Análisis de Rugby 20

El Rugby no es el deporte más popular. Aunque no por eso le faltan los aficionados, grandes seguidores y ligas importantes. Son a estos a los que Bigben Interactive les ha traído esta nueva versión de Rugby 20, en el que se ha prometido traer una mejora gráfica y jugable. Este análisis lo escribe un no aficionado al Rugby, así que mi postura será la de alguien que lo evaluó desde la perspectiva de si cumple como juego de deportes, y como juego en general.

Lo primero que voy a decir es que aunque no soy en Rugby, realmente me he divertido con el juego. Esto, por supuesto ya es un mérito para el título. Y más para un deporte como el Rugby, que es lo suficientemente complejo como para que no sea comprensible sin esfuerzo. Aunque Rugby 20 tendrá herramientas para guiarte.

Gráfica y sonoramente, este título cumple. Aunque tiene sus peros, sobre todo en lo gráfico. No tengo quejas en el aspecto jugable. Aunque me parece que el hecho de que el juego esté totalmente en inglés dificulta el acceso al mismo. Pues el lenguaje que usa es puramente técnico y por eso también más complejo. En todo caso, esto es apenas la introducción. Vamos al análisis.

GRÁFICOS

En este apartado encontramos un juego que nos cumple. Desde el diseño de los estadios, los jugadores, hasta los menús del juego. Los modelados de los jugadores se sienten bastante reales, aunque por veces se llega a sentir que algunos jugadores usan la misma plantilla, y que no hay una diferencia marcada entre uno y otro (en términos visuales).

Claro, también pasa que de hecho los jugadores de Rugby pueden llegar a ser muy parecidos físicamente. Se puede comprobar en las fotografías de los jugadores que tiene licenciados el juego. Los estadios se ven bastante bien, aunque también limitados, un poco como si regresáramos a la generación pasada. Lo digo sobre todo porque su modelado se basa en líneas rectas.

Lo que sí puedo decirles es que los Menús tiene un muy buen diseño. Es claro que tiene una influencia directa de juegos como FIFA de EA. Profundizaremos en esto en la jugabilidad. La fluidez de los gráficos y animaciones no dejan nada qué desear. Cumplen totalmente de manera que no nos vamos a defraudar jugablemente.

SONIDO

En efectos sonoros y música, Rugby 20 cumple totalmente. Tiene una gran banda sonora para acompañar todos los momentos de transición, y en los menús. No te aburres, en cambio sientes la energía de los juegos de deportes. Y eso claro que está muy bien.

Los efectos sonoros están muy bien diseñados y puestos en su lugar. Juegas y sientes todo tan real como tiene que ser. Lo sientes en el mando, en la pantalla y en tus oídos. Este es uno de esos buenos apartados que cumple totalmente con las expectativas para esta clase de juegos.

El juego está solo en inglés. Y aunque yo generalmente no me quejo de esto, me parece que en un juego con un lenguaje tan técnico como el Rugby hizo falta un buen doblaje para entender qué estaba pasando más fácilmente

JUGABILIDAD

El rugby no siempre es un juego rápido y abierto. Pero no por eso es un juego aburrido. Es un juego muy táctico, aunque también lleno de fuerza bruta. Cada partida se basa en dos elementos clave de los que se derivan todas las demás tácticas: rucks y pases. Incluso en dificultad amateur, resultará difícil superar la línea defensiva del oponente. Puedo decirles que al menos en mis primeros 20 partidos no logré anotar un solo punto. Esto pone mucho énfasis en la estrategia. Necesitaremos saber cuál es la mejor forma de jugar de cada rucks.

En general, es claro que para el juego se han tomado el detalle de hacerlo lo más realista posible, muy apegado a físicas y movimientos. Esto también lo hace bastante más complejo de asimilarse. Los rucks se sienten naturales. La IA del juego será nuestra aliada, por su buen funcionamiento. Siempre puedes esperar que un compañero de equipo esté listo para recoger la pelota de un pase, con otros jugadores corriendo hacia el espacio. Los rucks son fundamentales en cualquier juego de rugby, y Rugby 20 se ha asegurado de que se sientan lo más fluidos posible.

Con pases receptivos también llega a sentirse igual de fluido. Mover la pelota entre los jugadores mientras intentas sobrepasar la barrera es algo que se siente bastante responsivo y bien diseñado. Aun cuando lograr sobre pasar la barrera es bastante complicado. Raramente se abren brechas, pero cuando lo hacen, se siente eléctrico despejar la línea defensiva y marcar un “gol”.

Las tacleadas tiene todo ese diseño realista de manera que implican tiempo. Las tacleadas tempranas o tardías son menos efectivas o incluso una falta. Patear para gol y los scrums son los dos únicos aspectos que no logran sentirse tan bien en Rugby 20. El sistema de para patear cuenta con una sola barra de potencia, y además un sistema de dirección bastante complejo. Claro, es posible aprender a hacerlo correctamente, pero resulta innecesariamente difícil. Esto es algo que claramente podría mejorarse.

Por otro lado, los scrums se sienten demasiado simples, con comandos de botones simples que aseguran que obtienes la ventaja. Aunque digo esto y al mismo tiempo puedo asegurarles que hasta que uno no se familiariza con el Rugby, esto llega a sentirse bastante extraño por su misma simpleza. Como que no se sabe qué está pasando.

Algo que está muy bien de Rugby 20 son sus licencias. Cuenta con una gran variedad de equipos y jugadores oficiales. Tiene las principales divisiones de la liga inglesa y francesa, y los 14 principales equipos de Gales, Irlanda, Escocia, Sudáfrica e Italia. Todos estos equipos tiene el diseño oficial de sus uniformes e indumentarias. Pero como si no bastara, incluye la Liga de Naciones con los mejores 20 equipos internacionales, sin licencias oficiales. Claro, no todos los jugadores están licenciados. Estos aparecen sin fotografía.

En cuanto a los modos de juego, Rugby 20 es un juego bastante completo. Puedes jugar un partido rápido de recoger y jugar en el modo de exhibición. También está el formato de liga tradicional en el modo de liga. El modo solitario es uno de los más interesantes. Es bastante similar al modo de FIFA donde el jugador recolecta cartas para construir su equipo y así enfrentarse a otros equipos.

En el modo solo, inicialmente contamos con dos ligas más pequeñas, pero si subimos de nivel podremos desbloquear ligas más desafiantes. Cada partida en modo individual proporciona dinero y puntos de experiencia, que se pueden gastar en paquetes de cartas. La apertura de cada paquete puede ser bastante emocionante, siempre con la idea de escoger las mejores cartas. Eso sí, no puedes jugar en modo solitario con un equipo real, solo con un equipo que hayas creado tú mismo. Y a este equipo tendrás que crearle su logo, bandera, escoger colores. La herramienta para lograr esto está bastante bien.

DURACIÓN

Con Rugby 20 estamos ante un juego que puede dar todas las horas de diversión que tu quieras ponerle. Sus partidas online, sus ligas, su modo solo, y su modo individual, cada uno de estos te pueden dar

CONCLUSIÓN

Rugby 20 cumple como juego de Rugby y todo aficionado a este deporte considerará este título imprescindible. Gráficamente no es un portento, pero cumple para que tengamos la sensación de estar ante un juego realista. Sonoramente nos ofrece una experiencia completa.

Sin duda, Rugby 20 es una de las experiencias de videojuegos de rugby más impresionante que podrás encontrar. Tiene deficiencias claras, problemas técnicos que en general no afectan su jugabilidad. A veces se siente como que todavía falta camino para lograr un juego completo. Pero también a veces se siente como un gran juego, uno que uno definitivamente necesita si es que le interesa el mundo del Rugby.

Si estás buscando otros juegos deportivos, te recomendamos pasarte por nuestro análisis escrito de MADDEN 20.

Bux
Follow me

Rugby 20

59,99
7.8

Gráficos

7.5/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Pro.

  • Realista en físicas y dinámicas
  • Buena cantidad de licencias
  • Buen sonido
  • Variedad en modos de juego

Contra.

  • Está solo en inglés y esto es limitante por lo técnico
  • El sistema de Patear para gol es poco intuitivo y de difícil manejo
  • El sistema de los scrumbs está entre simple y confuso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *