Análisis de The Clocker

A pesar de estar en fechas navideñas, en Área Xbox no paramos de analizar las novedades que llegan a la gran X. En esta ocasión, tenemos el placer de analizar The Clocker. Un título indie, desarrollado por WildKid Games y distribuido por E-Home Entertaiment.

Tenemos que mencionar, que este título ya ha sido lanzado con anterioridad para PC y dispositivos móviles. Aunque, no ha sido hasta el pasado 27 de diciembre, cuando se produce el salto a Xbox One.

The Clocker, es uno de sus juegos indies que te cautivan con su diseño artístico y sonoro, juegos que a pesar de no contar con gráficos de última generación saben lucir frescos. Como acompañamiento, este título nos propone una aventura en la que tendremos que controlar el tiempo para resolver sus puzzles. Todo esto, para poder regresar con nuestra hija.

Con esta premisa, da la sensación de que estamos ante una nueva joya de un estudio independiente. Para salir de dudas, os dejamos con nuestro análisis.

Apartado Gráfico

Como ya mencionamos en la introducción, estamos ante un título con un apartado gráfico notable. Los personajes y sus escenarios cuentan con un gran diseño y modelado. De tal forma, que una vez que nos ponemos a los mandos, nos sentimos como en una novela visual.

The Clocker, sabe que no puede competir contra otros títulos en aspectos como las animaciones, pero sabe paliarlo perfectamente gracias a un diseño gráfico realmente agradable a la vista.

Por otro lado, estamos ante un juego de contrastes. Y es que, uno de los aspectos más brillantes de este título es observar como un escenario que está completamente en blanco y negro, comienza a colorearse a medida que paseamos por él.

Apartado Sonoro

En primer lugar sólo podemos felicitar a The Clocker por su banda sonora. Sencillamente es una maravilla que acompaña a la perfección a su apartado gráfico.

Además de esto, este título consigue algo que tiene mucho mérito y es sin duda alguna ser capaz de transmitir emociones sin necesidad de voces o abundantes textos. Su música y las expresiones que se han logrado a través del modelado de sus personajes hacen que nos pongamos en la piel de nuestro protagonista desde el primer momento.

Lamentablemente, si debemos mencionar algo negativo de todo esto, es su adaptación al castellano. A pesar de no contar con doblaje y sus textos estar traducidos, encontramos en algunas ocasiones frases que no suenan del todo bien y que en alguna ocasión puntual no encajan con el contexto. Es una pena, ya que como comentamos su banda sonora es sobresaliente.

Jugabilidad

La jugabilidad de este título, acompaña perfectamente lo que pretende ser The Clocker, quiere ser diferente, y si se me permite único. Comenzamos nuestras andaduras tomando el papel de un relojero que está teniendo ciertos problemas económicos. Para no entrar en demasiados detalles, llega a nuestras manos un reloj muy extraño y antes de lograr repararlo sucede un accidente con nuestra hija y nuestro reloj se rompe.

Un reloj un tanto inusual

Ocurrido esto, nuestro protagonista se da cuenta de que el tiempo para él se encuentra totalmente detenido. Generando de esta forma que nuestro protagonista se encuentre atrapado, siendo la única persona que puede moverse en ese espacio tiempo. Por tanto, para poder regresar a su tiempo y de esta forma reencontrarse con su hija debe obtener todos los engranajes que le faltan a nuestro reloj.

Puzzle va puzzle viene

Desde ese momento, el juego introduce su mecánica principal, el control del tiempo. Utilizando nuestro reloj, podremos controlar el tiempo de las personas o animales que encontremos en nuestro camino. De esta forma podemos hacer que avancen sus acciones o bien que retrocedan.

En un principio los puzzles que encontramos son relativamente sencillos, pero a medida que avanzamos ganarán en complejidad. Una de las cosas que hace a la perfección The Clocker es no ocultar aquello que tenemos que obtener para seguir avanzando.

En cada escenario, se nos mostrará un pedazo de engranaje que tendremos que obtener para lograr reparar nuestro reloj. Ya decimos que estarán visibles a simple vista, lo que no estará tan claro es cómo obtenerlos.

Con esta base, lo que logra The Clocker es recuperar esa sensación que pica al jugador para obtener la solución a sus puzzles, es sin duda una gran invitación a la exploración. Además de esto, el juego no sólo quiere que obtengas los engranajes, quiere que pruebes nuevas situaciones, como por ejemplo adelantando el tiempo de una persona, pero retrasando el de los demás para ver qué ocurre.

El control temporal invita al jugador a probar todo tipo de situaciones

Los efectos del tiempo

La resolución de estos puzzles, generarán todo tipo de acciones que se desencadenarán al unísono una vez que volvamos al presente. Todo esto será visible una vez que tomemos el control de Alicia, la hija de nuestro protagonista. Con ella, podremos recorrer las mismas localizaciones, con la diferencia de que a medida que paseemos por ellas el mundo recuperará el color y con esto el tiempo.

Con esto se logra, que el jugador quiera volver a visitar cada estancia y observar cuáles han sido los efectos de sus acciones.

The Clocker, no trata de ser un juego que introduzca muchas mecánicas para sus puzzles, le basta únicamente con el control del tiempo. Es de alabar, como con una única mecánica se han generado unos puzzles tan originales y variados como los desarrollados en esta obra. Sin duda, si te han gustado otros títulos como The Witness o Professor Layton, estarás en tu salsa.

Alcanzar los engranajes es realmente satisfactorio

Finalmente, aunque la historia de por sí no es muy elaborada, sí que se consigue transmitir al jugador una gran cantidad de emociones y sensaciones relacionadas con ella. Sobretodo en los últimos compases de la aventura, podemos sentir perfectamente la angustia del protagonista por volver con su hija.

Duración

The Clocker es un título que cuenta con una duración un tanto escasa para algunos jugadores, y es que la aventura principal de este título se puede terminar en unas pocas horas. Aun así, podemos añadirle algo más de tiempo si intentamos descubrir su final alternativo así como algunos de sus secretos. Sin embargo, su duración rondaría entre las 3-4 horas, dependiendo siempre de la habilidad del jugador.

Conclusiones

Clocker es un juego que cuenta con una gran personalidad, tanto por su llamativo apartado gráfico, como por contar con una banda sonora magistral. Aunque todo esto significaría más bien poco, si no contará con una jugabilidad que acompañase a todo esto. Y en este caso, la jugabilidad es la guinda de un pastel muy bien elaborado, gracias a unos puzzles muy bien elaborados y a una mecánica de control temporal que funciona de maravilla. Sin duda, estamos ante una obra que a pesar de contar con una corta duración, no dejará indiferente a ningún jugador.

The Clocker

12,99 €
7.7

Gráficos

7.5/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

7.5/10

Pro.

  • Un título único
  • Su gran diseño artístico
  • Puzzles originales y llamativos
  • Una banda sonora realmente buena

Contra.

  • Su escasa duración
  • Sus textos podrían estar mejor adaptados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *