Análisis de Book of Demons

Digamos que eres uno de esos buenos jugadores de la vieja escuela que le gustan los juegos de rol, hack and slash. Y te diste el lujo de jugar en su momento juegos como el primer juego de Diablo. Si eres de estos, entonces compartes un mundo común con los desarrolladores de Book of Demons. Thing Trunk es un pequeño estudio que para este juego tuvo el apoyo de 505 Games como Publisher. El estudio fue fundado por 3 hombres: Maciej Biedrzycki (cofundador de Codeminion), Konstanty Kalicki y Filip Starzyński (fundadores de Twinbottles).

Book of Demons es un juego de Hack-and-slash con una estética muy particular. La idea de que es un libro viene aquí a ser literal, pues se trata de que todo lo que encontramos hace parte del mundo de papel. Uno hasta podría pensar que Book of Demons es la versión de papel de Diablo (primera entrega). Con la catedral, Deckard Cain, y otros más personajes que nos recordarán ese Diablo. Pero lo más parecido que tendrá a ese primer diablo es el concepto de bajar al infierno a través de la Catedral.

Book of Demons es un juego diseñado para que todo tipo de jugadores, permitiendo que los más casuales puedan acceder pero asegurando una experiencia completa para los veteranos. Y esto lo hacen a partir de ofrecer mecánicas específicas como cambiar el tipo de aventura que tenemos, desde la duración de cada nivel, hasta la dificultad. Book of Demons es el juego perfecto para aquellos que siempre han querido probar juegos como la serie Diablo, pero dudaban sus habilidades.

Estás en un libro y el arte es de papel en Book of Demons

El arte de Book of Demons es lo primero que vas a notar. No es lo único, pero si es lo primero. Porque apenas comienza el juego te pone una cinemática muy bien lograda en donde te presentan la historia: el mundo de los libros está en peligro y tu eres el héroe. Pero esto quiere decir que todos los personajes, edificios y monstruos en Book Of Demons están hechos completamente con papel doblado.

Los animadores también han agregado pequeños detalles agradables en el juego para que se sienta más interesante mientras lo juegas, como el trabajo con las antorchas y la sombra que crean, o las animaciones del frío, el fuego, el veneno o la iluminación dentro de ese mundo de papel. La única queja frente a la animación de personajes es que mientras el mundo de los demonios está muy animado, los NPC en cambio son dibujos más bien estáticos, que no cambian para los diálogos.

La música de Book Of Demons no es inmejorable pero es bastante decente. Cada área tiene su propio diseño sonoro, esto hace que la experiencia por área tenga su carácter único. También hay muchos sonidos para dar vida a todas las criaturas malignas, o las explosiones de fuego o veneno. Esto es un complemento más que interesante para ese mundo de papel, porque llena ese mundo de vida de maneras adicionales.

Image

Una jugabilidad simple que puede ser repetitiva

La jugabilidad de Book of Demons es bastante simple. Tienes un personaje que sube de nivel, y tiene habilidades. Estas habilidades están representadas con cartas. En cuanto a las mazmorras en las que estás siempre, bueno no hay exploración libre como tal. Vamos por un camino preestablecido que nos lleva a recorrerla. Aunque es cierto que podemos avanzar sin visitar cada rincón de un nivel. Subir de nivel quiere decir que podemos elegir entre agregar un punto a nuestra sangre o a nuestro mana (que sirve para hacer uso de las cartas de poderes).

En cuanto al combate tenemos un combate interesante que se va desgastando a lo largo del juego. Tenemos tres tipos de personajes (el mele, el arquero y el hechicero), que a pesar de ser diferentes, terminan funcionando más o menos parecido. Por un lado está el ataque básico, que funciona a tanto si lo presionamos, como en automático. Si no estamos haciendo nada, nuestro personaje atacará automáticamente cualquier cosa que se mueva, aunque a un ritmo más lento. Pero el verdadero sentido del combate está en el uso de nuestras habilidades, lo que parte de armar el mejor mazo para nuestro estilo de combate, con una gran variedad de poderes y habilidades, pero limitados por la cantidad de cartas que podemos cargar. Solo las cartas tienen los poderes especiales que te permiten vencer a las hordas de monstruos que vendrán por ti.

Construir un mazo sólido requiere equilibrar los tipos de cartas. Hay tres tipos de cartas. Cartas verdes de artefactos, tarjetas rojas de objetos y tarjetas azules de hechizos. Las verdes te dan efectos constantes aunque cuestan una cantidad de maná constante. Las rojas son las que sirven para restaurar vitalidad, sangre, ralentizar el tiempo. Estas no consumen mana, sino que deben cargarse con la adivina del pueblo. Y las azules son las que sirven para hacer daño con electricidad, invocando monstruos, fuego, y otras muchas maneras más. Solamente con leer las descripciones de cada tipo de carta te das cuenta de por qué el equilibrio en tu mazo hace la diferencia.

En cuanto a el sistema de progresión es realmente básico. Funciona de varias maneras, y la base de todo es casi siempre el oro que consigues. Por un lado las cartas pueden ser mejoradas. Esto te cuesta oro y otros materiales que te encuentras. Subes de nivel, eso ya lo dijimos. Y además puedes encontrar artefactos que luego van a un caldero mágico en donde luego de pagar convierten todo en premios y puntos de vitalidad o mana. Las ranuras para las cartas también cuestan oro, y su precio va aumentando exponencialmente en la medida en que la vas comprando.

Conclusión

Creo que Book of Demons tiene mucho que ofrecerte como experiencia de juego. Por un lado tiene un arte bien interesante con estas figuras de papel doblado que sin duda están muy bien logradas. Un soundtrack que acompaña y ambienta muy bien y un diseño sonoro bastante eficiente. La narrativa de su historia pudo ser mejor, pero no está mal tampoco.

Además de eso, tiene un gameplay entretenido que te ofrece opciones que se ajustan al tiempo que quieres dedicarle a cada nivel. El juego te da la opción de ajustar si quieres pasar el nivel en 7 minutos o en 50 (o incluso en más). Y eso está muy bien. A esto lo llaman el Flexiscope, y es de verdad algo que para mi hace la gran diferencia. Porque además, el tiempo, que es estimado, te lo dan de acuerdo a cómo juegas.

Su gran problema es el mismo que tiene la primera entrega de Diablo, que es repetitivo. Se trata de ir bajando hacia el infierno. En cada nivel encuentras un tipo de monstruos que luego de un rato comienzan a repetirse. Tras varios niveles debes enfrentar a un jefe. Ese jefe principal, hay que decirlo, tiene su propio diseño e historia, y en general está lleno de detalles únicos bastante buenos. Pero si dejas eso de lado, va a pasar, como en Diablo, que estás haciendo lo mismo una y otra vez.

Otra queja que puede hacerse es el diseño de menú. A veces la información que te dan puede estorbar bastante. Y los colores que utilizan para indicarte donde estás puede no ser tan claro. Es cosa de acostumbrarse, pero la verdad que pudo hacerse mucho mejor.

La dificultad es bastante alta en normal. En la más difícil, juegas con una sola vida y si tu personaje muere, hasta ahí llegó la historia. Esto lo hace divertido, sin duda, que tengas la opción de escoger el reto que quieras, tanto por la dificultad como por el tiempo que debes emplear para superar un nivel. Este juego lo recomiendo sobre todo para quienes disfrutan esta clase de juegos de avanzar por calabozos con muchos enemigos, trabajar con poderes, conseguir cartas. Es bastante disfrutable y sin duda será una gran adición a tu biblioteca.

Estamos en Opencritic donde puedes encontrar este y otros de nuestro análisis. Otros análisis que pueden interesarte en nuestra web.

Bux
Follow me

Book of demons

21,99
8

Gráficos

8.5/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

7.5/10

Pro.

  • Artísticamente precioso
  • Referencias a Diablo bien logradas
  • Gameplay divertido con un sistema de progresión interesante

Contra.

  • Si no te gusta este tipo de juegos, se te hará repetitivo y luego aburridor
  • Problemas con la información en los menús, por exceso de esta

Una respuesta a “Análisis de Book of Demons”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *