Battletoads,el arte del multigénero

En la década de los 90s, Rare crearía un juego que se convirtió rápidamente en un clásico instantáneo. Battletoads, nacía como un juego a priori beat ‘em up donde tomaríamos el control de tres ranas que tenían un estilo y apariencia únicos. Con una corte mucho más macarra y humorística llegaría una primera entrega que sacudió muchos conceptos del mundo del videojuego.

Catalogar a Battletoads dentro de un género es algo sumamente complicado. Como decimos, aunque en un principio nace como un  juego puramente de acción, la realidad es que la joya de Rare era mucho más. Ya en esta primera entrega encontramos muchas escenas que lo convertían en un título único. Gracias a sus complejos minijuegos, nos adentrábamos en un juego que proponía muchas opciones al jugador y un entorno cambiante. Algo realmente especial en la época, y que a día de hoy sigue sorprendiendo.

ARCADE BEAT EM UPS: Battletoads [1994] (Rare) - YouTube

La magia de la sorpresa

Lo más sorprende de esta saga, se encuentra en la facilidad en la que entremezcla géneros sin que rompan la continuidad del juego. Ya en el juego original era normal pasar de una fase completamente de acción a vernos transportados a un entorno de puras plataformas o bien fases tan míticas como las de sus motos voladoras.

Todo esto fluía dentro de un juego que no dejaba de sorprender y que si analizamos el mercado actual cuenta con muy pocos competidores o ninguno dentro de este multigénero. Esto es algo que ha quedado patente con el último lanzamiento de la franquicia.

Battletoads - Review

En este punto quiero resaltar varias cosas, lo primero de todo es que no estamos ante un juego perfecto. Pero también debo destacar que dudo mucho que estemos ante un lanzamiento que no pueda alcanzar más de un 6 de puntuación. Battletoads, sigue contando con la misma esencia que transmitían los primeros lanzamientos de la serie. Y ojo, puede que su estética no sea la misma, de hecho aquí es donde más se puede criticar a este nuevo juego, pero la realidad es que Battletoads es mucho más que unas ranas macarras. Y es que, Battletoads ha sido y es revolucionario a su manera.

Una vuelta a lo clásico

Recientemente tuve la oportunidad de disfrutar de su modo historia en cooperativo local y poder finalizar su aventura. Y he de decir que ese ritmo de sorpresa sigue estando más que presente. Hay momentos en los que simplemente quieres dejarte llevar por sus minijuegos. Ya que son estos los que hacen brillar a un título que no se ha conformado nunca con ser un juego convencional.

En un momento de la aventura, pasé tanto tiempo haciendo cosas diferentes, que cuando volví a combatir me costó acostumbrarme de nuevo a sus mecánicas. Creo que esto es una definición perfecta de lo que logra hacer esta saga.

Cabe destacar, que todo esto viene aderezado con una alta dosis de dificultad, que puede llegar a frustrar a algunos jugadores. Pero como digo, este lanzamiento es un Battletoads, por lo que conserva toda la esencia que hizo que muchísimos jugadores nos quedásemos prendados por este grupo de ranas.

Mucho más de lo esperado

Era esperable que esta nueva entrega tratase de conquistar a los jugadores más veteranos gracias al efecto nostálgico de poder volver a controlar a estos míticos personajes. Y bueno, es cierto que intenta hacerlo en algunos compases de la aventura, apoyándose en viejos personajes y mecánicas, pero también sigue creando y reinventando su propio estilo.

Hacía muchísimo tiempo que no jugaba a un juego tan variado como es este. Cada uno de sus minijuegos propone nuevas mecánicas y hace que el jugador tenga que esforzarse para seguir adelante. Consigue que todo esto case con lo que sucede en la pantalla, lo cual suma aún más valor a la producción.

Las claves del regreso de Battletoads

Puede que muchos jugadores piensen que no es tan complicado, pero la realidad es que dudo que podamos encontrar muchos más exponentes del multigénero como es el caso de la franquicia Battletoads. Un punto a tener en cuenta, es que aunque su estética haya cambiado y se haya adaptado a los gráficos modernos, en definitiva estamos jugando a un juego de los 90. Lo mejor de todo esto, es que a día de hoy Battletoads sigue siendo endiabladamente divertido. ¿Será por algo no?

La influencia de la prensa

Dicho esto, aprovecho para cerrar este artículo con una pequeña reflexión. Somos muchos los que antes de comprar un juego siempre consultamos las notas y análisis de diversas webs. Nos hemos acostumbrado a vivir en un mercado donde un 6 es poco menos que una bazofia. A su vez, nos estamos acostumbrando a seguir a webs como metacritic y ver cual es la nota media que tiene un videojuego. Estos dos elementos pueden ser un valor muy nocivo para el jugador. En lo personal, he jugado a juegos que rozan el sobresaliente de media y no aportarme nada, y en otras ocasiones disfrutar como nunca juegos con valoraciones mucho más mediocres.

Este mismo juego, Battletoads, cuenta con una valoración media de 7,2. Una buena nota, pero nada realmente destacado en los tiempos que corren. Eso sí, si miramos con detenimiento, nos encontraremos varios análisis que puntúan a este juego con un 6 o incluso menos. En definitiva, no hay nada mejor que probar uno mismo aquellos juegos que le llamen la atención y no dejarse llevar por las etiquetas de la prensa. Sin más, espero que os haya gustado este pequeño artículo, recordad que tenéis muchos más justo aquí.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario