Análisis de Cold Silence. Soledad y mucho frío.

Nos encontramos en pleno invierno y que mejor que un juego que trata del frío. Cold Silence no solo trata del frío, también trata de como se siente alguien en soledad en un entorno hostil y eso es lo que intenta transmitirnos.

Siendo sincero, cuando di mis primeros pasos en el mundo de Cold Silence pensaba que estaba ante un simple juego de plataformas. Nada mas lejos de realidad. Cold Silence es una mezcla de plataformas con toques de supervivencia y pequeños detalles de terror. Dicho esto ¿Cold Silence se desmarca del todo del género de las plataformas? Vamos a verlo.

Apartado gráfico

En esto sorprende, ya que nos encontramos con un apartado gráfico totalmente pixelado, literalmente. Y es que como dijo un gran filósofo gallego si es divertido no necesitas texturas, a veces la gente se olvida de eso. Hay detalles, como por ejemplo, a la hora de entrar en cuevas, que al oscurecerse la imagen vamos a tener una pantalla totalmente pixelada, teniendo la sensación de estar frente a un televisor antiguo con la típica neblina.

En cuanto a los colores, predominan ante todo el blanco y el azul. Esto es perfecto para hacernos sentir en un lugar donde la fría nieve es nuestra compañera.

Apartado sonoro

En este apartado también se nota su estilo retro con el típico sonido de saltar, correr y una música que nos acompaña en todo momento. Si tengo que ponerle alguna “pega” al juego es sin duda en este apartado. Como decía anteriormente la música nos acompaña en todo momento, pero en ningún caso cambia, por lo cual no ayuda a hacernos sentir en un entorno hostil y menos a sentirnos en peligro. En los pequeños momentos de “terror” tampoco cambia la música, aunque hay pequeños detalles sonoros que nos indican que estamos ante una situación de supervivencia.

Por último en este título no tendremos voces, estando los textos solamente disponibles en inglés o en ruso.

Jugabilidad

Aquí es donde vamos a ver si realmente Cold Silence innova en algo o bien se queda a medio camino. Las mecánicas son las típicas de un juego de plataformas, como es saltar de una superficie a otra ya sea a nivel o en altura, evitar caer por precipicios así como en trampas de pinchos o evitar ser dañados por estalactitas que “amistosamente” caen del techo.

Lo que me ha gustado mas es la de crear nuestras propias plataformas para ascender, mediante un radio que tendremos que accionar con el botón X y así encender unos postes de radio. Esto nos va a dar mucho juego a la hora de avanzar por el mapa, añadiéndole un plus de dificultad.

La radio es un actriz fundamental
La radio es un actriz fundamental

En lo que se refiere a la supervivencia encontraremos objetos como unas botas para saltar mas, una cuerda, un arma, la antes citada radio y objetos que nos harán curarnos. Desgraciadamente Cold Silence se queda ahí en este apartado, ya que mas allá de encontrar estos objetos la supervivencia es una mera excusa para darle sentido al plataformeo.

Ya para terminar hablaré de los pequeños toques de terror. Si bien es cierto que en esos momentos la tensión se incrementa, no vamos a tener sustos, siendo estos eventos mínimos y bastante repetitivos.

“Si es divertido no necesitas texturas, a veces la gente se olvida de eso”

Marcus Parkus. Filósofo Gallego.

Duración

Vamos a tener cuatro dificultades aunque la única diferencia va a ser poder elegir los capítulos que tengamos completados o la cantidad de vida que vamos a tener por defecto. Aún así, elijamos la dificultad que elijamos, no va a ser un paseo ni mucho menos. Teniendo en cuenta que el juego consta de 5 capítulos, y que si morimos tendremos que empezar desde el principio del capítulo, lo normal es que el juego nos dure de 4 a 5 horas.

Conclusión

A la pregunta lanzada al principio de este análisis tengo que responder con un rotundo “NO”. Cold Silence no se desmarca lo suficiente del plataformeo para poder catalogarlo como un juego de supervivencia o terror, ya que los ligeros toques son solo una excusa para darle sentido a dicho género. Es mas, Cold Silence con el paso del tiempo se hace bastante repetitivo y es que al final se trata de avanzar sin mas. Gráficamente el diseño es correcto, aunque en lo sonoro no destaca sobremanera, siendo la música muy monótona y no cambiando según la situación. Por lo demás el juego tiene una buena dificultad con una curva excelente y teniendo una duración correcta, aunque por sus mecánicas termina aburriendo.

Cold Silence

4.99€
6

Apartado gráfico

7.0/10

Apartado sonoro

5.0/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración

6.0/10

Pro.

  • Gráficamente nos hace sentir en tierras hostiles
  • La radio le da un toque de originalidad

Contra.

  • La música es monótona y no cambia según la situación
  • El juego se queda a medio camino y no se desmarca del plataformeo
  • Las mecánicas hacen que el juego con el tiempo se haga repetitivo

Una respuesta a “Análisis de Cold Silence. Soledad y mucho frío.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *