Análisis de Darksiders Genesis.

Este análisis no está hecho por un fan de la franquicia. Y no sé si esto le hará bien o mal a la justicia en este análisis. Pero lo cierto es que lo he pasado bien con Darksiders Genesis, pero sin embargo no puedo decir que sea más que un juego genérico que te divierte y que sin embargo no se siente por ningún lado novedoso. Por más duro que suene esto, no por eso hay que decir que sea un mal juego. Es un juego más, pero uno que está en general bien hecho. Eso sí, tiene sus problemas, el principal derivado de la decisión de poner la vista isométrica, y algunos con el enfoque y desenfoque por movimiento, o lo que es lo mismo…motion blur.

Darksiders Genesis es un juego que intenta enmarcarse dentro del género ARPG, por su árbol de habilidades y niveles y demás. Tiene puzzles y plataformas. Pero más que nada es un hack and slash. Todo lo demás está puesto superficialmente, y funciona, claro. Fue desarrollado por el estudio Airship Syndicate y publicado por THQ Nordic. El juego se lanzó para PC el 5 de diciembre de 2019, y demoró su versión de consola hasta el 14 de febrero de 2020.

No es Diablo, no te preocupes (?)

Este título puede ser considerado como una precuela spin-off en Darksiders. Y como spin-off se pudo tomar sus libertades. Las que, lastimosamente, comienzan y terminan en la vista isométrica, y con una inclusión de juego cooperativo que se queda a medias. Digo esto y pienso que si eres un fan de la saga quizás tenías miedo de que el nuevo Darksiders terminara siendo un Diablo. Y bueno, a parte de la vista, no lo es.

Si esperas encontrar en este juego lo que caracteriza a la saga, lo vas a encontrar por entero. Esto, sin embargo, me parece a mi que le resta al juego puntos. No arriesga lo suficiente, y eso hace que no innove. Algunos dirían que es un Darksiders hecho y derecho. Bueno, yo digo que es un juego más de la saga al que le hizo falta una chispa, un retoque. Aunque claro, debo ser claro, si este es mi primer Darksiders.

Y es que esa vista isométrica lo primero que hace es ponerte a pensar en Diablo. Pero luego te encuentras los puzzles, las plataformas y dices, bueno, esto no es Diablo. Narrativamente tampoco lo es. Sí, somos los héroes queriendo restaurar el equilibrio, y esto implica luchar contra demonios, pero, y esto solo es importante para quienes son nuevos en la saga, crédulos e incautos, no, siempre no, no se parece ni es lo mismo. Desde el tono de la historia, que en Diablo tiene ese tono solemne, esa preocupación, y ese héroe que solo sabe ser héroe. Darksiders Genesis está lleno de humor (del flojo, pero funcional), personajes con matices, y enemigos que no son meramente malos y ya. Que tienen aristas, que son malos y de todas maneras razonables.

Historia: clichés que funcionan

Debo decirlo, a mí los personajes de este título me han funcionado. Guerra y Lucha funcionan bien en conjunto. Se complementan jugablemente, en batalla y también narrativamente. Y aunque definitivamente no son personajes que no hayas visto, y que son, eso sí, un arquetipo gastado, funcionan, divierten, entretienen. Es como esos clichés que siguen usándose en todas partes porque los que consumen estos productos esperan encontrarlos. Y todos felices.

Sin embargo, y esto hay que decirlo, no vas a encontrarte con sorpresas. Los diálogos pueden incluso llegarte a aburrir sino te van este tipo humor y de historias. Y el juego va lineal hacia el destino que ya todos sabemos cuál será. Aunque bueno, tiene sus pequeños giros, sus pequeños dramas que te logran entretener. No creo que esto sea un defecto real. Tampoco creo que encuentres una historia épica de este tipo, en ser innove con la historia y el diseño de personajes.

Lo que sí está claro es que Darksiders Genesis no destaca realmente en este apartado. Está bien, cumple, y ya. Fin.

Colores y Mazmorras, y algo de Blur

Algo que te va gustar en este juego son sus diseños coloridos. Cada escenario que te encuentras tiene un apartado lleno de luz y colores de diferentes tipos. Y eso le viene bastante bien. La lava ardiente, la nieve, las máquinas, todo tiene ese color y diseño que hace del juego una experiencia agradable. También me parece que el diseño de enemigos es variado y satisfactorio (aunque se agota rápidamente). Y los jefes intermedios no tienen esa variedad que uno esperaría.

En cuanto al diseño de niveles como tal, bueno, pues si quizás vas con el prejuicio de que sea un Diablo, este elemento te dirá enseguida que no lo es. Tiene regados varios puzzles que ya te dicen, no querido, esto no es Diablo. Aunque si has jugado juegos de aventura con puzzles reales, estos te van a parecer un juego de niños. En cambio, si lo tuyo son juegos de acción, pues estos te van a gustar, porque son fáciles de resolver y hasta te harán sentir inteligente (que no quiere decir que lo seas 😛). También tiene plataformas que de nuevo no tienen un diseño excepcional pero están bien. Por momentos incluso pueden llegar a parecerte algo difíciles, aunque en su mayoría te parecerán meramente entretenidas.

Algo que sí que no me ha gustado, y he intentado leer sobre esto sin muchos resultados, es un efecto de desenfoque (blur) que tiene integrado el juego al movimiento. Yo lo he jugado en una Xbox One X, y tanto en solitario como en multijugador local ha sido bastante molesto. Estando mucho más presente en el multijugador. A veces simplemente no se ve tu personaje sino un manchón desenfocado. Es como si fueras un miope que olvidó sus gafas y a lo lejos intentaras distinguir a entre conocidos y desconocidos. En multijugador son más escasos los momentos donde puedes ver claramente tu personaje. Incluso llegué a desactivar la opción de desenfoque por movimiento, pero aún así siguió apareciendo.

En cuanto a Bugs, te digo, hay varios. Ninguno que te arruine la experiencia, pero llegan a ser molestos. En una oportunidad me encontraba enfrentándome a uno de los jefes y al terminarlo, acabó incrustado en el suelo, mientras mi personaje hacía un movimiento en el aire. Cosas así vas a ver bastante. Además de que la cámara isométrica me parece que no le funciona bien siempre. Por momentos se te puede perder el personaje. Si peleas debajo de un puente contra un jefe (esto también me pasó), simplemente no ves que está pasando. Porque sí, te marcan la silueta de tu personaje, pero lo demás te lo pierdes. Y puede ser molesto. Esto se agrava si juegas en multijugador local, porque la pantalla se reduce a la mitad y esto hace que la visibilidad sea aún menor.

Sonoramente eso sí, cumple. Tienes todos estos efectos de sonido muy bien puestos que te ponen en medio de la acción. Un doblaje muy bien hecho, además de que puedes elegir el idioma de las voces y los textos, de manera que no te quedas limitado en este aspecto. Y claro, la BSO está muy bien, es todo lo épico que quieres.

Esto es un Hack and Slash

Vamos a hablar de lo mejor que tiene Darksiders Genesis: su sistema de combate. Esto es lo que más lo caracteriza como juego, porque ya lo dijimos, de plataformas tiene una pizca, como también lo tiene de ARPG. Sobre todo porque su sistema de progresión es tan simplista como confuso, o al menos a mí me lo pareció. No es intuitivo, no te pone las cosas fácil. En esto sí tienes que leer los tutoriales que supone, o ser ya un conocido en el vecindario para que se te haga familiar. El Árbol en general no me resultó agradable de manejar. Creo que, en definitiva, hay mejores sistemas de progresión, pero esto quizás sea cosa solo mía.

Pero dejemos eso de lado y vamos a lo que hace bien este juego, su sistema de combate. Aquí tenemos dos modalidades: en solitario o en cooperativo. Por los problemas con el blur que tuve jugándolo en cooperativo, lo jugué en su mayoría en solitario. Y la verdad es que se siente muy bien el hecho de que puedes cambiar entre Guerra y Lucha en cualquier momento.

Cada uno de los personaje tiene su propio enfoque y diseño para el combate. Guerra funciona semejante a cómo fue en Darksiders: Warmastered Edition. Se trata de un repertorio de ataques lentos pero mortales que devastan a los enemigos. Mientras tanto, Lucha está al extremo opuesto, con golpes rápidos, una carrera para apartarse rápidamente del fuego entrante y un arma para atacar a los combatientes a larga distancia.

Los dos estilos se complementan entre sí y garantizan que las peleas con las que tropiezas sean de alta calidad. Además, las habilidades están disponibles para agregar profundidad a medida que te cansas de combatir de la misma manera. Desde la habilidad giratoria de Flamebrand de Guerra hasta el ataque de Lucha, World Ender que proyecta un rayo de energía gigantesco frente a él, todas y cada una de las habilidades que desbloqueas están diseñadas para cambiar el rumbo de la batalla a tu favor.

Todo esto equivale a una experiencia de combate satisfactoria diseñada en torno a las fortalezas de los dos jinetes. Dos conjuntos separados de mecánicas y características que funcionan de manera efectiva al unísono para permitirte acercarse a los enemigos de la manera que mejor te parezca, ya sea de cerca y personal con Guerra o desde una distancia como Lucha. Probablemente tendrás un favorito para cuando se acabe la campaña de 15 horas, pero no importa cuál sea, Darksiders Genesis es sólido en la experiencia que ofrece de combate.

CONCLUSIÓN

Hemos llegado a final de este análisis y espero que ya sepas qué podrías esperar de este juego. Que si lo decides comprar seguro dependerá de tu gusto por los juegos. Los defectos son muy claros, falta de originalidad y novedad en todos sus aspectos. Es un juego más de la saga y un juego más dentro de los géneros. No profundiza suficientemente en ningún género, y en cuanto a sus puzzles y otros elementos parecen haber sido diseñados para estar demás.

Sin embargo, Darksiders Genesis es un juego entretenido. Te logra atrapar con su jugabilidad y su sistema de combate, y no se complica demasiado en historia ni nada más. Está muy bien para pasar el rato, y el hecho de que su campaña dure 15 horas nada más le sienta muy bien. Siendo un spin-off, que no tiene un precio completo, creo que es una buena compra si eres fan de la saga o si simplemente estás interesado en este tipo de juegos. De hecho creo que si eres nuevo lo vas a disfrutar mucho más.

Los grandes defectos que tiene este título, además del problema del blur, es un mapa que no funciona bien por su pésimo diseño y su franca inutilidad, y un sistema de progresión confuso.

Hay un elemento que he dejado por fuera con plena intención. He leído en algunas partes que este juego está diseñado para jugarse en multijugador. Y tal vez lo digan pensando en el sistema de combate con los dos personajes y sus cualidades. Lo cierto es que yo he sentido que este juego no logra tener este elemento multijugador bien diseñado. Me resultó mucho más satisfactorio jugarlo solo, por el blur, y porque cambiar de un personaje a otro es mucho más agradable y hace más sentido que solo tener uno. También porque jugar con alguien más no te hace la experiencia más plena sino más torpe. Tal vez esto sea por mi, pero en general creo que Darksiders Genesis en este aspecto tiene mucho que mejorar.

Bux
Follow me
Últimas entradas de Bux (ver todo)

Darksiders Genesis

39,99
7.5

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

7.5/10

Pro.

  • Un sólido sistema de combate
  • Duración apropiada y rejugabilidad
  • Colorido y con buen diseño de personajes

Contra.

  • Humor e historia cliché pero funcional
  • Problemas con el efecto de blur que dañan la experiencia
  • El mapa no funciona adecuadamente
  • El sistema de progresión no es intuitivo

Una respuesta a “Análisis de Darksiders Genesis.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *