Análisis Ancestors Legacy

Destructive Games nos trae Ancestors Legacy, un RTS ambientado en la época de los vikingos orientado al combate táctico. Unidades con soldados, armas de asedio que requieren desplegarse, emboscadas y poco control de recursos son las características de este juego.

El juego toma hechos históricos y crea hechos fantásticos a partir de ello. Claramente no busca ser un juego de representación histórica, pero tiene algunas pinceladas como el saqueo del monasterio de Lindesfarne (la primera campaña del juego habla específicamente de este tema).

Gráficos

El trabajo del estudio es prácticamente impoluto y goza de una armonía magistral, permitiéndonos disfrutar de un nivel gráfico muy acorde a lo que se espera de un representante de los RTS, diseños artísticos muy bien logrados y acordes a la realidad y unos temas que exponencial con suma facilidad las sensaciones que nuestros ojos perciben.

Ancestors Legacy usa el motor Unreal Engine 4 para dar vida al juego, ofreciéndonos un resultado bastante vistoso y muy bien diseñado a nivel artístico, sobre todo, las unidades llenas de sangre tras los combates o los efectos como las llamas de los edificios que incendiamos y destruimos durante las batallas, el juego cuenta con parche para Xbox One X y tiene 3 modos gráficos (1080/30, 1080/30 mejorado y 4K/30).

Con la cámara cinematográfica podremos vivir las batallas desde la perspectiva de uno de nuestros soldados, la inmersión que te aporta ver así una batalla está a otro nivel. Pero por lo general esto nos entorpecerá a la hora de tomar decisiones, aunque no se puede negar que es algo espectacular y digno de ver.

Sonido

La música del juego cuenta con piezas realmente bien escogidas para cada tipo de situación, mención especial a los efectos de las peleas y los ruidos en los combates, el juego está traducido, que no doblado, al castellano.

Jugabilidad

En Ancestors Legacy, nuestra base central está compuesta de un puñado de edificios que funcionaran como campo de entrenamiento para nuestras unidades y como centros de desarrollo de nuevas tecnologías bélicas. La estructura de la base es fija, al punto que ni siquiera podremos decidir la posición de las edificaciones o las defensas (cada mapa asigna por defecto los sitios de construcción). Por lo tanto, si queremos desarrollar nuestras fuerzas, será necesario salir a buscar recursos. Para lograr esto, nos veremos obligados a saquear campamentos neutrales desperdigados por el mapa, con el fin de ponerlos bajo nuestro control.

Mas acción y menos estrategia, es una de las claves de Ancestors Legacy,  respecto a los recursos, sobre los cuales no tenemos poder alguno. Alimentos, madera y minerales son los únicos elementos que tendremos y sobre su gestión no tenemos control alguno, por el contrario, se desenvuelven de manera automática en base a la población.

El sigilo y el alcance de la visión de nuestras tropas y de las enemigas serán fundamentales si queremos alcanzar la victoria en cada mapa, primando el uso del sigilo y las emboscadas, algo que ya nos deja caer el juego durante los primeros capítulos de la campaña inicial en los que nos insiste bastante en que las emboscadas nos dan mucha ventaja, algo que se confirma en cuanto realizamos un buen puñado de ellas durante las partidas.

Por ejemplo, las unidades con escudo pueden formar muros de escudos para resistir las embestidas de las tropas enemigas. Las unidades de lanceros pueden hacer lo propio con sus lanzas, en una formación que es letal para la caballería. Las unidades de caballería y las de distancia cuentan con sus propias habilidades, y su uso efectivo marcará la diferencia entre la victoria o la derrota en el campo de batalla.

El zoom disponible, en especial a la hora de agrandar nuestro campo visual, es limitado. Se trata de un elemento que dificulta un poco el control de las tropas y del flujo de la batalla. Otro punto negativo es que no hace uso del teclado y ratón como otros juegos en Xbox One aunque esta bien adaptado al mando.

El juego introduce otros elementos interesantes, el ciclo de día y noche presente en cada enfrentamiento, modifica las líneas de visión de las tropas, y hace posible realizar ataques nocturnos al amparo de las sombras. Además, algunos elementos del mapa permiten camuflar tropas, lo que potencia la mecánica antes mencionada.

Duración

Para dominar a cada una de las cuatro facciones, se ha creado un completo modo campaña para cada uno de los ejércitos. Las misiones aquí resultan interesantes, aunque algo repetitivas a medio plazo, pues no se limitan al combate puro y duro. Hay que usar el sigilo, o pelear en condiciones adversas. Vikingos y anglosajones cuentan con dos campañas distintas que muestran algunas de las batallas más importantes de su época; germanos y eslavos solo tienen una campaña cada uno.

Por ello, teniendo en cuenta que también hay un multijugador y escaramuzas contra la IA del juego, Ancestors: Legacy es un juego que puede brindar muchas horas de entretenimiento. Solo completar sus campañas puede llevaros cerca de 30 horas, al final algunas misiones pueden tornarse algo repetitivas, aunque la experiencia es en general bastante satisfactoria, aparte del modo online que nos puede dar horas infinitas.

Conclusión

Sacrificando la gestión y limitando la diversidad de estructuras, nos muestra una propuesta mucho menos especializada y más desenfadada, centrada en las sensaciones básicas y esenciales del estilo al que da vida.

Un buen juego RTS, si alguna vez quisiste jugar a un Company of Heroes medieval, este es tu juego. Este tipo de juegos no se prodigan mucho en Xbox One, los fan de juegos como Age of Empire (esperemos verlo en Xbox One en algún momento) o Company of Heroes no dudéis en haceros con el juego.

Nota Final: 8,5

makoxbox

Redactor / Creador de contenido at Area Xbox
Amante de los videojuegos, Friki de las Ediciones Coleccionista y adoro a los gatos! Gamertag: Marion Cobretti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *