Análisis de Contra: Rogue Corps

Hoy toca hablar de una de esas sagas que nacieron y cautivaron allá por finales de la década de los 80, principios de los 90. Konami es la encargada de traernos este título ambientado en el futuro, mas concretamente después de las Guerras Alien. Las expectativas estaban en todo lo alto antes de probarlo y vamos a ver si Konami ha conseguido cumplirlas.

En el juego daremos vida a un suerte de mercenarios que después de que la humanidad venciera en las Guerras Alien se tiene que enfrentar a un nuevo enemigo. Hordas de demonios aparecen en la ciudad y éstos tendrán que enfrentarse a ellos con todo lo que tienen.

Apartado gráfico

Empecemos con los gráficos y es que en este apartado el juego trae novedades respecto a sus antecesores (obviando Contra 2028 que era un TPS). Contra deja atrás la vista 2D y el desplazamiento lateral para meterse de lleno en el 3D y la vista isométrica. El resultado es un juego gráficamente bueno, en el que destacan las cinemáticas tipo cómic y algún detalle como las ejecuciones, y algunas animaciones como el lanzamiento de la bomba o algunos enemigos que del golpe se estrellan en nuestras pantallas.

Apartado sonoro

En este aspecto Contra: Rogue Corps cumple bien, mezclando música tensa con efectos sonoros contundentes. Vamos a tener un batiburrillo de sonidos cuando estemos en lo mas álgido de la batalla y es que vamos a sentir que estamos totalmente en una guerra verdadera contra hordas de demonios.

En lo que se refiere al idioma, el juego no lo tenemos doblado al castellano, pero si con subtítulos en nuestro idioma. La carga de diálogos sobre todo en combate es practicamente inexistente por lo que no es un carencia importante, pero en el tema de las cinemáticas se agradecería un buen doblaje al estilo Battleborn por poner un ejemplo y es que ese estilo le vendría de lujo.

Jugabilidad

En este apartado tengo un sabor agridulce. El juego es divertido y adictivo, pero el control es para hacérselo mirar. El juego tiene un control pesado que huele a casa de los Alcántara. Es bastante tosco y es que no se entiende un juego 3D con vista desde arriba sin el que poder girar la camara a nuestro antojo. En ocasiones la cámara juega malas pasadas y en otros momentos se siente una sensación de claustrofobía al no poder moverla. Esto afecta también a la puntería y es que esta se hace dificil e imprecisa.

Contaremos en algunas fases de las misiones con el sistema de galería de tiro, un sistema en el que tendremos de frente a nuestros objetivos teniendo que mover unicamente el cursor para acabar con ellos. Esta parte del gunplay se nota muy imprecisa y tosca con lo que para nada la hace divertida.

En cuanto a personajes podremos manejar cuatro héroes, cada uno con su armas (aunque las podremos intercambiar) sus stats y su habilidad especial. Tendremos desde una ametralladora pesada, misiles o lanzallamas.

En cuanto a las armas he de decir que algunas se sienten prescindibles y es que practicamente la totalidad del juego la he pasado con la ametralladora y con los misiles. El rayo laser o la motosierra no tienen mucho recorrido a no ser que estén en níveles altos, pero desde el principio no invita a utilizarlas.

Progresión y personalización

Contamos en Contra: Rogue Corps con un sistema progresión y personalización muy bien implementado. En cuanto a la progresión podremos subir de nivel y mejorar nuestras armas mediante partes de armas que iremos consiguiendo matando enemigos.

En lo que se refiere a la personalización podremos mejorar las partes de nuestro cuerpo. Encontraremos las partes del cuerpo de igual manera que las de las armas y la forma de instalarlas es curiosa a la par que divertida. Tendremos en nuestra base la parte del quirófano en la que contaremos con tres cirujanos la mar de frikis que nos operarán para instalarlas. Eso si, la operación puede fallar con lo que los stats no subirán todo lo que nos ofrece la modificación.

Multijugador

Desgraciadamente este apartado me ha sido imposible probarlo, a excepción del cooperativo de la campaña que he podido probar un par de veces. Seguimos teniendo juegos sin necesidad de este tipo de modos aunque he de decir que con lo frenética que es la campaña no me hubiera importado poder jugarlo.

Conclusión

Contra: Rogue Corps es un juego adictivo, eso no lo puedo negar. Pero una serie de malas decisiones en lo jugable, un control tosco y anticuado y una variedad escasa de enemigos lastran lo bueno que tiene.Graficamente es bueno sin alardes y el sonido también, pero le falta un doblaje cachondo en nuestro idioma. Por último un multijugador vacío y metido con calzador hacen que el juego no tenga mucho recorrido.

Sufli

Megadrive, Xbox 360 y Xbox One mis amores. Jugador emperdenido de R6 Siege y Gears of War. GT: El Sufli

Contra: Rogue Corps

39,99€
6.7

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Jugabilidad

6.0/10

Pro.

  • Es altamente adictivo
  • Hay detalles como los enemigos estámpandose contra la pantalla muy originales
  • Los efectos y la música

Contra.

  • Malas decisiones en lo jugable
  • Un control muy anticuado y tosco
  • Falta de un doblaje en castellano estilo Borderlands o Battleborn
  • Pvp innecesario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *