Análisis The Outer Worlds

Obsidian Entertaiment pone a Microsoft a la cabeza en cuanto a RPG’s.

Tras los malos quehaceres de Bethesda con Fallout 76 y que ya hace demasiado tiempo de su buen hacer con Fallout 4, los amantes de los RPG’s estaban a la espera de un nuevo gran título con el que satisfacer sus ansias de explorar y conversar, de disparar y de evolucionar a su personaje. The Outer Worlds no sólo salva a estos jugadores del ostracismo, sino que además lo hace con un excelente juego, pese algunos problemas técnicos.

Pueden ver el gameplay que hicimos sobre el juego en nuestro canal de youtube pinchando aquí. De paso, los invitamos a suscribirse y apoyar nuestro canal.

Gráficos

Aún siendo quizás el apartado menos destacable a primera vista, en Obsidian Entertaiment han tenido mesura con cada detalle, recreando multitud de armas diferentes, varios planetas y satélites con sus propios entornos bien definidos y diferentes entre sí. Los rostros de los npc’s son algo inexpresivos y hay que decir que añadir edad en un personaje no consiste tan sólo en ponerle arrugas. Cabe destacar que los impactos de las balas se notan en la forma de retorcerse el enemigo y en los desmembramientos, los cuales otorgan un grado gore a The Outer Worlds.

Sonido

Cada planeta suena diferente, dejando claro su diferencia en cuanto a hábitat. También hay gran diferenciación de sonido entre cada tipo de arma, ya que no es lo mismo disparar con un arma de plasma que hacerlo con una escopeta o un fusil; el sonido del francotirador es algo muy destacable. La banda sonora rinde a gran altura, lo que suele ser habitual en este tipo de juegos.

Podríamos echar en falta su falta de doblaje, sin embargo es un juego con tantas opciones a la hora de dialogar que es totalmente necesario los subtítulos, siendo menos importante por lo tanto la ausencia de dicho doblaje.

Jugabilidad

El juego empieza con nuestro personaje dentro de una cápsula criogénica, de la cual se nos consigue sacar y se nos pide ayuda para recuperar al resto de tripulantes. A partir de aquí encontramos un juego lleno de posibilidades, ya que su libertad de decisión es sobradamente amplia; podremos ayudar a quien nos rescató o entregarlo a las autoridades, unirnos a alguna facción, traicionarla…etc… Los diálogos son muy importantes en The Outer Worlds, ya que gracias a ellos podremos optar a misiones secundarias, completar misiones sin haber pegado un tiro, entablar amistad e incluso reclutar tripulación.

Como cada gran título RPG’s, en The Outer Worlds es prácticamente esencial explorar, aunque lo que hagas con ello ya depende de uno mismo, ya que se puede avanzar con mayor uso de las armas, del sigilo, o usando el diálogo como principal arma. Contamos con un amplio cuadro de desarrollo que nos dará más ventajas en unas cosas que otras. Cabe resaltar que en el mayor modo de dificultad, dormir y comer son tareas imprescindibles; recomiendo este modo de juego para quien quiera tener la mayor experiencia en The Outer Worlds.

Por otro lado, podemos mejorar a nuestro personaje con los atuendos que vayamos poniéndole. Y estos atuendos a su vez, pueden mejorarse tanto subiéndolos en propiedades como añadiéndoles modificadores. Estas ventajas también podremos ponerlas en nuestros acompañantes, los cuales también tendrán un pequeño cuadro de desarrollo. Elegir bien el desarrollo de nuestros acompañantes y los que elegimos que vengan en cada momento es algo que puede ser crucial, ya que las ventajas que nos dan pueden complementar a nuestro personaje o elevar sus propios dones. También tendremos que tener en cuenta el uso elemental de las armas que vayamos consiguiendo, ya que el daño es mayor según el enemigo, de ejemplo decir que las armas eléctricas son la mejor opción contra los robots.

A través de nuestra nave, la cual conseguimos en las primeras misiones del juego, podremos viajar a diferentes destinos. Es una buena forma de eliminar tiempos de carga, aunque sigue habiendo demasiados. Además, cuando te llevas un rato corriendo, a veces el juego se interrumpe para poder cargar; son pequeños cortes pero muy molestos.

Con respecto al pad hemos notado gran fluidez a grandes rasgos, aunque alguna torpeza a la hora de esquivar pequeños obstáculos y, sobre todo, la casi nula capacidad de escalar de nuestro personaje.

Duración

Entiendo que no es un juego para hacer tan sólo las misiones principales, ya que para ello hay otros tipos de juego. Dicho esto, The Outer Worlds puede completarse dedicándole unas 40-50 horas.

Conclusión

The Outer Worlds es la gran carta de presentación en esta generación tras haberla comprado Microsoft, es un juego que se torna imprescindible para los amantes de este género, y una buena forma de acceder a dicho género para los principiantes gracias a su modo de dificultad más básico. Si tienes Game Pass y eres de los segundos, no pierdas la oportunidad de probarlo. Si eres de los primeros, seguro que ya lo tienes, y sino pues ya estás tardando.

Latest posts by Pegaxorion (see all)

The Outer Worlds

59.99€
8.8

GRÁFICOS

8.0/10

SONIDO

8.5/10

JUGABILIDAD

9.5/10

DURACIÓN

9.0/10

Pro.

  • Sus opciones jugables son enormes
  • Las capacidades de diálogos son muy extensas
  • La diversidad en cada planeta y/o ubicación

Contra.

  • Pequeñas demoras de carga (supongo que lo solucionarán con un parche)
  • Demasiados tiempos de carga

Una respuesta a “Análisis The Outer Worlds”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *