Análisis Animus: Stand Alone

Animus: Stand Alone nace como juego para móviles, y eso se nota en el juego. Olvidaos de un mundo abierto, el juego tiene una serie de niveles de corta duración, de entre 5 y 10 minutos, en los que nuestro único objetivo será acabar con todos los enemigos que salen a nuestro paso para terminar luchando contra un jefe final.

Al igual que Dark Souls, aquí también moriremos cientos de veces, por lo que no penséis que va a ser un paseo, sino todo lo contrario.

Gráficos

Gráficamente, Animus Stand Alone no es un juego bonito, con una paleta de colores mate, unas texturas muy simples y planas, las enemigos tiene un buen diseñado y el juego se mueve perfectamente, no tiene parche para Xbox One X por lo que es una pena ya que acostumbrado a jugar a resoluciones 4k se nota bastante volver a juegos con resoluciones más bajas.

Escenarios pequeños, bastantes pasilleros y con pocos enemigos en pantalla, aunque cumple sin grandes alardes.

Sonido

La música llega con temas bastante épicos, y cumplen perfectamente con su cometido, los textos en pantalla están traducidos al español.

Jugabilidad

El combate es bastante divertido, es un esquivar alrededor de los enemigos para conseguir unos toques efectivos, mientras tratamos de aprender los distintos patrones de ataque del enemigo ,y eso a veces es un verdadero reto, como fueron mis 100 intentos de matar a un Samurai gigante.

Nuestro personaje subirá de nivel y podremos invertir los puntos de habilidad en mejorar la barra de salud o de aguante, entre otras virtudes. Para los ataques se usan dos botones para ataque normal o fuerte, con los correspondientes combos a realizar según el orden que los pulsemos y el arma equipada.

La gestión de nuestro inventario es lo más importante del juego, que armas o armaduras utilizamos y en cómo las subimos de nivel con los recursos que obtenemos. Cada arma tiene sus ventajas y desventajas, como la velocidad de ataque o la fuerza, y según nuestro estilo de juego usaremos una u otra. En cuanto a las armaduras, tenemos piezas para el torso, la cabeza, las manos o las piernas con multitud de habilidades distintas como para dejar a nuestro personaje a nuestro gusto.

Durante los niveles siempre tienen la misma estructura, básicamente es un mapa lineal con algunos enemigos sencillos, una estatua que hace de punto de control y un enfrentamiento contra el jefe final que resultará todo un desafío. Si fallamos en el intento podemos optar por salir del nivel o regresar al punto de control para volver a intentarlo, aunque lo mejor siempre es subir de nivel para poder terminar con el jefe final.

En la variedad esta la clave de la adicción, y aunque los niveles resultan demasiado similares entre sí, el ir desbloqueando nuevas armas y subirlas de nivel hace que siempre queramos echar una partida más, ya que además son bastante cortas. Donde quizá sacará de quicio a más de uno es en su excesiva dificultad, obligándonos a farmear en exceso, con jefes finales injustos que solo derrotaremos con fuerza bruta cuando vayamos sobre dopados de nivel.

El punto negativo del juego es el excesivo farmeo que debemos realizar, totalmente excesivo junto a unas físicas un tanto erróneas.

La variedad de enemigos es muy amplia, con todo tipo de enemigos y colores, desde caballeros negros hasta escorpiones o gigantes de piedra, con jefes finales tremendamente variados. En este sentido el juego ha hecho bien los deberes por no volverse monótono con cada nuevo nivel, y aunque los escenarios son muy repetitivos, los enemigos si son muy variados.

Duración

El juego tiene 4 niveles de dificultad, 3 finales diferentes, 24 misiones principales y entre 13 y 17 misiones secundarias, unido a su alta dificultad hace que tengamos juego para echarle muchas horas delante de la pantalla.

Conclusión

Tengo que decir que yo he disfrutado con Animus Stand Alone, no es perfecto, gráficamente es muy limitado y la cámara puede causar problemas, pero con todo ello es un placer jugarlo. Es bastante difícil, pero al dividirse por niveles, la longitud de las fases hace que sea un juego rápido, es emocionante enfrentarte a un jefe como sucede en el Darks Souls. Animus Stand Alone en Xbox One es un buen título en el género de RPG de acción.

Nota Final: 6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *