Análisis de Huntdown

Huntdown es uno de esos juegos que gana fans desde su primera imagen. Y es que, la producción de Easy Trigger Games es un claro homenaje a aquellos juegos que disfrutaron muchísimos jugadores en su Megadrive. Ya no es sólo el apartado artístico donde brilla Huntdown, su adictiva jugabilidad nos hará pasar horas completando sus niveles.

Huntdown, localiza su acción en un futuro donde las bandas criminales tienen el poder de las calles. Con una ambientación cyberpunk que recuerda a obras como Bladerunner o incluso a Mad Max, tendremos que limpiar las calles. Es por ello, que tendremos que elegir uno de los tres cazarecompensas disponibles y lanzarnos a las calles. Si te has quedado con ganas de conocer más acerca de este título, no te pierdas nuestro análisis.

Pura nostalgia

Si hay algo que se debe destacar en Huntdown, es que a primera vista nos traslada a otra época. No es para menos, con un grandioso pixel art de 16 bits hecho a mano y 60 fps, el juego luce espectacular. Los modelados de nuestros tres protagonistas son realmente buenos, al igual que el de nuestros enemigos.

Mención aparte tienen los jefes, los cuales se sienten bastante inspirados y lucen genial. Algo realmente importante, ya que Huntdown les da un gran peso dentro de la aventura. Algo que se ve representado con sus hasta 20 jefes.

Dejando esto a un lado, la paleta de colores utilizado es todo un acierto para recrear este futuro cyberpunk. Existen muchos contrastes en sus niveles. Pasamos de cartes fluorescentes al gris de las calles o la suciedad de las alcantarillas. En este punto, también me gustaría comentar que Huntdown cuida mucho los detalles, rara vez podremos sentir que un elemento esté colocado en un lugar por pura casualidad.

Acompañando a esto, no podemos dejar de mencionar la cantidad de Easter Eggs con los que cuenta Huntdown. Algunos son guiños absolutos a producciones de los 80, como The Warriors.

Un apartado sonoro a la altura

Es común que en algunas producciones, el apartado sonoro pase a un punto secundario. En el caso de Huntdown, el apartado sonoro rinde a un nivel espectacular. Y es que, como decimos, en este título todo ha sido cuidado al milímetro.

Las explosiones, el sonido de nuestras armas, así como los gritos de nuestros enemigos son todo un golpe a nuestra nostalgia. Ya que logran imitar a la perfección los sonidos más comunes de aquellos queridos años.

Sumado a esto, contamos con un doblaje en inglés y unos textos completamente traducidos al castellano. Ya os informamos que la historia es un mero trámite, por lo que no supone ningún problema la ausencia de doblaje. Además, en nuestra opinión el trabajo realizado en el doblaje es un punto más a su favor. En este sentido, nuestros personajes soltarán durante los tiroteos algún que otro chiste o expresarán alegría si encontramos un secreto.

A lo anterior, debemos sumar una gran banda sonora que acompaña perfectamente al ritmo de Huntdown. Sin duda, el estudio ha realizado un gran trabajo en el apartado técnico.

Jugabilidad de otra época

Tras dejar a un lado todo lo referente al apartado técnico del juego, queremos centrarnos en la jugabilidad. En este aspecto, Huntdown, no decepciona. Es más, aprovecha para sacar pecho.

Con una historia muy poco trascendental, tendremos que tomar el control de uno de los 3 cazarrecompensas disponibles. La principal diferencia entre ellos es el arma con la que comenzamos y su arma arrojadiza. Una vez seleccionado, estaremos listos para entrar en acción. Cada nivel comenzará con nuestro personaje llegando al nivel en un coche a toda mecha. Nada más poner los pies en tierra, nuestro objetivo será acabar con todos los enemigos que se crucen en nuestro camino.

Para poder dar muerte a las hordas de enemigos que nos esperan en cada nivel contaremos con un gran arsenal. Y es que, no sólo contaremos con armas convencionales como escopetas o ametralladores, podremos encontrar hasta cañones o bien dar el paso a las armas cuerpo a cuerpo. Es toda una delicia contar con un arsenal tan nutrido.

A toda mecha

Cómo decimos, Huntdown es un juego puramente arcade, es por eso que dota a su jugabilidad de una gran velocidad. Para conseguirlo, nos da la oportunidad de tener un pequeño dash, así como la posibilidad de deslizarnos. La jugabilidad en sí, es bastante sencilla, ya que principalmente nos limitaremos a realizar movimientos rápidos mientras disparamos y saltamos.

Todo esto, viene acompañado de un uso realmente acertado de las coberturas. A pesar de la velocidad que mencionamos, Huntdown incluye a lo largo de sus niveles cajas y diversos objetos que tendremos que utilizar para cubrirnos. Al comienzo del juego, puede que pensemos que su uso es innecesario, a medida que avancemos nos daremos cuenta de que su importancia es vital.

No sólo por la dificultad de los niveles, los cuales cada vez serán más desafiantes, sino por unos jefes que nos darán mucha guerra. Como decimos, el comienzo de Huntdown es bastante sencillo, pero a medida que avancemos nos daremos cuenta de la gran dificultad que envuelve al título.

Sus 20 jefazos serán todo un desafió, sobretodo por el hecho de que cada uno de ellos contará con diversas fases. Algo que nos obligará a estudiar con detenimiento sus movimientos y utilizar sabiamente nuestros recursos. Más aún cuando los objetos curativos vayan siendo cada vez más escasos.

¡Coge un mando!

Por si fuera poco todo lo mencionado, el juego nos da la oportunidad de disfrutar de su acción en cooperativo con un amigo. Sin duda, un añadido que alegrará a muchísimos jugadores. Eso sí, no podemos decir que esta modalidad sea totalmente redonda, ya que no se ha implementado la posibilidad de jugar online.

Por otro lado, para ir cerrando este análisis, tenemos que hablar de la duración. Huntdown, no es un juego extremadamente largo, aunque creemos que debido a la simpleza de su fórmula alargar el juego más de lo debido podría ser realmente contraproducente.

Es por ello, que la duración de Huntdown se sitúa entre 2 y 3 horas, todo dependiendo de la habilidad del jugador. No obstante, hay mucho por hacer. Cada nivel cuenta con una serie de desafíos y objetos ocultos que ayudarán a alargar la experiencia.

Finalmente, tenemos que decir que Huntdown es una de esas experiencias que atrae desde el primer momento. Su estilo gráfico es realmente llamativo y atraerá la mirada de muchos jugadores amantes de los títulos retro. Pero Huntdown es mucho más que un gran pixel art, es pura acción. Con una jugabilidad adictiva como pocas será muy difícil separarnos de los mandos. Con todo esto, no podemos hacer otra cosa que recomendar Huntdown, sobretodo si contamos con alguien con el que disfrutar en cooperativo.

Si os gustan estos juegos con sabor añejo, no os olvidéis que recientemente Streets of Rage 4 dio el salto a Xbox Game Pass.

Estamos en Opencritic donde puedes encontrar este y otros de nuestro análisis. Otros análisis que pueden interesarte en nuestra web.

Huntdown

19,99 €
8.2

Gráficos

8.5/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Pro.

  • Pura nostalgia
  • Un grandioso pixel art
  • Jugabilidad simple pero adictiva
  • Sus combates contra jefes son un espectáculo

Contra.

  • Una lástima que su coop se limite a local

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *