Análisis Race with Ryan. Un juego fantástico para los gamers más peques.

Race with Ryan es un juego de karts desarrollado por Outright Games e inspirado en un canal de Youtube para niños llamado Ryan’s World.  Como podemos deducir fácilmente, este juego está enfocado a los pequeños jugadores, ya que es bastante inocente y sencillo de jugar, además del contenido que nos muestra.

En este juego tendremos a nuestra disposición 21 pilotos con sus respectivos coches, aunque en realidad son 7 personajes que cambian de vehículo y skin. Algunos de estos pilotos y vehículos deberemos de ir desbloqueándolos mientras ganamos carreras.

En cuanto a circuitos, tendremos 12 en total, siendo algunos el mismo circuito en modo normal y otro en modo reverse.

Gráficos.

A nivel gráfico el juego sorprende. Se ve muy muy bien, tiene unos colores muy vivos y bonitos y los circuitos están bien detallados. Entre carrera y carrera contaremos con unos videos de los diferentes personajes del juego, siendo videos reales los de Ryan y animaciones muy simpáticas la de los demás corredores.

Sonido.

Puede que sea lo peor del juego. Durante la carrera sonará una canción bastante simple y poco emotiva, que unida un sonido muy bajo de los motores de los karts, no nos motiva para la carrera ni nos da esa sensación de velocidad. En varias ocasiones, durante la carrera, en la esquina inferior derecha, aparecerá Ryan para decir algún comentario, pues bien, algunos de esos comentarios no están grabados con calidad, y se nota saturación, cosa que molesta bastante.

Jugabilidad.

A nivel jugable, la cosa es bastante sencilla. Aceleramos con el botón A, con el botón B vamos marcha atrás, con el gatillo RT saltamos para derrapar y con el LT lanzamos los objetos.

Por lo demás en el modo “Un jugador” encontraremos cuatro modos de juego, siendo estos “carrera rápida”, “progreso” (que es el modo historia en el cual participaremos en campeonatos),  “carrera aleatoria” y “aprender a jugar”.

Modos de juego:

  • Carrera Rápida: En ella elegiremos piloto, circuito y dificultad para realizar una carrera.
  • Progreso: Aquí encontraremos seis campeonatos que jugar, formados cada uno de ellos por tres carreras.
  • Carrera Aleatoria: En este modo nos asignarán un piloto y un circuito aleatorios, permitiéndonos elegir únicamente la dificultad a la cual queremos jugar.
  • Aprender a Jugar: Aquí el juego nos enseñará las funciones básicas, los controles de juego y a usar las habilidades mágicas.

Contamos con las tres clásicas dificultades: fácil, normal y difícil (que no es realmente difícil, todo sea dicho).

Duración.

La duración del modo historia (llamado “Progreso”) estará en torno a la hora y media de juego. Eso sí, tenemos tres dificultades, con lo que si jugamos este modo historia con cada una de ellas, la duración ascendería a casi las cinco horas de juego. Además podemos disfrutar del resto de modos de juego, y de su modo “pantalla partida” si queremos jugar más de uno.

Conclusión.

Race with Ryan es un juego entretenido y perfecto para los más peques de la casa. Sí, es verdad que es algo escaso de contenido, pero promete dar diversión a los jugadores más jóvenes.

Saludos y buenos vicios!

GearOfReach

Me enamore de los videojuegos antes de aprender a leer de la mano de Medievil. Desde el primer Halo con una Xbox en el salón.
GearOfReach

Race with Ryan

39.99€
4.9

Gráficos

7.0/10

Sonido

2.5/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración

4.0/10

Pro.

  • Los gráficos son simpáticos y agradables
  • La jugabilidad, aunque sencilla, es efectiva
  • Perfecto para los peques de la casa
  • Modo pantalla dividida

Contra.

  • El sonido flojea mucho
  • No es muy extenso en contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *