Los entornos presentan variaciones entre espacios abierto y pasillos que nos dejan a merced de horas que nos atacan a distancia. El diseño de niveles es notable con ésta alternancia, algo que nos lleva a tener que pensar constantemente en nuestras opciones de ataque.

En los jefes finales de zonas, esto es algo que resulta aún más pronunciado, y que nos llevará a morir y reintentar la batalla hasta que nos aprendamos los patrones del enemigo y efectuemos nuestras acciones correctamente. Sin duda, el pilar fundamental de la obra. Remitiéndose al principio del análisis, es este propio aprendizaje y evolución el que nos aporta la felicidad y las ganas de continuar intentándolo.

Al morir, viajaremos al nexo, dónde podremos recuperar la mitad del botín perdido en nuestra muerte, activar las habilidades del árbol de ranuras anteriormente comentado y vender y mejorar nuestro arsenal. Por todo, cada nuevo intento nos hace sentir más fuertes y preparados, y es un gusto repasar zonas en busca de un mejor botín y recompensas que mejoren nuestro estatus.

En el inventario de armas podremos comparar entre artículos

Tanto enemigos como diseños de las zonas presentan una estética cyberpunk y decadente que enlaza a la perfección con el sentido catastrofísta del título. Unos y otros presentan una notable variedad de paletas, tanto en composición como en mecánicas y estética. Es de agradecer que durante el transcurso del videojuego se nos presenten tantos momentos de reto distintos y diferenciados.

El resultado

El portal del nexo nos llevará a los portales desbloqueados

Big Blue Bubble nos presenta una obra muy sólida. Cierto que hay matices por depurar para que Foregone resulte un imprescindible, pero es un primer paso a algo magnífico. Si la desarrolladora es capaz de escuchar al público y trabajar en los puntos en los que la obra flaquea, podemos tener uno de los mejores juegos de acción y plataformas 2D con tintes roguelite en el futuro.

En cuanto al título que nos ocupa, sigue siendo un producto muy recomendable, que nos dará horas y horas de diversión y superación personal. Quizás el no perfeccionamiento de los controles y su respuesta de movimientos y la ausencia de una mayor carga narrativa separan al título de ser un imprescindible, pero aún así, esto no hace que dejemos de estar delante de un videojuego notable. Matar o morir, esa es la cuestión.

Estamos en Opencritic donde puedes encontrar este y otros de nuestro análisisOtros análisis que pueden interesarte en nuestra web.

Foregone

29,99
7.7

GRÁFICOS

8.0/10

SONIDO

7.5/10

JUGABILIDAD

7.5/10

Pro.

  • Repetir y repetir para mejorarte...
  • ...y mejorar al personaje, es adictivo
  • Estética muy lograda con su decadencia en el diseño

Contra.

  • Le falta pulir ciertos movimientos
  • Puede llegar a ser frustrante si no eres muy amante del género o masoquista

Acerca del autor

Web | + Ultimas Entradas

Entradas relacionadas

Deja tu comentario