Un inicio de generación atípico

Ayer se dio oficialmente el pistoletazo de salida a la que es la nueva generación de consolas. Microsoft dio el primer paso y lanzó al mercado no una sino dos consolas. Series X y Series S son la apuesta de Microsoft para esta nueva generación.

En muchos sentidos, este salto generacional ha sido muy diferente a lo visto hasta la fecha, hasta tal punto que podríamos denominarlo como atípico. Pero ¿Qué ha hecho que sea tan diferente? Pues bien, contamos con varios factores que sin duda han hecho que estos primeros pasos sean tan poco habituales dentro del mundo del videojuego.

El lanzamiento de dos consolas

Uno de los principales puntos que tenemos como diferencial en este inicio de generación es el hecho de ver como salen a la venta dos consolas a la vez. En este sentido, contamos con dos consolas que muestran diferencias en su rendimiento y en su público objetivo. La hermana mayor, Series X, viene destinada al público más exigente, un usuario que busca una dosis extra de potencia. Y es que, estamos ante una auténtica bestia.

Xbox Series X y S: precio, fecha de lanzamiento y diseño

Por otro lado, contamos con una consola realmente económica como Series S, la cual nos ofrece un gran rendimiento al precio de 299€. Entre las mejoras que incluye esta consola, encontramos por encima de todas el SSD. Este disco duro nos ofrecerá unos tiempos de carga casi irrisorios. Además, si eres un usuario que no cuenta con un televisor 4K, Series S, te ofrece la posibilidad de disfrutar de sus juegos a una resolución inferior pero alcanzando en algunos títulos los 120 FPS.

Sin duda, Microsoft está pensando en el consumidor al ofrecer ambos modelos. De hecho, Series S es una consola realmente atractiva para aquellos que quieran disfrutar de su servicio estrella, Xbox Game Pass.

La ausencia de un gran exclusivo

Muchos usuarios echarán en falta que junto con la consola pudiésemos estrenar un juego de la talla de Halo Infinite. Realmente a día de hoy, existen pocos juegos que sean puramente exclusivos de la nueva generación. Aunque obviamente muchos títulos actuales cuentan con suculentas mejoras, como es el caso de Ray tracing.

Aun así, es difícil no extrañar un lanzamiento de la envergadura de Halo Infinite con el que dar la bienvenida a una nueva generación de consolas. Juego como por ejemplo Ryse, nos dejaban grandes sensaciones sobre lo que estaba por venir durante la nueva generación de consolas.

Más problemas para Halo Infinite: su director abandona el proyecto

Posiblemente, un lanzamiento similar a este, hubiese hecho que los fans viviesen aun con más ilusión la llegada de Series X/S. A pesar de esto, seguimos contando con un catálogo de juegos realmente extenso gracias a Xbox Game Pass y ahora EA Play. Por lo que los jugadores debemos estar más que contentos con la cantidad de posibilidades que tenemos. Y es que, estamos ante un servicio tan extenso, que es raro no encontrar un nuevo título al que jugar.

Unidades limitadas

Además otro de los puntos más importantes de este lanzamiento es el hecho de que el stock de consolas ha sido realmente escaso. En este sentido, ha sido verdaderamente complicado adjudicarse una de las nuevas consolas de Microsoft, especialmente Series X.

Lamentablemente, estamos en una situación en la que no podemos obviar la existencia de una pandemia como la que sufrimos. Este hecho ha sido todo un condicionante, ya que las unidades que han acabado en las tiendas han sido muy limitados, llegando únicamente para cubrir las reservas.

Agotadas las reservas de Xbox Series X y Series S en Japón y Corea - Xbox -  Pacotes

En este sentido, seguimos sin confirmación sobre cuando comenzará a llegar una nueva remesa de consolas, por lo que muchos usuarios tendrán que esperar a que las tiendas poco a poco vayan reponiendo su stock. Igualmente, sería sorprendente no contar con stock para estas navidades.

A pesar de todo lo anterior, el lanzamiento de una nueva generación de consolas siempre está rodeado de muchas emociones y se vive con una gran intensidad. Microsoft ha sido consciente de que la situación actual ha lastrado en cierto modo el lanzamiento de la consola. Y es que como mencionamos anteriormente, la situación que vivimos actualmente hace que el desarrollo de videojuegos se vea enlentecido y dificultado, algo que merma en cierta manera la posibilidad de contar con títulos exclusivos de lanzamiento o bien con un mayor número de consolas.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario