Análisis Mochi Mochi Boy

Mochi mochi Boy es un juego Indie, desarrollado y distribuido por la compañía Pixelteriyaki. Aunque parezca que estamos en «Mochitsuki ´´ (fiesta tradicional Japonesa, donde se consume este pastelito llamado Mochi) esta historia va mucho más allá.

En Mochi Mochi Boy nos metemos en el cuerpo de un Mochi excesivamente grande. Estaba con sus amigos en una de sus desventuras, y decidieron entrar en las zonas prohibidas, lo que conllevo que el Diablo por tal invasión, secuestrara a los amigos de Mochi Mochi Boy. Introdujo a sus amigos en cofres muy bien vigilados, pero a Mochi Mochi Boy como era muy grande no pudo secuestrarlo, así que lo dejo en libertad. Ahora nuestro protagonista tendrá que comerse la cabeza mucho para poder, acceder al castillo y realizar una serie de puzles para liberar a sus amigos. Los limos.

Graficos

Mochi Mochi Boy es un juego de estilo animación and Vector.

Su estilo visual no cuenta con grandes Sombras o rasgos que lo caractericen, está más basado en animaciones simples , con colores solidos con pocas texturas, que nos recuerda a los diseños realizados mediante vectores. Con poca vida.

Las animaciones que aparecen son como, pantallazos que aparecen y desaparecen, no cuenta con grandes movimientos o recorridos entre sí, más bien parece que son dos imágenes que aparece primero una y en la siguiente ya ha cambiado completamente.

Los diseños de los personajes aunque muy bien caracterizados para infantilizar el juego, no están bien rematados, y los acabados dejan mucho que desear. (Siempre basándonos en el estilo Japon que tiene el juego).

Sonido

La música que nos acompaña varia pocas veces, pero sí,  que nos da una sensación de tranquilidad y serenidad que, nos facilitara el que podamos pensar, tranquilamente en la solución de los diferentes puzles que nos encontraremos.

Los sonidos de los componentes del juego son muy pocos ya que el juego tampoco cuenta con muchos elementos que nos entorpezca a la hora de centrarnos en la misión principal de Mochi Mochi Boy.

Jugabilidad

Una de las cosas, a agradecer es que Tiene idioma en español, y muchos idiomas mas. Es un trabajo que se agradece.

Mochi Mochi Boy, es de un solo jugador.

Los controles son sencillos y cómodos, al mismo tiempo.

Iremos recorriendo diferentes mapas con obstáculos inamovibles que tendremos que saltear, sin pasar dos veces por el mismo lado.

Una vez que ocupados con Mochi Mochi Boy una casilla esa casilla queda ya marcada por el cuerpo solo podemos seguir hacia delante o eliminar y volver a realizar el nivel. No te asustes, los creadores de Mochi Mochi Boy, han pensado seguramente en lo tedioso, de tener que cargar la pantalla para empezar, y realizar esta acción es directa rápida y sencilla

Este juego es un gran juego de puzles, ya que no solo nos quedaremos con el típico juego de la serpiente, si no que encontraremos diversidad de enemigos, y algunas funciones especiales que nos permitirá salvar algún que otro obstáculo por el camino.

Cuenta con seis modos de juego diferentes

Clásico: juega a través de un conjunto de etapas sin funciones especiales agregadas. (seria como el Modo Historia)

Mazmorra: No puedes dejar que tu temporizador baje, ya que los monstruos, se volverán peligrosos de tocar

Trampas: en este modo tendremos que evitar las trampas de púas, que nos encontraremos por el camino, pero a la misma vez tendremos que, intentar no estallar las bombas, que están por el mapa

Aleatorio: todas las etapas se generan aleatoriamente

Sprint (A y B): ¡Ábrete camino a través de un guantelete de las 150 etapas!

Contra mas cofres abramos, más lindos limos podremos rescatar, unos los rescataremos, al finalizar la pantalla otros durante el trascurso del mapa.

Duración

No podría comprometerme a estimar un  tiempo de duración del juego, ya que los niveles son cada vez más complicados y aunque en unos niveles podremos tardar unos 30 segundos en realizar el mapa, los niveles y mapas son más de 100.

Es un juego, que nos dará muchas horas de entretenimiento eso seguro.

Conclusión

Mochi mochi Boy es un juego con la estética tradicional Japonesa que nos traslada a los mundos de los grandes árcade en Japón donde el colorido la música y los muñecos humanizados con grandes ojos y expresiones marcadas, son un aliciente para los consumidores de productos japonés y videojuegos.

Es un juego muy divertido, sobre todo para los amantes de los retos mentales, y los puzzles como tal.

Su estética es adecuada para el contenido en PEGI  3 , ya que está diseñado con la estética Japonesa, con rasgos infantiles y trazas de cuentos de hadas y duendes del bosque.

Su historia es entretenida, y muy simple para poder compartir con los más pequeños de la casa, y sus niveles harán dudar de la resolutivita de los adultos.

Por lo cual, es un juego que tener en nuestra Juegoteca para disfrutarlo en familia, y forzarnos en solitario.

Nota Final : 7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *