Análisis de Just Ignore Them: terror en 8 bits

Just Ignore Them es un juego de terror independiente desarrollado por Stranga, con una técnica de pixel art que utiliza la estética de los 8 bits. Como juego de terror, sorprende lo que puede lograr este estilo retro para sumergirnos en la aventura de un hombre huyendo de su pasado, con mucha sangre, monstruos, historia de familias desgarradas y de ciencia ficción. Todo esto lo mezcla el juego mientras nos lleva a vivir una experiencia bastante particular con más de un final posible.

La historia comienza con Mark, un hombre atormentado por los monstruos que lo han estado siguiendo desde que era un niño. Mientras se hospeda en un motel camino al aeropuerto, ayuda a una mujer llamada Brea que se une a él en su viaje, y juntos, se dirigen a Nueva York en busca de respuestas.

Just Ignore Them es un juego con una propuesta singular, que destaca por su narrativa pero que comete algunos fallos graves en aspectos técnicos, los que no sabemos si son atribuibles al desarrollo o al port hecho por Ratalaika. Estos problemas están sobre todo en su mezcla de sonido. Pero no hagamos más avances. Si quieres enterarte de cómo va el título, sigue con nuestro análisis.

Gráficos

Este juego logra ambientar visualmente en los 8 bits una historia de terror de manera que llega a sorprender en su diseño de escenarios, efectos de sangre y muertos. Sin duda es un juego que se irá por la sencillez, pero su fórmula visual puede llegar a sorprender para bien.

El diseño de personajes sigue la fórmula de los 8 bits. Son bastante pocos, pero todos cuentan con muchos detalles de diseño. Incluso vemos en un momento la ropa interior de uno de los personajes. Los monstruos todos tienen su propio diseño particular, aunque tampoco son demasiados. Lo que si se debe decir es que no nos harán falta, pues todo tendrá una justificación narrativa.

Los escenarios en los que transcurre la historia tienen todos ese aspecto que tendría un juego de pokemon si dejara de ser para niños. Porque este juego tiene toda una construcción entre detallada, lúgubre y tenebrosa. Los cadaveres, la sangre, como los detalles en general están muy bien logrados.

Sonido

Este es el aspecto más flojo del juego, sino crítico. Y quizás no sea del todo culpa del desarrollo sino del port. Todo porque el control de volúmenes que tiene el juego está bastante mal equilibrado. De manera que la primera vez que lo terminé me pareció que el juego tenía muchos silencios. Pero la segunda vez, decidí subirle el volumen al tv al máximo y me di cuenta que había música que no estaba sonando.

Esto no pasa igual con todas las canciones. El estribillo principal suena al volumen adecuado, y si quieres escuchar la música de los distintos escenarios, terminarás aturdido cuando suene en los tránsitos esa melodía.

La cosa es que un juego de terror con un mal diseño sonoro es un juego de terror malo. Porque es la música la que tendrá un peso fundamental en manipular nuestras emociones. Por suerte, el juego logra mantenerse como una experiencia aceptable, aunque sin duda pierde bastante puntos en este aspecto.

Jugabilidad

Este es un juego de terror en el que no tendrás que luchar con nada ni escapar propiamente de nada. Y no por eso será menos aterrador. Es un juego de puzzles con toma de decisiones que impactarán el desarrollo del juego.

Encarnamos a Mark, un hombre que desde su niñez ha tenido que afrontar una vida llena de horrores. De hecho, el juego iniciará justamente cuando Mark es un niño y debe enfrentar unos monstruos que convertirán su niñez en un cúmulo de traumas. Decir más detalles sobre la historia implicaría hacerles spoiler, y este juego necesita de su historia para sostenerse jugablemente. Luego de este episodio de la niñez nos encontramos con un Mark grande que viaja hacia New York donde encontrará respuesta a todos sus problemas.

La mecánica básica del juego consiste en explorar los escenarios de cada uno de los momentos de la historia: la casa de niño, el motel, el avión y la casa de Dave en New York. Cada uno de estos escenarios tendrá unos lugares por donde podremos movernos para interactuar con algunos de sus elementos. Será la interacción con estos elementos las que nos irán dando objetos que tendremos que saber dónde utilizar para poder desbloquear zonas del juego y así permitir progresar la historia.

Algunas veces será sencillo saber qué debemos hacer, pero otras estaremos dando vueltas hasta que logremos descifrarlo. Esta mecánica de puzzles funciona bastante bien, además de que en el menú podremos mezclar ciertos elementos para poder avanzar. Para desplazar al personaje e interactuar con todos los elementos del escenario usaremos el D-Pad a modo de cursor y el botón A para indicar el lugar de destino de nuestro personaje o el objeto con el que interactuaremos. El otro botón que usaremos será B que nos permitirá examinar las cosas.

Además de esto, el juego tendrá una mecánica de decisiones, que sin embargo no será su mecánica principal. Tendremos que tomar al rededor de 3 importantes decisiones, y según decidamos la historia tomará un rumbo distinto. Algo interesante con esto, es que al finalizar el juego si hemos sido buenos exploradores podremos desbloquear un reproductor de cintas que aparecerá en el menú del juego. En este podremos reproducir el número de cintas que hayamos encontrado. Estas nos dirán parte de la historia que no vivimos y nos ayudarán a tomar mejores decisiones la próxima vez que lo juguemos.

Duración

Es un juego bastante corto. Si entiendes sus mecánicas podrás pasarlo en poco más de 1 hora. Pero la primera vez que lo terminé tarde casi 3. Esto le da cierta rejugabilidad, permitiéndote volverlo a jugar para obtener el otro final posible.

Conclusión

Este es sin duda un juego entretenido que logra tensionarte, incluirte en su historia y hacerte pensar sobre lo que propone. Falla en lograr una verdadera sensación de terror. Para mí, esto se debe al problema que tiene con el mixer de volúmenes. Además de esto, encontré algunos errores en el juego que llegaron a arruinar mi experiencia como que no el personaje principal no interactuaba con uno de los elementos del escenario que era lo que necesitaba para poder continuar la historia. Bastó con reiniciar el juego y todo funcionó normal.

Este es uno de esos juegos que solo vas a disfrutar si te gustan los juegos de puzzles y te gusta la estética de los 8bits. Te dará una buena experiencia de juego dentro de estos dos aspectos. Pero sus problemas pueden ser una razón para no decidirte a jugarlo.

Follow me

Sebastian

Redactor / Creador de contenido at Area Xbox
Crecí como un niño nintendo. Ahora Xbox es mi hogar. Gamertag: BuxTheRobot
Sebastian
Follow me

Just Ignore Them

4,99
5.7

Gráficos

8.0/10

Sonido

1.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Pro.

  • Gráficos interesante dentro de la estética de los 8bits
  • Jugabilidad entretenida
  • Historia interesante
  • Rejugabilidad

Contra.

  • Problemas muy graves con el mixer del sonido
  • Bugs que pueden arruinar la experiencia de juego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *