Análisis de Paper Dolls

Hoy os vengo a hablar de un survival horror del estudio Litchi Games, con una temática escasamente utilizada en el mundo de los videojuegos. La cultura china. Lo que viene siendo un juego de sustos (saludos a Nere) con chinos de por medio. Un juego de los que da canguelo dar un solo paso, abrir una sola puerta o algo tan básico y simple como iniciarlo.

La Historia

Paper Dolls nos trae la historia de un señor con problemas mentales, en el que al inicio nos muestra como conduce su coche junto a su hija, aunque sin saber muy bien por qué. Sabemos que va a casa donde está la madre de su hija para tomarse su medicación, pero tampoco sabemos muy bien cual es el trasfondo de todo esto.

El final de esta cinemática termina con un accidente de coche que nosotros mismos sufrimos. Totalmente aturdidos por el viaje, podemos ver como nuestra hija se va del lugar a quien sabe donde. Finalmente caemos inconscientes y de repente nos despertamos en un lugar totalmente diferente al que estábamos. Un casa que da mas miedo que los abdominales de Leticia Sabater.

El juego se apoya en un diario y una serie de notas a modo de pistas, pero de nosotros mismos vamos a saber mas bien poco, poquísimo.

Ambientación

En esto el juego es casi perfecto. Consigue lo que se espera de un survival horror. Si un juego de sustos no da miedo, apaga y vámonos, y en esto cumple bastante. Cada pasillo, cada habitación, cada rincón de la casa da pié a hacer volar la imaginación.

Y como es de esperar, no se ve un carajo, aunque nuestro ítem principal es un linterna, linterna que no tenemos que buscar. De repente nos despertamos y tenemos una linterna con pilas al lado en una casa del año de la tana, muy lógico todo. Eso si, la linterna de vez en cuando falla y nos pega el sustito.

Sonido

El juego está en inglés con subitulos en in glés, amén de otros idiomas asiáticos. Olvidaros del castellano

La banda sonora, el «hilo musical» que tenemos de fondo, me parece repetitivo. Da igual que estemos en la habitación segura y que sepamos que es el único sitio donde no va a pasarnos nada. La banda sonora sigue su curso en bucle y suena la típica musiquita que nos avisa que puede pasarnos algo. Esto puede ser positivo para algunos, pero como digo, no hay mucho cambio en lo que a la ambientación sonora nos ofrece, excepto cuando pasa algo importante.

¡AY MAMÁ!

El sonido de las puertas abriéndose es fundamental, necesitan 3 en 1 y eso hace que nos de canguelo el simple hecho de abrirlas. Otros sonidos, como encender una vela son de risa, parece que estás golpeando un trozo de vaca, como si de una película de Steven Seagal se tratara

Gráficos

De los gráficos poco que decir, lo único que destaca es el diseño de nuestros «compañeros de piso».

Jugabilidad

En cuanto a este apartado, éste se basa, como es normal en este género, en puzzles. Unos fáciles, otros medianamente difíciles y otros que no tienen ningún sentido. El movimiento del muñeco es simple, pa´lante, pa´tras y pa´los lados. Eso si, olvidaros de correr. Está tan echo polvo el hombre, que el botón de correr no sirve mas que para hacer un sprint de un segundo. Literal.

Otro de los puntos que tiene, y en el juego bien que nos lo avisan, es poder esconderse en armarios y debajo de mesas

Por últimó hablaré de lo que se refiere a enfrentarse a nuestros «amigos». Puro quick time event. Si te apasiona mirar al fantasma de turno mientras intentas librarte de él, este no es tu juego. Si no estás concentrado en los botones que hay que pulsar estás jodido.

¿Se han ido ya?

Duración

El juego es bastante corto. Depende si sois muy hábiles o no, la duracíon puede variar de 3 a 5 horas.

Conclusión

El juego consigue lo que se propone, dar verdadero terror, pegarte sustos cuando menos te lo esperas y gritar como un poseso. La jugabilidad es simple y en algún aspecto puede ser cuestionable. La ambientación es lo mejor que tiene. Si lo que te gusta es soltar adrenalina mientras juegas o estar en la cama y que cualquier ruido te sobresalte porque piensas que te van a visitar unos chinos muertos, este es tu juego.

NOTA FINAL: 7

Una respuesta a “Análisis de Paper Dolls”

  1. Es todo un honor el guiño que me haces, sabiendo lo que me asustan los juegos de miedo y lo que me encantan al mismo tiempo. Pero poner la foto de pasillo de un soltero, lo cual yo lo estoy, no se si ha sido buena idea para animarme a jugarlo o a que incluso me dé más miedo!! La verdad que por su duración me dan ganas, pero luego tendré que dormir con manta en este caluroso verano… No se… Muy buen articulo, take my money!! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *