Análisis de SlabWell

SlabWell es un juego de puzzles desarrollado por Undercoders, una desarrolladora española que tiene sus bases en Barcelona, especializados sobre todo en juegos de móviles. SlabWell ofrece una experiencia juego sencilla con un modo cooperativo bastante interesante.

La historia es la de dos ladrones (una versión contemporánea -visualmente- de Mario y Luigi) que quieren ser los mejores ladrones del mundo. En algún lugar en lo profundo de la selva amazónica, se encuentra el mejor tesoro que la humanidad haya creado: el jade de Kaktun.

Lo cierto es que esta historia poco o nada importa. Este es un juego que se trata exclusivamente de resolver puzzles, solo o cooperativamente. El modo es el modo historia, en el que más que contarte realmente nada, te van explicando cómo sortear los diferentes obstáculos que tiene el juego. El modo cooperativo me pareció mucho más interesante, porque logra un diseño de niveles que verdaderamente piensan en el juego co-op.

Gráficos

El apartado visiual de StabWell cumple. No es destacable, pero tiene una paleta de colores llamativa, y un diseño de escenarios que si bien es repetitivo, es justo lo que el juego espera que sea. Aún así, el juego puede entretener visualmente, es agradable de ver. Y nos sitúa de manera acertada en los escenarios de ese templo prohibido al que han acudido nuestros personajes.

El diseño de personajes es bastante corriente, lo que no quiere decir que esté mal. Al contrario, para lo que el juego requiere, es más que suficiente. El par de ladrones, Sam y Jacky, tiene esa referencia a la serie de Mario, un personaje delgado y alto, y el otro gordo y chaparro. Esto es algo cómico y también lo hace divertido.

Sonido

En cuanto al diseño sonoro del juego, en este aspecto tampoco destaca demasiado. No es malo solo que tampoco es un aspecto en el que pareciera que se hubieran concentrado demasiado. Eso sí, logra representar adecuadamente la sensación de estar en medio de un templo milenario selvático. Su música es básicamente las mismas pistas que se repiten incansablemente. Y sin embargo, no aburre ni molesta en ningún momento.

Los efectos sonoros del juego están bien logrados. Pero de nuevo, no encontramos aquí nada que destaque demasiado. Está para que no se sienta vacía la interacción con el escenario, y en ese sentido cumple. Pero no es algo que nos vaya a llamar la atención de alguna manera.

Jugabilidad

En cuanto a jugabilidad, SlabWell es bastante simple pero no por eso menos efectivo. Se trata de completar unos pequeños puzzles que irán volviéndose más difíciles o incluyendo más elementos en la medida en que vayamos avanzando. La base de todos los niveles es un escenario isométrico dividido en cuadros los que deberemos tocar para completar el nivel.

Tenemos dos modos de juego. El modo historia, que básicamente es un modo de jugador solitario. No habrá mucha historia que contarte, pero las mecánicas variarán al modo de juego cooperativo. En el modo historia tendremos que resolver laberintos pensados para un solo jugador. Muchas de las mecánicas serán similares, pero en este modo tendrá unas propias. Entre otras, te perseguirá un espíritu morado lo que te obligará a pensar en todas las jugadas antes de ejecutarlas, porque una vez comienzas, no podrás parar.

El modo cooperativo me ha parecido que es el mayor logro del juego. Se trata de un modo realmente pensado como cooperativo. Cada escenario tendrá sus propias mecánicas pensando siempre en el trabajo en equipo, y no será posible terminar ningún nivel sin ayuda del otro.

La curva de dificultad está muy bien diseñada, además, el juego te introduce cada uno de los obstáculos en ambientes controlados. De manera que en general no tendremos problemas para comprender ninguno de los nuevos retos que nos irán proponiendo el juego.

Además de esto, el juego tiene un sistema de rebobinado que será nuestro mejor amigo. Este es uno de esos botones infaltables en este tipo de juegos, donde lo más probable es que te equivoques. Podremos usarlo todas las veces que queramos, de manera que el juego no nos obligará a comenzar de nuevo aunque nos equivoquemos. Podremos siempre solucionar los problemas.

El principal problema de SlabWell es que por mantener su fórmula simple, se vuelve plano e insuficiente. Como experiencia de juego casual, es un buen juego. Pero pasar más de una hora jugándolo no resulta muy emocionante. El juego falla en renovarse, en encontrar nuevas formas de sorprendernos, por mantener su gameplay limitado a hacer lo mismo una y otra vez. Incluso aunque realmente muestre nuevos obstáculos e interacciones que son realmente ingeniosas.

Duración

Este juego te da una experiencia de juego de unas 3 a 5 horas, quizás más si no eres muy habilidoso para resolver los acertijos que te planea. En general el tiempo de juego no es su fuerte. Este es un juego para sesiones cortas.

Conclusión

Este es un juego para quienes les gustan los juegos simples, para experiencias casuales, en donde estarás resolviendo acertijos, pensando detenidamente tus movimientos. No es el mejor exponente de su género, pero lo cierto es que piensa muy bien los obstáculos y las diferentes pruebas que te pone.

El juego cooperativo es su punto fuerte, y es algo que debe valorarse. Es un buen juego para jugar casualmente en pareja. Pero jamás podrá ser otra cosa mas que esto.

Follow me

Bastian Bux

Redactor / Creador de contenido at Area Xbox
Crecí como un niño nintendo. Ahora Xbox es mi hogar. Saco tiempo de donde no tengo para dedicarme a hablar de lo que me gusta. Gamertag: BuxTheRobot
Bastian Bux
Follow me

SlabWell

7,99
6.5

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración

6.0/10

Pro.

  • Su modo de juego cooperativo
  • Es bastante creativo en la variedad de obstáculos
  • Sirve como experiencia casual

Contra.

  • Su gameplay es plano
  • No hay una verdadera renovación en el juego
  • El juego no es suficientemente motivante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *