Análisis Irony Curtain: From Matryoshka with Love

Irony Curtain: From Matryoshka with Love es un juego satírico inspirado en los clásicos juegos de aventura de hace tantísimos años atrás como pueden ser los de LucasArts, desarrollado y distribuido por Artifex Mundi. En el juego controlamos a Evan y nos sitúa en una intrigante aventuras de espías en mitad de la Guerra Fría. Visita Matryoshka, de la mano de un periodista tonto de baja graduación que involuntariamente se ve envuelto en una historia de espionaje de separación entre dos grandes potencias.

Sin duda es una loca aventura de espías, descubre los secretos de un país comunista lleno de sorpresas y una historia llena de giros impredecibles. Desenmascara la verdadera identidad del misterioso líder supremo.

Gráficos

Irony Curtain: From Matryoshka with Love tiene unos gráficos estilo cartoon que a simple vista llaman la atención por su gran colorido y por todos los detalles que aparecen en pantalla.

Destacamos también el modelado de los personajes, tanto de Evan el personaje principal como todos los secundarios que aparecen durante la aventura. Están todos perfectamente recreados y dan la sensación de estar vivos en el escenario gracias a unos ligeros movimientos.

La iluminación también está muy bien y están perfectamente recreadas las explosiones que se producen a lo largo del juego por ejemplo.

El juego funciona a 30 fps y en todo momento va fluido, también es cierto que tampoco es que se junten muchos personajes en pantalla debido al estilo de juego que es, una aventura gráfica con sabores añejos.

Sonido

Durante la aventura nos acompañara una música característica como si de una serie de dibujos animados se tratará. Realmente está muy bien y nos transporta a donde el juego quiere, que es a una historia de espionaje donde todo puede pasar.

Los efectos de sonido están muy bien recreados, tanto de explosiones, como de armas, como el uso de objetos durante la aventura de Evan.

El juego está totalmente doblado al inglés y con subtítulos también en inglés, sin duda es una gran pega ya que una aventura gráfica como esta tiene muchas conversaciones interesantes que leer y la verdad es que son bastante cómicas y graciosas.

Si fuera otro tipo de juego como un shooter no importaría tanto por el contexto de juego pero siendo una aventura gráfica pensamos que debería mínimo haber tenido unos subtítulos en castellano.

Jugabilidad

La adaptación del juego de PC a consolas está muy bien conseguida, ya que nos aparece un cursor que sería el que haría las veces de ratón y con el que controlamos todo lo que está a nuestro alcance en el escenario. Tanto objetos, como el hecho de hablar con los personajes del juego.

La mecánica del juego es muy sencilla, el juego nos propone una serie de escenarios y desafíos que tenemos que cumplir si queremos pasar a la siguiente zona. Tenemos a nuestra disposición objetos en nuestro inventario los cuales podremos examinar, abrir o combinar entre sí para conseguir un objeto útil que le sirva a Evan para avanzar en su loca aventura.

Por ejemplo en un hotel debemos de conseguir una llave pero sin embargo está custodiada por un empleado, pues para ello tenemos que ingeniárnoslas para conseguir que ese personaje en concreto abandone su puesto de trabajo por unos momentos y poder coger la llave. A simple vista parece muy sencillo pero nada más lejos de la realidad, ya que los puzles y retos que nos propone el juego son algo complejos en ocasiones.

Los escenarios están hechos para explorar y en más de una ocasión tendremos que volver sobre nuestros pasos para resolver sus enigmas. Aunque es un reto no se hace para nada pesado, de hecho recuerda a las aventuras clásicas de hace 20 años lo que es un punto muy a favor del juego.

Durante el juego además tenemos unos cuantos de mini-juegos, como elegir diferentes comidas en el hotel, jugar con un trilero al típico juego de los vasos. Esta escena es realmente graciosa ya que tenemos que conseguir que el trilero se emborrache y evitar emborracharnos nosotros.

La clave en el videojuego esta en hablar con todos los personajes que podamos, cada uno de ellos nos puede dar un objeto o pedirnos que hagamos algo por ellos en concreto para conseguir algo a cambio. Digamos que todo está conectado entre si y seremos nosotros los que tendremos que usar nuestra inteligencia para superar sus diferentes desafíos.

Durante la aventura también tendremos que recordar números de teléfono o algún código que nos sirve para avanzar o abrir alguna cerradura. No es algo realmente difícil basta con recordarlo unos breves segundos.

Algunas veces los escenarios están divididos por estancias o por niveles como es el caso de la casa de Evan, en la cual hablamos con el padre que está en el salón principal y con la madre que está en el cuarto de Evan. En cualquier caso tenemos que interactuar en todo el escenario y explorar bien para ir avanzando.

Los que esperen un juego de acción rápida se pueden ir olvidando, tenemos ante nosotros una aventura gráfica con todo lo que ello conlleva: mucha exploración, charlar con personajes, gestionar objetos de nuestro inventario, usar nuestra imaginación para superar desafíos, etc. Quizás algunos mini-juegos le aportan un punto de dinamismo al juego que no le sienta nada mal.

El sentido del humor inunda cada parte del juego, llegando en ocasiones a ser sarcástico. Por otro lado nuestro personaje también puede correr, para aquellos que se desesperen en ocasiones tienen esta opción de ir corriendo por el escenario e ir resolviendo puzles. Pero básicamente el juego está hecho para explorar con lo cual tampoco es que nos vaya a resultar de mucha ayuda.

Duración

El juego tiene una duración de 4-5 horas, podemos tardar algo más si nos entretenemos en sus escenarios y es que no es nada sencillo ir superando los diferentes retos que nos plantea.

Lo que sí es verdad es que tiene una curva de aprendizaje muy buena, empezamos con puzles sencillos y poco a poco se van complicando lo que hacen que empleemos un mayor tiempo en resolverlos.

Quizás a parte de resolver los puzles donde perdamos un mayor tiempo sea hablando con los ciudadanos o diferentes personajes que nos encontramos a lo largo del videojuego, pero creernos cuando os decimos que muchas charlas son necesarias para entender el juego y el desarrollo de la historia.

Conclusión

Irony Curtain: From Matryoshka with Love es un juego que va dirigido a un público específico, si os gustan las aventuras gráficas con un sentido del humor desenfadado y con una buena historia de fondo este es vuestro juego.

Lo peor que tiene y que igual pueda echar para atrás es el idioma, ya que al estar solamente doblado al inglés y carecer de subtítulos en Castellano no lo hacen del todo accesible para todo el mundo.

Es un juego de tener paciencia, de ir resolviendo sus divertidos puzles, hablando con todos sus personajes e ir conociendo más sobre su historia de espionaje.

Otra cosa importante es la gestión de objetos y el inventario algo necesario y que se volverá una tarea más sencilla conforme vayamos avanzando en el videojuego. Y es que el saber combinarlos puede ser la clave para resolver cualquier reto que nos proponga la aventura de Evan.

Nota Final: 6,5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *