Análisis de Gun Crazy

Ratalaika Games nos trae Gun Crazy, un clásico shoot’ em up arcade en 2D en el que nuestros disparos darán verdadero placer a nuestros ojos.

Nuestro personaje será una chica policía venida del futuro a la que, armada con una tremenda pistola en una mano y un puño robótico en la otra, no le costará nada apretar el gatillo para eliminar todo lo que se encuentre por delante.

Gráficos

El título luce bastante bien, nos encontramos con unos gráficos de estética pixel art muy conseguidos. Tenemos una buena paleta de colores en pantalla, y, aunque a veces, en ciertos niveles el juego se nos antoje un poco pobre en detalle en comparación a los grandes títulos de este género, no desmerece para nada la experiencia que nos transmite.

Hablando un poco en términos de diseño, el modelado de nuestro personaje y el de los enemigos está muy conseguido. Nos traslada directamente a aquellos maravillosos años 90. Por poner un pero, hay veces que los enemigos, disparos, monedas en pantalla pueden llegar a sobresaturarnos… pues es una auténtica locura. A nivel de fluidez, cumple de sobra, incluso con toda esa carga en pantalla. Se mueve a una velocidad demencial, recuerda muchísimo al fantástico Gunstar Heroes de la mítica Megadrive de Sega.

Sonido

¿Qué podemos decir de como se oye este título? Pues que se oye perfecto, es una auténtica locura sonora. La satisfacción que produce el sonido de los disparos es una delicia y la música de fondo es muy buena y pegadiza, pero la verdad, y siendo francos, tampoco estaremos muy atentos a ella. El frenetismo del título nos da muy poco tiempo para fijarnos en los pequeños detalles, pues estaremos dando tiros por doquier.

A nivel de textos, el juego viene localizado al inglés, como los arcades de la época. No es algo que os deba preocupar, ya que no tenemos una trama ni nada por el qué fijarnos en los textos. Tan solo estaremos pendientes de los enemigos que avancen hacia nosotros y a nuestra barra de vida.

Jugabilidad

Sin duda, el mejor apartado de este título, su jugabilidad. El control de nuestro personaje es verdaderamente exquisito, se mueve muy bien. Podemos disparar en cinco direcciones y golpear con nuestro puño, si presionamos LB podremos clavarnos y poder apuntar más preciso. No tendremos muchas ocasiones de poder realizar esta acción ya que la velocidad del título no nos lo permitirá. También contamos con un botón para esquivar y doble salto. No solo dispondremos de balas normales, si no que podremos encontrarnos mejoras para nuestro brazo armado y disparar proyectiles más potentes, eso sí, durarán muy poco, así que usadlo bien.

El título cuenta con 4 niveles, cada uno de ellos totalmente diferente al otro, incluso en su jugabilidad. Así mismo, cada nivel contará con su correspondiente jefe final y subjefes a los que tendremos que pensar una buena estrategia para acabar con ellos. Sabremos si al jefe le queda poco porque empezará a parpadear en rojo, momento en el cual, haremos alarde de todo nuestro arsenal para terminar de rematarlo.

Disponemos al comenzar nuestra aventura de 5 corazones y 3 vidas, cada vez que las agotemos se nos consumirá un crédito, y como solo disponemos de 3, una vez los hayamos gastado todos, tendremos que empezar desde el principio. Game Over…

Duración

Los cuatro niveles de los que dispone el título son muy divertidos y frenéticos pero se hacen un poco cortos, en una horita podemos despacharnos el juego, los más hábiles quizás en menos.

Una vez completado el último nivel, al que os aseguramos, no será fácil llegar, se nos desbloqueará el modo 1CC. Un modo para los más valientes que quieran completar el juego con solo una vida.

Conclusiones

Gun Crazy rezuma acción, frenetismo, diversión a raudales y en definitiva, nostalgia. Hace despertar los mejores recuerdos de aquellos maravillosos años 90 en los que no hacíamos otra cosa que pegar tiros sin “ton ni son” a todo lo que se moviera en aquellos shoot’ em up.

Reconforta ver títulos de esta índole en esta época, exigen algo más al jugador que recorrer simples pasillos y cinemáticas. Este juego es mucho más, su buen hacer a los mandos hace que sea muy divertido y dan ganas de jugarlo y rejugarlo para poder superar tu marcador.

En definitiva, un videojuego indie altamente recomendable con un precio casi simbólico con el que apoyaremos a las desarrolladoras pequeñas que tanto esfuerzo y empeño le ponen a su trabajo, y que además, hacen títulos tan buenos como este.

Gun Crazy

4,99 €
7

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Pro.

  • Vertiginosa acción en pantalla
  • Muy divertido
  • Rejugable

Contra.

  • Algo escaso de duración
  • En ocasiones, demasiada locura en pantalla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *