Análisis Thunder Paw

Thunder Paw es un nuevo plataformas que llega a Xbox de la mano de Ratalaika, un estudio que sigue aportando juegos en forma de pequeños proyectos indie. En este caso, se trata de un plataformas preciosista de estilo pixel art, que plantea una serie de retos muy interesantes. Todo ello impulsado por una trama sencilla que tendrá como objetivo salvar a los padres de Thunder, nuestro protagonista. Estos han sido secuestrados, y para reunirnos con ellos, tendremos que valernos de nuestro arma para acabar con todo el que se nos cruce por el camino. Pero que no os engañe su jugabilidad o apartado artístico, los jefes finales pueden complicarnos la vida, y mucho.

Gráficos

A lo largo de su periplo, Thunder recorre diferentes zonas y niveles, todos ellos con un bonito apartado visual pixel art. Los efectos no alcanzan un detalle excepcional ni mucho menos, pero el entorno lo suple sin problema. Durante la aventura, iremos cambiando de biomas, todos ellos muy coloridos aunque con unos tonos más bien oscuros que se generalizan demasiado. Hay variedad sí, aunque también cierta similitud en algunos elementos. En este análisis, solo contaréis con imágenes de una zona concreta al comienzo del juego, puesto que no quiero desvelar el resto ya que el título no tiene una duración demasiado elevada.

Los mapas, aunque por momentos parecen un tanto vacíos, están habitados por enemigos muy variados. Cerdos o gatos entre otros, nos harán la vida un poquito más complicada. De hecho, será necesario acabar con ellos para pasar de nivel. Su diseño me ha parecido bastante acertado para las dimensiones de las que hablamos. La interfaz, casi inexistente, se muestra con la información justa, de manera que no es molesta ni resta apenas visibilidad al usuario. Hablamos de un juego sencillo en cuanto a gráficos y diseño, pero a la vez muy equilibrado, algo que se refleja también en los menús.

Sonido y textos

Ratalaika es un estudio que, en lo sonoro me ha aportado experiencias de todo tipo. Si sois de aquellos que se han aventurado a probar sus diferentes productos, coincidiréis conmigo (o no) en que son capaces de lo mejor y lo peor. Recuerdo uno de los primeros juegos que analicé, Red Bow, en el que la temática y la jugabilidad requerían cierta serenidad. Aquel era un juego muy pausado, y como tal, la banda sonora se adaptaba a ello. Sin embargo, la propuesta de Thunder Paw es mucho más frenética, con un tono diferente. La música obviamente tira por esos lares, pero es una pena que las pistas sean tan cortas y repetitivas. Llega un momento en el que se vuelve martilleante, y eso el jugador lo acusa. Por suerte existe la opción de anular la música.

En lo referente a los textos, hay poco que destacar, teniendo en cuenta que estos también son muy reducidos. La mayor parte están destinados a los menús, a unas leves cinemáticas contextuales del inicio, y a la interfaz. Aunque pueda venir en inglés en un principio, Thunder Paw viene traducido íntegramente al castellano y a otros muchos idiomas. Para cambiarlo, basta con acceder al apartado de opciones (settings) desde el menú principal.

Jugabilidad

Este nuevo plataformas de Ratalaika, presenta un objetivo que va más allá de superar un escenario del punto A al punto B. La idea primaria en Thunder Paw, es acabar con todos los enemigos repartidos por los niveles. Un contador nos avisa de cuantos hay y cuantos hemos eliminado con nuestro arma. Todos ellos, repartidos por diferentes zonas, se irán contabilizando. Una vez completado el nivel, aparecerá una flecha verde sobre Thunder, que indicará el lugar donde se encuentra el final del mapa, dando paso al siguiente nivel. Una máquina habilitada en este lugar, también se mostrará en color rojo mientras no hayamos cumplido con los requisitos para avanzar. Posteriormente se cambiará a un tono verde a modo de confirmación.

Como misión secundaria, hay unos ítems repartidos por el mapa. Suelen encontrarse en zonas más intrincadas del escenario, y que tienden a ser algo más complicados de atrapar. Aún así, no requieren un desafío excesivamente retante. En cuanto a mecánicas, hay poco que destacar, los controles se limitan a saltar, desplazarse y disparar nuestro arma, que por cierto, es la única disponible, siendo un aspecto a mejorar. A medida que matamos a los enemigos, estos soltarán una especie de diamantes azules, que contribuirán a mejorar la potencia de fuego. Una pena que no contemos con más variedad.

A lo largo de la aventura, unas plataformas brillantes en un tono verdoso actúan a modo de “checkpoint“, sirviendo como punto de guardado. La salud también puede restaurarse de esta forma. Otro detalle a tener en cuenta, es que hay determinados puntos en los que si caemos al vacío, podremos morir, por lo que hay que estar atentos a las señales en forma de exclamación. Lo más satisfactorio es el combate contra los jefes finales, difíciles y divertidos a la vez.

Duración

Como es habitual en este tipo de propuestas, Thunder Paw propone una duración muy reducida, y de ahí también su precio. La aventura presenta 20 niveles y 5 biomas diferentes, pero no tardaremos más de 4 horas en superarlos todos. En general, no es un juego demasiado complicado, y aunque los jefes finales elevan la dificultad, no supondrán un mayor problema para avanzar.

Conclusión

Este es uno de esos videojuegos perfectos para completarlos en una sola tarde, o incluso puede que en menos tiempo. La relación calidad-precio es bastante decente, pero es obvio que no aportará demasiadas horas de diversión. El sonido, la nula variedad de armas, y una duración escasa, son los principales problemas en contra de Thunder Paw. Por lo demás, el juego se muestra bonito a la vista, con una jugabilidad sencilla y efectiva. El diseño general cumple de sobra, y encontraremos niveles y enemigos diversos. Hablamos de un plataformas perfectamente disfrutable, que sin mayores pretensiones bien podría hacerse un hueco en nuestras bibliotecas.

Seba_Kleper

Thunder Paw

4,99
4.9

Gráficos

6.4/10

Sonido y textos

3.5/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración

3.8/10

Pro.

  • Apartado artístico
  • Relación calidad-precio
  • Diseño y variedad de enemigos

Contra.

  • Duración muy reducida
  • La banda sonora es repetitiva y molesta
  • Nula variedad de armas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *