Análisis Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir

Volvemos a la carga con una nueva aventura de dos de los personajes galos más famosos del mundo del cómic. Astérix y Obélix, son sin lugar a dudas, un icono que va mucho más allá de los cómics. Además del éxito más que obvio que han adquirido en esta faceta la creación de René Goscinny y Albert Uderzo, su mundo se ha extendido mucho más allá.

Posiblemente, nos sea fácil recordar no sólo sus adaptaciones cinematográficas, sino que también su periplo por el mundo del videojuego. Su introducción a este mundillo, dio comienzo ya en el lejano 1983, cuando se adaptó el primer título para la Atari 2600.

Obviamente, ha llovido mucho desde este primer paso, pero es una buena muestra de lo querido que han sido estos y son estos personajes. Dentro de sus títulos, posiblemente los más destacados sean las entregas de la saga XXL. Lanzada en tiempos de las consolas de 128 bits, esta saga de acción y plataformas contó con un éxito destacable además de ser muy bien valorada por los fans. Principalmente, su segunda entrega ha sido la más destacada de todos los títulos lanzados hasta la fecha.

En esta nueva aventura de los galos, nos dispondremos a obtener los diferentes fragmentos de un Menhir mágico, lo cual nos llevará a diversos rincones del mundo repletos de romanos.

Sin más, hoy, tras más de una década del lanzamiento original de su segunda entrega, nos disponemos a analizar la ansiada tercera parte la cual ha sido desarrollada por Osome Studio y distribuido por Microids.

Gráficos

Dentro del apartado gráfico, debemos destacar que existe una clara diferencia entre esta tercera entrega y sus antecesores. La principal diferencia observada, es la apuesta por un estilo aun más cartoon que el observado anteriormente. Para apoyar a este estilo, el juego opta por tomar una paleta de colores bastante variada y viva, lo que genera la sensación de estar dentro de un cómic.

Los escenarios, son bastante variados, y como decimos se encuentran llenos de color. Estos genera que pasear por ellos, a la vez que abofeteamos a romanos sea una experiencia aún más agradable.

Sus escenarios se encuentran llenos de color

Por otro lado, el diseño de personajes es realmente bueno. Manteniendo su estilo cartoon, recrea muy bien a los personajes más icónicos de la saga, así como a sus enemigos.

El único problema observable, es la poca variedad de enemigos a los que haremos frente en la aventura, por lo que una mayor variedad de modelos hubiese resultado muy interesante.

La atención al detalle

Además de esto, el juego cuenta con una buena atención al detalle. Por ejemplo, si hacemos saltar por los aires a un romano con un gancho, veremos como sus sandalias se quedan en el sitio, mientras él sale despedido.

Otros detalles que resultan llamativos, es ver los efectos que producen los poderes de nuestro Menhir sobre los romanos. Pudiendo desde quemarlos hasta convertirlos en unos graciosos cubitos de hielo con cascos.

El juego cuenta con detalles realmente llamativos

Como decimos, el aspecto gráfico va siempre de la mano de la sensación de que estamos viviendo un mundo de cómic.

Sonido y Textos

En este apartado no estamos igual de satisfechos que con el caso del apartado gráfico. A pesar de que los textos están completamente en castellano, y debemos mencionar que su adaptación es muy buena, las comparaciones son odiosas. Decimos esto, ya que esta tercera entrega llega sin doblaje al castellano cuando por ejemplo su sengunda entrega vino completamente doblada.

Los textos están muy bien adaptados al castellano

Sin duda, se trata de un punto negativo remarcable, principalmente por el hecho de que supone un paso atrás dentro de la saga y su adaptación.

Dejando a un lado este aspecto, los efectos sonoros son bastante satisfactorios. Tanto el sonido de los golpes, como los gritos de los romanos, o los efectos de nuestro Menhir, están muy bien logrados.

Finalmente, la música que acompaña al título es agradable y acompaña de forma adecuada al jugador en sus aventuras.

Jugabilidad

Siguiendo la estela de las anteriores entregas nos encontramos ante un título de acción, aunque en esta ocasión los toques plataformeros son mucho menores. En primer lugar, a diferencia de las anteriores entregas, no contamos como un botón de salto como tal, podremos rodar y de esta forma salvar ciertas distancias pero ya.

La decisión de no incluir un botón de salto resulta bastante custionable. No solo por el hecho de alejarse significativamente de su faceta de plataformas, sino que cuando se produce el resultado no es el esperado. Y es que, tener que rodar para pasar de una plataforma a otra, genera que tengamos que medir con una mayor exactitud las distancias, lo que puede resultar molesto en ciertas ocasiones.

Dicho esto, la mecánica principal del juego es la de un beat ’em up, donde avanzaremos por el escenario derrotando a enemigos. Esto no es algo malo, pero obviamente se separa bastante de lo propuesto en sus anteriores entregas, por lo que muchos fans esperarán encontrarse otro resultado.

Dentro de todo esto, debemos destacar que el juego puede ser disfrutado en cooperativo en su totalidad. A pesar de que se pueda jugar perfectamente en solitario, el juego está claramente pensado para el cooperativo, como así muestran sus puzzles y su nefasta IA.

A bofetada limpia

Centrándonos en su combate, debemos decir que es muy simple, posiblemente en exceso. Para acabar con las hordas de romanos que nos esperan, contamos con un ataque básico, que sería pulsando la X. A parte de esto, contamos con 4 movimientos especiales por personaje, que suman cierta variedad al combate. Aun así, los movimientos son prácticamente idénticos entre nuestros dos protagonistas, por lo que la acción se ve más que limitada.

La mayor, por no decir la única diferencia encontrada, es que Astérix puede tomar un sorbo de la pócima para mejorar sus aptitudes de combate. Mientras, Obélix, carga con el Menhir a su espalda, y puede utilizar los diferentes poderes que este le proporciona.

Tendremos que destrozar las tiendas romanas para evitar que salgan más enemigos

Por otro lado, existe cierta progresión del personaje, ya que con los cascos romanos que vayamos adquiriendo en nuestra aventura, podremos comprar diversas mejoras. Estas mejoras, están bastante desaprovechadas, ya que se limitan a aumentar cosas tan simples como nuestra vida o aumentar nuestro daño, pero no podemos por ejemplo adquirir nuevas habilidades.

A pesar de todo esto, el juego es bastante divertido siempre que optemos por jugarlo en cooperativo, ya que sin duda no hay nada como repartir amor galo en compañía. Aun así, otro de los problemas de la experiencia jugable es el uso abusivo de los campamentos romanos.

Los campamentos romanos son una de las bases más utilizadas

Estos campamentos, son simples localizaciones repletas de romanos que debemos finalizar en el menor tiempo posible. La realidad es que no aportan nada sustancial al aspecto jugable y en los compases finales del título pueden resultar bastante tediosos.

Duración

El juego tiene una muy buena duración. En el caso de que tan sólo queramos superar la historia principal, esta nos llevará alrededor de unas 8-9 horas, dependiendo de nuestra habilidad y de la dificultad elegida. Además de esto, el juego cuenta con bastantes coleccionables que encontrar por sus mapeados, lo que obviamente le suma un buen número de horas extra.

Conclusiones

Estamos ante un título que cuenta con un apartado gráfico colorido y entrañable, que intenta en todo momento que el jugador se encuentre dentro de un mundo de cómic. Lamentablemente, el juego se queda corto en algunos aspectos, que principalmente afectan a su jugabilidad. El simple hecho de no contar con la opción de salto es un paso atrás dentro de la saga. Además de esto, el mayor problema de esta tercera entrega, es que ha sido muy esperada por un grupo de fans que esperan una continuación directa de su último lanzamiento, pero este no es el caso. Aun así, el juego es muy disfrutable siempre que lo juguemos en compañía, siendo realmente divertido a lo largo de su aventura.

Asterix & Obelix XXL3: The Crystal Menhir

39,99 €
6.5

Gráficos

8.0/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

5.5/10

Pro.

  • La sensación de estar dentro de un cómic
  • Sus entornos son muy llamativos y variados
  • Su cooperativo a dobles

Contra.

  • Su jugabilidad es muy limitada
  • La pérdida de sus plataformas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *