Análisis Infinite: Beyond the Mind

Un ejército de proporciones épicas tiene el claro objetivo de acabar con nosotros. Comandados por Evangelyn Bramann, la reina de Beljantaur, extenderán el terror a lo largo y ancho del reino hasta destruirnos. Todo ello para obtener un extraño poder que alberga en nuestro interior. Tanya y Olga, las dos protagonistas, tendrán la clave para detener sus planes. Valiéndose de sus habilidades, destruirán a infinidad de jefes y huestes de soldados de la reina que se crucen en su camino. Todo ello, endulzado con un apartado artístico soberbio, fundiendo las plataformas con segmentos shoot´em up que dan forma a la obra de Emilie COYO y Blowfish Studios.

Gráficos

Lo primero que llama la atención de Infinite: Beyond the Mind, es su colorido apartado artístico. Este plataformas en 2D se beneficia de un estilo chibi pixelado para dar forma una gran variedad de fondos y escenarios. Se trata de un videojuego muy rico en este sentido, que mantiene la esencia clásica pero adaptándola y dándole un toque distintivo. Hay diseños mejores y otros menos acertados, pero generalmente, el título mantiene el nivel en todo momento. Es un gustazo saltar entre sus plataformas e ir repartiendo mamporros entre los enemigos.

El juego regala estampas maravillosas, y su minimalista interfaz permite disfrutar de ellos en todo momento. Es muy poco intrusiva, lo que además de despejar aún más la vista, permite un mayor control sobre lo que sucede en pantalla. Y es que los enemigos son en parte protagonistas además de Olga y Tanya, siendo normalmente muy numerosos. Sus diseños son algo genéricos, pero cada uno está caracterizado para que sea único en función de sus ataques, de manera que se sienten realmente diferentes y variados. Los jefes y los personajes más relevantes, como la reina y nuestras dos protagonistas, lucen mucho mejor con un aspecto realmente atractivo.

Sonido y textos

Afortunadamente, cada vez más los videojuegos de estas características van mejorando en el aspecto de los idiomas. Adaptándose a ello, sus desarolladores han optado por incluir una completa traducción al castellano. Y lo cierto es que cumple sobradamente bien.

No hay diálogos, y la escueta narrativa se cuenta mediante algunas secuencias concretas con texto. Por lo demás, los menús siguen esta línea, con opciones que se reducen a lo mínimo que exigen este tipo de propuestas. Incluso el típico tutorial de iniciación está disponible como un nivel más.

Por su parte, la banda sonora no es que sea especialmente destacable, pero tampoco lo hace en el sentido negativo. Puede resultar algo repetitiva, lo que es común en este tipo de juegos, pero unida al apartado gráfico y a la jugabilidad, da como resultado una mezcla fantástica.

Algo similar sucede con los efectos sonoros, aunque me ha gustado especialmente por la cantidad de tralla que hay en pantalla. Cuando hay muchos enemigos y vehículos, las explosiones se vuelven más espectaculares. Hablo de un combo que aporta sensaciones de lo más gratificantes.

Jugabilidad

Más allá de la narrativa o su apartado visual, lo que hace tan especial a este Infinite Beyond the Mind es su jugabilidad. El tutorial de inicio se plantea como si de un nivel “0” se tratase, y tardaremos muy poco en hacernos con los controles. A diferencia de otros títulos similares, aquí he sentido una mayor precisión en los movimientos, lo que al final resulta crucial.

La agilidad y el frenetismo son algunas de las características destacadas del juego, y se nota desde el minuto uno. Si bien se nos da la posibilidad de elegir entre dos protagonistas, este aspecto no se verá afectado de ninguna manera, otorgando esa habilidosa sensación de movimiento.

El videojuego de Emilie COYO plantea una combinación entre plataformas y segmentos shoot´em up que le sientan de maravilla. Las plataformas conforman el grueso del juego, y presenta un rico diseño de niveles. Valiéndonos del doble salto, podremos acceder a diferentes áreas repartidas en sentido vertical. Por otra parte, los tramos shoot´em up son una buena forma de darle un respiro al jugador, aunque la exigencia dependerá de la dificultad escogida. Los niveles son los tres clásicos, fácil, normal y difícil, de los cuales recomiendo el normal para una primera partida, ya que se siente bastante equilibrado.

Las mecánicas son simples e intuitivas, y serán suficientes para movernos con cierta agilidad por los escenarios. Tenemos el golpeo, salto y salto doble, una maniobra de esquiva, y más adelante podremos adquirir nuevas habilidades. Se agradecería una mayor variedad de movimientos, aunque esto es una opinión de lo más personal.

Al final, los combates contra grupos numerosos de enemigos o los jefes finales, son toda una delicia. Estoy seguro de que los amantes del género encontrarán diversión a raudales, más aún con el modo cooperativo.

Duración

Dependiendo de la dificultad escogida y nuestra habilidad a los mandos, Infinite: Beyond the Mind puede alargar su duración hasta la hora u hora y media. Sin embargo, también hay que contar con su modo cooperativo, que nos permite disfrutarlo en compañía, dándole una interesante rejugabilidad. Es bastante corto sí, pero su precio y lo que ofrece a cambio, son suficientes para pasarlo en grande, con una jugabilidad de lo más adictiva.

Conclusión

No tenía grandes expectativas con este plataformas, de hecho, llegaba completamente en blanco ante un videojuego que, sin pretensiones, me ha sorprendido muy para bien. Su apartado visual es precioso con sus más y sus menos, y si bien la banda sonora goza de un justo protagonismo, la jugabilidad es toda una delicia que invita a seguir peleando en cada nivel. Se echan en falta más niveles, pero cuenta a su favor con el modo cooperativo, además de un precio muy ajustado. Características que lo hacen una excelente opción plataformera a tener en cuenta.

Estamos en Opencritic donde puedes encontrar este y otros de nuestro análisis. Otros análisis que pueden interesarte en nuestra web.

Seba_Kleper

Infinite: Beyond the Mind

8,99
6.3

Gráficos

7.5/10

Sonido y textos

7.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Duración

3.5/10

Pro.

  • Apartado visual muy atractivo
  • Una jugabilidad adictiva
  • Excelente diseño de niveles

Contra.

  • Duración demasiado reducida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *