Análisis Reed Remastered

A menudo la sencillez jugable y aparente que presentan algunos videojuegos resulta engañosa con respecto a su dificultad. Lo que a simple vista parece ser un juego liviano sin demasiados inconvenientes, puede convertirse en nuestra peor pesadilla. Incluso puede llegar a defraudarnos si el efecto que produce es en la dirección contraria y resulta ser extremadamente fácil. Reed Remastered no es lo uno ni lo otro. El nuevo plataformas de Ratalaika Games equilibra notablemente su mezcla plataformera entre dificultad y diversión. Además, presenta unos diseños y variedad de niveles bastante decentes.

Gráficos

Como viene siendo habitual en los últimos títulos de la compañía, Reed Remastered recurre a un apartado artístico basado en el “pixelart“. En este caso podría decirse que el resultado es bueno, aunque en una industria en la que este tipo de videojuegos se cuentan por miles, es complicado hacerse un hueco. Y más en el panorama indie, donde los desarrolladores sacan constantemente el mayor jugo posible a sus mínimos recursos. Por lo tanto, no es un juego que destaque especialmente, aunque al mismo tiempo es entretenido y trae consigo un aceptable diseño de niveles. Además, semejante apariencia no deja de tener su encanto, y siempre son bienvenidos títulos así.

Sonido y textos

En lo referente a su banda sonora y efectos sonidos, podría decirse que es el punto más negro de este título. El concepto de Reed Remastered es bueno, pero más allá de una banda sonora (si es que puede llamarse así) que supera lo discreto, algunos de sus efectos de sonido son excesivamente molestos. Con el volúmen de la televisión es algo más aceptable, pero al probarlo con auriculares, hay un sonido especialmente estridente. Por más que se intente ignorar está ahí, y estropea la experiencia al probarla de esta manera. Lo mejor de este apartado, es la propia opción que aparece en el menú principal para poder desactivar los efectos de sonido.

Por lo demás, encontramos una correcta traducción al castellano y otros tantos idiomas. El menú es bastante sencillo, ofreciendo además el nivel por el que vamos al momento de continuar nuestra partida, que por cierto, se guardará automáticamente al completar cada nivel.

Jugabilidad

El reto que ofrece Reed Remastered es, como decía al inicio de este análisis, bastante equilibrado. Es por lo que su jugabilidad es la clave del juego, con unos controles sencillos que a su vez se compaginan con niveles lo suficientemente complicados pero a la vez accesibles para el usuario. Suele ocurrir en algunos títulos, que la dificultad actúa mas bien en su contra al traer consigo la frustración continua del usuario. Aquí no he tenido esta sensación. De hecho, he sentido en todo momento que cada nivel, a pesar de lo complicado que pueda ser, está perfectamente adaptado a la jugabilidad.

Por supuesto, el ensayo y error es un trámite del que nadie podrá librarse, pero al tratarse de unos niveles de corta duración resultan sencillos de memorizar. Puede parecer un defecto, pero desde mi punto de vista es un elemento que ayuda al jugador a avanzar y a no alcanzar dicha sensación de frustración. A lo largo del camino, habrá que sortear todo tipo de trampas; plataformas que se desprenden con nuestro peso, otras que van y vienen, cañones de flechas, enemigos, etc. Y si morís (que lo haréis), no os preocupéis por ello, ya que el juego simplemente os devolverá al inicio del nivel en el que habéis perecido para volver a intentarlo. Como aliciente, decir también que podréis descubrir algunas zonas secretas a lo largo de ciertos niveles.

Duración

Es una pena que Ratalaika tienda a crear unos videojuegos que, en general, se quedan bastante cortos en cuanto a duración. Hay algunos decentes como este Reed Remastered, que por desgracia otorgan pocas horas de diversión. El precio juega a su favor sí, pero siendo lo suficientemente habilidosos, podemos completar todos los niveles en a penas media hora o 40 minutos.

Conclusión

Luces y sombras para un plataformas clásico que apuesta definitivamente por su jugabilidad. En este sentido cumple bastante bien, y otorga un equilibrio que se aleja de la frustración pero sin dejar de lado una dificultad notable que divierta al jugador. La opción de poder desactivar el sonido y sus diferentes efectos es todo un acierto, porque más de uno lo va a pasar mal, especialmente al jugarlo con auriculares. En definitiva, hay un buen diseño de niveles, una jugabilidad sencilla y efectiva, todo ello empañado en parte por la escasa duración y unos efectos de sonido molestos. De esta manera, Reed Remastered es una buena opción si lo que buscáis es un plataformas asequible y disfrutable a partes iguales.

Seba_Kleper

Reed Remastered

4,99
4.7

Gráficos

6.0/10

Sonido y textos

3.8/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración

3.0/10

Pro.

  • Buen diseño de niveles
  • Jugabilidad y dificultad equilibradas
  • Un precio realmente reducido

Contra.

  • Efectos de sonido molestos
  • Una duración demasiado reducida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *