Análisis: Gungrave G.O.R.E.

En el día de hoy os traemos el análisis de Gungrave G.O.R.E.. Esta nueva entrega del shooter en tercera persona del estudio surcoreano Iggymob. La serie de juegos Gungrave tiene un largo recorrido. Algo que para la mayoría de jugadores de la actualidad podría ser completamente desconocido ya que nos debemos remontar a 2003 cuando fue lanzado el primer título. Para los poseedores de una Xbox One o Xbox Series X/S va a ser la primera ocasión en la que podrán echarle el guante a la saga.

Una historia épica pero desconocida

Desde Iggymob han tenido en cuenta que la serie Gungrave puede ser desconocida para muchos jugadores. También el hecho de que las nuevas generaciones de gamers no han tenido la oportunidad de jugar a los títulos clásicos. Es por ello que se han encargado de añadir un apartado, en el menú principal, en el que se hace un recopilatorio de la historia que se llevó a cabo en los dos primeros juegos.

A modo de resumen, existe una droga llamada Seed, la cual ha causado grandes estragos en la sociedad moderna. Esta droga transforma a las personas en completas aberraciones. Nuestra misión es en todo momento la de destruir la fuente de origen de esta droga y luchar contra aquellos que controlan su distribución o los que experimentan con ella. Nuestro protagonista, Brandom Heat o más conocido como Grave, es el resultado de un experimiento de necrolización. Fue reanimado biológicamente con el fin de vengarse de la organización que controla la droga Seed y de su compañero que le traicionó por pura avaricia.

La nueva historia comienza como continuación de las dos entregas anteriores. Al parecer siguen surgiendo problemas con experimentos en los que se utiliza el Seed. Nuestro objetivo será descubrir el nuevo origen de la droga en la isla Scumland y combatir contra los jefes que la controlan.

Una buena dosis de disparos

Estamos frente a un shooter en tercera persona. Nuestro protagonista Grave tiene a su disposición dos grandes pistolas, llamadas Cerberus, las cuales serán su arma principal. También lleva colgada consigo un arma gruesa que hace las veces de metralleta, lanzallamas o que también puede utilizar para golpear a sus enemigos.

Desde el momento que tengamos el control de nuestro protagonista, el juego se convertirá en un festival de disparos. Nuestras armas tienen una munición ilimitada, por lo que no deberemos preocuparnos en absoluto por este factor. Por otra parte, existen dos tipos de apuntados automáticos. Uno de ellos nos detallará la vida del enemigo al que estemos disparando, pero todos nuestros ataques se centrarán en el enemigo que tengamos marcado. El otro apuntado automático se dirigirá de forma automática al enemigo que tengamos más cerca. Este último tiene la ventaja que también disparará a elementos del entorno que puedan explotar y dañar a los enemigos.

Los elementos que tendremos en pantalla serán una barra roja dividida en partes que nos indicará la salud. Una barra azul que nos muestra el escudo de nuestro personaje. Este escudo encajará tantos disparos y golpes como sea necesario sin quitarnos nada de salud. Sin embargo, una vez agotado nuestro escudo, cada ataque que recibamos nos quitará parte de vida. Más abajo tendremos una pequeña barra blanca que se irá rellenando con los llamados «beats» o golpes consecutivos. En la parte superior izquierda tenemos una pequeña calavera que reaccionará con nuestros ataques. Será la encargada de mostrarnos el número de puntos de demolición que tenemos disponibles. Por último, en la parte inferior se nos mostrarán los distintos ataques de demolición que tenemos disponibles.

Las sensaciones que se tienen con Gungrave G.O.R.E. son bastante gratificantes. Ponernos a controlar nuestro personaje sin preocuparnos por el número de cartuchos que nos quedan o por nuestra puntería, hará que no paremos de machacar botones acabando con todo a nuestro paso. La fluidez en utilizar nuestras armas y habilidades es magnífica, no llegando a notar en ningún momento algún tipo de lastre. En muchas ocasiones nos puede recordar a títulos más del estilo hack and slash, pero donde en lugar de liarnos a golpes o espadazos nuestro ataque son disparos o habilidades de golpeo.

Desarrollo de las partidas en Gungrave G.O.R.E.

En este apartado cabe destacar que la evolución de nuestra partida, a pesar de ser lineal, se encuentra repartida en pequeñas fases. Tendremos un total de 31 fases, repartidas en unas 4 o 5 secciones. Estas secciones corresponden a una nueva ubicación en la historia. Dentro de las secciones iremos pasando de fase en fase. Estas fases corresponden a áreas más pequeñas o limitadas, como pueden ser callejones de ciudades, otro área de alcantarillas, o por ejemplo zonas selváticas más abiertas.

Una vez finalizada esta fase recibiremos una puntuación. Esta puntuación se nos dará en forma de letras, siendo la «S» la mejor puntuación y la «D» la peor. Se nos valorará el tiempo que hemos tardado en finalizar la fase, la cantidad de muertes obtenidas, la vida restante al finalizar, el contador de impactos que hemos realizado, así como la llamada «puntuación artísitca». Esta puntuación artística se conseguirá realizando ciertos ataques especiales, al estilo remate final de un enemigo noqueado o utilizando alguna de nuestras habilidades especiales.

Este sistema de separación de la historia en el juego me parece un total acierto, ya que siempre podremos volver a repetir alguna de las fases que hayamos hecho anteriormente y buscar una mejor puntuación para obtener un mayo número de puntos de desarrollo. Estos puntos de desarrollo los comentaremos en el siguiente apartado. Otra de las ventajas de tener separado por fases todo el juego es que podremos bajar o subir la dificultad de alguna de ellas para poder obtener mayores recompensas o para poder pasarnos algún punto que se nos atascaba más.

Evolución de nuestro protagonista

Como hemos mencionado anteriormente, nuestro protagonista Brandom Heat irá consiguiendo una serie de puntos de desarrollo al final las fases. En la pantalla del resultado final deberemos pulsar en el llamado laboratorio. En este apartado es donde gastaremos todos estos puntos para mejorar a nuestro personaje.

Tenemos una primera sección llamada habilidad. En ella podremos gastar nuestros puntos para conseguir una nueva cadena de ataques. Al más puro estilo de los combos de un juego de lucha, elegiremos aquella combinación que más nos pueda interesar. En este punto no veremos el daño que pueda causar una u otra habilidad.

Hay un segundo apartado mucho más determinante que es el de estadísticas. En este apartado podremos elegir mejorar el daño de nuestras armas, o mejorar la cantidad de puntos de demolición, que nos permitirá realizar mejores ataques de habilidades. Encontrar un balance equilibrado según nuestro estilo de juego podrá ser determinante en ciertos puntos para poder pasar de fase.

Por último, tendremos un apartado llamado ataques de demolición. Estos ataques serán habilidades especiales que podrá utilizar nuestro personaje una vez alcancemos los puntos de demolición necesarios. La forma de conseguir los puntos de demolición será encadenando ataques (beats). Con ellos rellenaremos una barra bajo la barra de escudo, la cual una vez llena nos dará un punto. Otra de las ventajas de utilizar estos ataques de demolición es que conseguiremos recuperar algo de salud.

Apartado gráfico y musical de Gungrave G.O.R.E.

Tendremos la oportunidad de elegir entre dos estilos gráficos. La dicotomía habitual entre rendimiento o calidad gráfica. Habiendo probado los dos modos gráficos, cabe mencionar que la fluidez que se consigue con el modo rendimiento es espectacular. No se produce ningún tipo de tirón gráfico por muchos monstruos y disparos que se lleguen a mostrar en pantalla. Sin embargo en el modo de calidad gráfica se acusa mucho de esa bajada de FPS para lograr una mayor calidad gráfica. En este sentido, el nivel de calidad gráfica que se sacrifica en el modo rendimiento es muy poca en comparación con la diferencia en fluidez alcanzada.

El apartado gráfico en Gungrave G.O.R.E. nos ha sorprendido especialmente en las cinemáticas. Éstas aparecen en numerosas partes de la historia, especialmente en momentos clave, y nos ofrece un derroche de calidad gráfica que no son de esperar. Por otra parte, están las escenas renderizadas, las cuales no ofrecen la mejor cara del juego en según que momentos por notarse un poco de pérdida gráfica. Por último, estarían las imágenes del gameplay. Estas se muestran como anteriormente se ha mencionado según el modo gráfico elegido.

Por lo que respecta a la música y sonido, Gungrave G.O.R.E. hace alarde de mostrar un apartado musical que va en sintonía a la acción que estamos teniendo en pantalla. Los compositores originales son Tetsuya Shibata conocido en títulos como DMC o Final Fantasy XV y también Yoshino Aoki conocido por su participación en Breath of Fire y Final Fantasy XV. A esta jugabiliadad tan frenética le acompaña una musica estilo metal que irá en aumento a medida que crezca el volumen de enemigos que nos ataquen y que se calmará una vez se acabe la oleada de atacantes. Es muy gratificante la sensación que ofrece la música de fondo mientran nos hinchamos a disparos contra las ordas de enemigos que nos atacan.

Conclusiones finales y opinión personal

Se podría decir que en Gungrave G.O.R.E. hemos encontrado una agradable sorpresa. Nos puede recordar a juegos estilo Devil May Cry pero con un componente más shooter, desde una cámara en tercera persona. Es destacable la fluidez que se consigue en todo momento y en su sencilla jugabilidad. Esta sencillez nos puede llevar a pensar más en juegos estilo arcade.

La división que hacen en fases en todo el juego nos ha parecido un acierto total, creando en ocasiones una necesidad de rejugar alguna de sus fases. La variedad de las habilidades y ataques combinados nos ha parecido más que suficiente, sin embargo, algunas de estas mejoras no tienen una notoriedad relevante en la jugabilidad. Con tanta orda de enemigos atacándonos, hay puntos en los que se nos puede llegar a hacer un poco repetitivo al no haber una variedad en el tipo de enemigos o monstruos que nos irán apareciendo.

Este juego es ideal para todos aquellos amantes de los juegos frenéticos y de disparos en tercera persona, así como aquellos que queráis liberaros de un poco de tensión y soltar adrenalina disparando a multitud de enemigos. Por nuestra parte ha sido una agradable sorpresa y una muy buena recuperación de la saga que parecía ya encontrarse en el olvido.

Tenéis disponible Gungrave G.O.R.E. para Xbox Series X/S y Xbox One desde el día 22 de noviembre a un precio de lanzamiento de 49’99€. Para todos aquellos que tengáis la suscripción de Xbox Game Pass lo tenéis disponible desde el primer día de lanzamiento.

Si os ha gustado este análisis y queréis recibir más información sobre otros juegos que están disponibles para vuestras consolas o noticias de actualidad, os invitamos a visitar nuestra página web Área Xbox.

Gungrave G.O.R.E.

49'99€
7.8

GRÁFICOS

7.4/10

SONIDO

8.2/10

JUGABILIDAD

7.8/10

Pro.

  • Fluidez de los combates y jugabilidad agradable
  • División de la historia en pequeñas fases
  • Variedad de habilidades y mejoras

Contra.

  • Los monstruos se vuelven repetitivos
  • Sistema de mejora de habilidades poco determinante

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Apasionado de los videojuegos desde que tengo uso de razón. Cualquier excusa es buena para sacar un rato y echar un vicio. Siempre pensando en verde.

Entradas relacionadas