Análisis Glass Masquerade 2: Ilussions

Desde hace ya muchos años, venimos oyendo eso de que los videojuegos también son arte. Hay quien directamente los cataloga como el octavo arte, e incluso se atreven a anteponerlos al cine o la música. Yo soy de los que prefieren verlos como una perfecta comunión entre las grandes virtudes de ambos, sirviéndose a la vez del factor jugable que lleva a quien los disfruta a un estado de inmersión total.

Hay millones de ejemplos por supuesto, pero si buscáis uno muy claro de un videojuego al servicio del arte, este es uno de ellos. Glass Masquerade 2: Illusions es pura fantasía visual. Un título de puzles preciosista que no deja indiferente por su apartado artístico. Me ha encantado, y a continuación os contaré el por qué.

Gráficos

Glass Masquerade 2: Illusions es precioso lo mires por donde lo mires. Artísticamente es una delicia, y desde el minuto uno queda patente el esmero de Stage Clear Studios y Onyx Lute para alcanzar semejante resultado. Tratándose de un juego de puzles en el más estricto sentido de la palabra, es importante que logre calar por la vista más allá de su jugabilidad. Y sí, han cumplido el objetivo sobradamente. Las imágenes que forman los puzles en forma de vidrieras son especialmente bonitas, y los menús no lo son menos.

Todo ello se redondea con una temática al más puro estilo de cuento de hadas, acompañada con mensajes y citas enigmáticas en relación a los puzles que vamos completando. Los diseños de dichos puzles son bastante originales y todos representan escenas bien diferenciadas, siguiendo eso sí la misma tónica. Al final, el videojuego es tan verdaderamente atractivo que uno sigue queriendo continuar para descubrir las nuevas estampas que alberga en sus vidrieras.

Sonido y textos

¿Qué sería de los cuentos de hadas de la pequeña y gran pantalla sin una banda sonora a la altura?. Exacto, pues en Glass Masquerade 2 tampoco tendréis que preocuparos en este sentido. La música que nos acompaña en todo momento va en la misma línea que la temática. No es ni mucho menos una banda sonora llena de diversos registros o pistas que se alternen entre sí, pero tampoco hace falta.

En ningún momento he tenido la sensación de que me parezca pesada o repetitiva. Incluso diría que es relajante y contribuye a que el propio jugador se contagie de ello, algo a tener en cuenta sabiendo que hablamos de un título de puzles que requerirá de cierta paciencia.

También hay que poner en valor el hecho de que nos llegue con una completa traducción al castellano. No es que sea de vital importancia a la hora de completar sus puzles, pero se agradece tanto por los menús como por las diferentes frases que pueden leerse a lo largo de la partida. La inmersión es mayor al comprender todos y cada uno de sus mensajes, además de la comodidad que siempre supone el hecho de entender todas y cada una de las referencias textuales.

Jugabilidad

En lo jugable Glass Masquerade 2, al igual que en títulos similares, no ofrece ningún tipo de complicación. La destreza necesaria a los mandos es lo básico de lo básico, que no es malo precisamente. A lo largo de su gameplay, los controles se limitan a movernos con el analógico izquierdo sobre las piezas que queramos seleccionar, y con la “A” pulsamos en el lugar que deseemos para ubicarla.

Es bastante sencillo y cómodo, puesto que se nos permite arrastrar la pieza e ir comprobando su compatibilidad con el resto. Para ir avanzando por el menú de los diferentes puzles, basta con ir completando los ya disponibles, y poco a poco veremos como el “árbol” de estos se va desbloqueando. Como detalle a tener en cuenta, también se ha incluído un reloj que nos informará de cuanto tiempo nos ha tomado completar cada puzle.

La dificultad dependerá de cuan habilidosos seáis, aunque el título ofrece dos variantes algo distintas para quienes busquen un reto un poco más exigente. Durante la partida, pulsando el botón “Y” puede cambiarse la dificultad, que se mostrará mediante un icono que cambia de color según la que tengamos activada. Si optamos por el modo más difícil, deberemos ir girando nosotros mismos las piezas, y aparecerá un símbolo de tono rojizo que nos lo hará saber. Mientras que si mantenemos el nivel normal, el icono se mostrará de color verde y la pieza se pondrá de forma automática en la postura correspondiente.

Hay que resaltar que este cambio puede realizarse en cualquier momento, pero al hacerlo, el avance que se haya obtenido se borrará. De esta forma, habrá que empezar el puzle de cero con la nueva dificultad escogida.

Duración

Como suele ocurrir en tantos y tantos videojuegos, la duración de estos depende a veces de nuestras propias capacidades. El número de puzles a resolver es bastante elevado y variado, por lo que solo puedo ofrecer una aproximación en base mis partidas. Tomándoos el juego con calma y jugándolo en la dificultad normal, la media es de unas 8-9 horas. Pero como digo, de vosotros dependerá que se alargue o se acorte en función de la destreza con la que resolváis estos puzles.

Conclusión

No tenía ningún tipo de expectativas con Glass Masquerade 2: Illusions. Ni buenas ni malas. Simplemente me fui enamorando de su apartado artístico y su banda sonora. Puede parecer una chorrada, incluso puede que a la mayoría de los que leáis este análisis no os sintáis especialmente atraídos por el género. Pero lo que puedo asegurar es que jugarlo está más que justificado por disfrutar de la belleza de sus puzles, que junto a la banda sonora y los diferentes acertijos que los acompañan, hacen del título una experiencia muy especial. El público al que va dirigido es más bien reducido, pero si te gustan los videojuegos y quieres probar el género con algo artísticamente soberbio, esta es una oportunidad de oro gracias también a su relación calidad-precio.

Seba_Kleper

Glass Masquerade 2: Illusions

11,99€
7.3

Gráficos

8.7/10

Sonido y textos

7.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Duración

6.5/10

Pro.

  • Artísticamente bello
  • Jugabilidad sencilla y satisfactoria
  • Gran variedad de puzles y diseños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *