Análisis Call of Duty: Modern Warfare 3

Call of Duty: Modern Warfare 3

Vuelve esta nueva entrega del que para muchos es el rey de los shooters. La última en la que tiene privilegios la competencia, y la primera en la que oficialmente, la desarrolladora ya pertenece a Xbox Game Studios. Call of Duty: Modern Warfare 3 llega a Xbox envuelto en la polémica y muy cuestionado. ¿De verdad ha bajado tanto el listón? En este análisis en su versión Xbox Series X te lo contamos.

La historia de Call of Duty: Modern Warfare 3

Vladimir Makarov, es liberado de la cárcel. Se trata de un terrorista muy peligroso que tiene un plan con el país de Urzisktan y que ya se vio en el pasado ante la Task Force 141. Makarov busca la guerra y que la opinión pública la pida a gritos. Nuestro objetivo será seguirle la pista y acabar para siempre con esta temible amenaza.

Ghost, el Capitán Price, Soap, Gaz, todos vuelven desde su última aventura junto al equipo mejicano liderado por Alejandro. Farah también volverá con un papel más protagonista. Incluso la veterana Laswell es controlable en un pequeño tramo. El carisma del grupo es incuestionable y el trabajo en equipo será más importante que nunca. ¿Conseguiremos evitar un conflicto a nivel global?

La campaña

La experiencia jugable de la campaña sigue manteniendo un nivel muy alto. Sí qué hemos notado una evolución respecto a Modern Warfare 2. En esta tercera entrega algunas de las misiones tienen un campo de batalla más amplio, en el que podemos replantearnos cómo actuar. Podemos primar la infiltración o bien tirar de gatillo fácil. Los escenarios son más grandes, con más caminos y posibilidades, incluso a distintas alturas. Esto permite esconderse, tender emboscadas, colocar trampas, usar armas explosivas al más puro estilo Rambo u optar por subirnos a una altura y usar un rifle de precisión que nos permita acabar de manera silenciosa con el enemigo.

Esto es un punto muy positivo. Y es que en la entrega anterior, pese a su espectacularidad y variedad de fases, pecaba de lo que se conoce popularmente como muy “pasillera”. Eso no era ningún fallo, de hecho es algo que muchos prefieren y está fuertemente vinculado a la saga. Pero es cierto que el poder moverte libremente en un escenario más grande le da un toque muy interesante y variado a Call of Duty: Modern Warfare 3. Esto refuerza el factor rejugabilidad, pudiendo volver a jugar determinadas misiones planteándolas de manera totalmente distinta o visitando lugares o partes del escenario que la anterior vez nos saltamos y así encontrar todos los alijos y objetos escondidos.

Todo un acierto, sin duda. pese a que este concepto sea casi opuesto al concepto tradicional de la saga. Es más, muchos parecen ver esto como un atentado a la misma. Pero lo cierto es que una saga tan longeva necesita evolucionar y explorar nuevas fórmulas. En este caso, ha tomado la influencia de Far Cry, y el resultado nos ha gustado.

Sí que hemos notado un detrimento de la dificultad de la IA, que incluso en el mayor nivel de dificultad nos ha dejado enemigos que no se apartan tan rápido como quisiéramos de nuestros disparos.

Call of Duty: Modern Warfare 3 no ignora Warzone

También se puede apreciar la gran influencia del auténtico “monstruo” que es Warzone. En estos escenarios grandes hay distintos looteos repartidos por distintas partes del escenario: drones, drones bomba, torretas, minas… Auténticos alijos que nos permitirán afrontar con mayor seguridad la misión y equilibrar la balanza a nuestro favor.

También se deja ver la influencia de Warzone en el empleo de placas para protegernos o el uso del paracaídas al lanzarnos desde altura. Estos añadidos serán muy apreciados por todos los jugadores de Warzone.

El multijugador

Sledgehammer Games ha hecho un gran trabajo en el multijugador. Éste viene cargado con una enorme cantidad de mapas de entregas anteriores, que a más de uno le harán soltar una lagrimita. Algunos de ellos aparecieron precisamente en el Modern Warfare 2 original de 2009. El más conocido el de Terminal, pero también Wasteland, Karachi, Invasión… La variedad de modos de juego es, como siempre, increíble: Modo guerra, Guerra terrestre, Invasión o Extremo ya vistos en MW2. Dentro la partida rápida contaremos con el clásico duelo por equipos, Contra todos, dominio, Buscar y destruir, Baja confirmada, Punto caliente y Control.

Destacamos el nuevo modo de Degüello, que viene a ser como el Gulag de Warzone. En este modo 3 equipos de 3 personas trabajaran por conquistar un punto antes de que el tiempo se acabe. El ganador de 3 rondas se llevará la victoria. Es un modo fresco, original y muy rápido.

Como fallos, hemos notado como el respawn a veces te deja a merced del enemigo, consiguiendo momentos muy frustrantes en los que tanto tú, como tu grupo caeréis sin compasión hasta que el juego reaccione y vea que estamos en un nido de disparos. Pero aparte de eso, probablemente contemos con múltiples actualizaciones y nuevos modos según pase el tiempo.

El regreso de los zombis

Los zombies vienen por parte de Treyarch. Viene a ser el modo DMZ del MW2. En un escenario abierto (Urzikstan) tendremos que cumplir misiones y concretar la extracción antes de 1h si queremos volver a casa con todo lo conseguido. Podemos permanecer otra hora más y luego participar en una misión conjunta con el resto de equipos que estén jugando en el escenario. En este caso será importante el éter, que mejorará nuestras armas ante la amenaza de los muertos vivientes. Este modo se puede jugar hasta con otras 5 personas. Cuenta con armas especiales y vehículos, además de rachas de bajas para acabar con las hordas de zombis.

El mapa tendrá 3 zonas de juego, cuanto más externo al centro, menor será la dificultad y resistencia de los zombis, por eso llegar al final bien equipado se antoja imprescindible. Porque además de zombis, también habrá otras monstruosidades en forma de bosses. Desde luego es un modo muy completo y divertido con una mayor complejidad táctica que le da un toque fresco al juego.

Gráficos, sonido y jugabilidad

Los gráficos siguen rindiendo a un gran nivel. Las cinemáticas siguen teniendo unas de las expresiones faciales más conseguidas de los últimos tiempos, consiguiendo transmitir emociones y sentimientos. El entorno gráfico logrado en MW2 ya rayaba a un nivel hiperrealista, recordemos el escenario que nos mostraba Amsterdan y sus canales. En este caso, no ha habido evolución gráfica, y sinceramente, tampoco lo vemos necesario en esta entrega, concebida más bien como una continuación directa de la anterior.

El sonido también es espectacular, notándose diferencias con los sonidos de las armas respecto a la entrega anterior. Si estamos muy acostumbrados a un arma, es posible que nos cueste acostumbrarnos al principio.

Respecto a la jugabilidad hemos notado un cambio en el gunplay. Ahora se nota más realista y con menos ayudas al apuntado. De hecho, esto, unido a los escenarios, quizás más enrevesados, hacen que muchas partidas del multijugador acaben por tiempo más que por muertes. Sin embargo este retoque es muy de agradecer y mejora el gameplay. Aunque si venimos de MW2, puede costarnos unas horas hacernos a este cambio.

Las armas y el sistema de desbloqueo

Contamos con nuevas armas y dispositivos. Por dar una pequeña pincelada sólo mencionaremos algunas tales como SVA 545, MTZ-556, Holger-556, Sidewinder, MTZ-762, Rival-9, Striker 9, Holger 26, Bruen Mk9 y un largo etcétera en un ya de por sí casi infinito arsenal. También contaremos con algunas nuevas equipaciones en la racha de bajas: Guardian-SC (un foco que hace el efecto de una aturdidora sobre una zona), el dron mosquito, la torreta Sam. Estas novedades se unen a las ya conocidas por la comunidad.

Para conseguir acceder a armas, dispositivos y mejoras de campo, hay que tener en cuenta que partiendo desde el nivel 1, muchas se encuentran bloqueadas. Para conseguirlas hay que cumplir desafíos. Cada una pedirá completar distintos desafíos diarios, teniéndola fijada previamente, para poder desbloquearla.

Muchos os preguntaréis como puede ser esto, si resulta que los desafíos diarios son limitados. Pues bien, una vez hayamos conseguido todos lo desafíos del día, las victorias conseguidas en partidas se tendrán en cuenta también. Este sistema quizás sea algo cuestionable, peor lo cierto es que ralentiza la subida de nivel y hace que en estas primeras semanas, haya más igualdad entre los jugadores de multijugador. Aún así parece algo enrevesado y complejo y quizás podría haberse hecho algo más asequible.

La polémica: DLC o juego

Como todos habréis oído por redes y comentarios, hay una gran polémica en torno al juego. Se critica con dureza la corta duración del título en su modo historia, que es de unas 4 horas en su dificultad más baja y unas 7 horas si jugamos a la máxima dificultad y nos paramos a explorar todo. Es cierto que se torna algo escasa en comparación con la de Modern Warfare 2, de casi el doble de duración.

Hay una realidad que nadie debe obviar. Esta saga lleva muchos años entre nosotros y es cierto que sus primeras entregas estaban centradas en la historia. El multijugador era solo un complemento en esos inicios del siglo XXI. Esta tendencia se ha ido invirtiendo poco a poco, ocupando el multijugador un papel titular y desplazando a la historia a un lugar más como complemento.

¿Realmente era necesario un cambio drástico?

También tenemos que tener en cuenta que la espectacularidad gráfica y el gunplay de Modern Warfare 2 ya rozaban la perfección. ¿Era necesario darle otra vuelta gráfica y sacar otra historia de al menos 8-10h de duración? Quizás las respuestas a esas preguntas sean no y no.

¿Entonces cuál es la polémica? El problema es que la campaña de Call of Duty: Modern Warfare 3 ha perdido muchos enteros de espectacularidad y pirotecnia respecto a su predecesora evolucionando a algo distinto que puede no gustarte si eres fan acérrimo de la saga y no juegas a otros shooters. No estamos hablando de que sea mucho peor, sino más bien de cambio o evolución. Tradicionalmente las campañas de esta saga tiene un aire de película de acción. de espectacularidad, con giros argumentales y escenas impactantes plagadas de acción… Pero esto se ha perdido un poco en esta entrega por su cambio de concepto y es por eso el “review bombing” que ha venido sufriendo por medios de todo el mundo. Es cierto que aún conserva escenas muy adrenalíticas en las que estamos limitados a hacer cosas en un tiempo límite, o similar, pero se mezclan con fases más “reposadas” de corte mundo semiabierto.

Sí que es criticable la duración de la campaña, que debería ser al menos igual a la de su predecesor si se mantienen los precios del año pasado. Quizás la mejor opción hubiera sido una ligera rebaja del precio, que hubiera dejado más contentos y conformes a los fans.

Conclusiones Call of Duty: Modern Warfare 3

Call of Duty: Modern Warfare 3 se encuentra en el olimpo de los shooter en su multijugador. Sigue siendo rápido, fiable y sobre todo, muy divertido. Es cierto que la campaña ha variado de la estructura clásica, pero también es cierto que esta innovación no le sienta nada mal. Eso sí, puede suponer un choque excesivamente grande para los amantes de una estructura más lineal y pasillera y que disfruten con situaciones continuas de pura adrenalina.

Lo que vemos insuficiente es la duración de la campaña, que se rebaja a casi la mitad de la de MW2, de 4 a 7h dependiendo de la dificultad en que lo juegues. El producto sigue teniendo una calidad muy alta en todos los aspectos, pero para compensar esta corta duración de la campaña, una rebaja en el precio, hubiera sido lo más apropiado en este caso.

Pese a su precio elevado, a algunos pequeños retoques para garantizar igualdad y respawn seguros, el juego tiene uno de los mejores online del panorama actual de Xbox. En Área Xbox creemos que si eres fan de los shooters, Call of Duty: Modern Warfare 3 es una compra ineludible, y si eres un fan a ultranza de la saga, debes darle una oportunidad para comprobar la evolución de su modo historia.

8

Gráficos

8.4/10

Sonido

8.1/10

Jugabilidad

7.5/10

Pro.

  • Los modos multijugador y zombis
  • Gunplay mejor y más ajustado
  • Giro fresco a la saga

Contra.

  • La brevedad del modo historia que ahce que el precio sea muy elevado
  • El complejo sistema de desbloqueo
  • La campaña puede no convencer al jugador clásico de COD

Entradas relacionadas