Análisis Bloodstained: Ritual of the Night

En Bloodstained: RotN encarnamos a Miriam, que acaba de despertar de un largo letargo. Su misión, detener a Gebel, su antiguo compañeros y ahora malvado del juego. Gebel al igual que Miriam pueden absorber la energía demoniaca y utilizarla a su favor.

Bloodstained: RotN cuenta con el honor de ser uno de los juegos que más dinero han recaudado en KickStarter, con más de cinco millones de dólares, gracias al maestro Koji Igarashi, a quién le debemos el magnifico Castlevania: Symphony of the Night.

El ADN de los Castlevania de Igarashi se respira en cada uno de los rincones de Bloodstained: Ritual of the Night, juego que nos presenta una historia sumamente similar a la que se ha venido contando a lo largo de la legendaria saga, dándole su propio toque y añadiéndole elementos de narrativa un tanto más complejos que sin duda alguna ayudan a que el relato sea mucho más interesante.

Al igual que vimos en Curse of the Moon, tenemos personajes bastante más profundos a lo que normalmente vemos en este tipo de juegos, teniendo intenciones muy marcadas para hacer lo que hacen, y bastantes matices entre lo que podríamos decir el bien y el mal.

El verdadero sabor de la narrativa de Bloodstained: Ritual of the Night es que no tenemos personajes totalmente buenos o totalmente malos. Tanto nuevos, como viejos rostros, te dejarán claro que sus intenciones normalmente están impulsadas por metas personales más que por un bien común o ese tipo de romanticismos que solemos ver en las historias de los videojuegos.

En más de una ocasión, la propia Miriam se cuestiona a sí misma por el lugar que está ocupando en todo esto. Quedé bastante sorprendido al ver que el equipo de Igarashi invirtió tantos recursos en presentarnos una historia que estuviera tan bien contada y que además, abriera de manera importante el lore de esta franquicia que esperemos, pueda seguir adelante.

Gráficos

El juego nos ofrece un diseño visual increíble, se nota que esta hecho con mucho cariño y elegancia. Las distintas zonas del impresionante castillo te dejaran maravillado, zonas como las bibliotecas, zonas exteriores, jardines o salones principales, pero si hay una zona especialmente llamativa esa son las Torres, es una zona recreada en 3d sobre un plano en 2d, que luce espectacular.

La paleta de colores es bastante variada, aunque en general nos ofrece colores llamativos y contrastes muy marcados.

El juego gráficamente cumple perfectamente, pero no deja de tener algunos fallos puntuales como alguna textura que falla, animaciones de la protagonista raras o algún fallo como atravesar alguna plataforma o muro de forma inesperada.

El diseño y la diferencia entre los jefes finales que nos iremos encontrando es, sencillamente, increíble. De este modo, nos enfrentaremos a unos dragones gemelos mientras descendemos una torre, además tendremos que enfrentarnos a dragones gigantes, a bestias marinas o al mismísimo Gebel.

El juego funciona a 900p/60fps en Xbox One y a 2160p/60fps en la Xbox One X, los fps son algo inestables al enfrentarnos con algún jefe pero por regla general se comportara a 60fps durante todo el juego.

Sonido

El apartado musical y sonoro no se le puede poner ninguna pega, y no extraña, puesto que está detrás el talento de Michiru Yamane para sus melodías, las cuáles no tardaremos en tararear al entrar a cada zona. ¿Y qué hay de las voces? Están en inglés y japonés, destacando éstas ultimas, tanto por interpretación como por adaptarse mejor a sus personajes. Los textos vienen en castellano, con algunos pequeños fallos de traducción, por cierto.

Jugabilidad

En caso de que no estés tan familiarizado con los Metroidvania, te cuento que son juegos en dos dimensiones en los que tienes que explorar diferentes áreas que están interconectadas por pasillos y cuartos. Lo interesante de esta forma de diseño es que a pesar de que podría parecer que podemos ir a cualquier parte desde el inicio, los niveles del juego están construidos para que ciertas de sus áreas no puedan ser accesibles por el jugador hasta que tenga cierto poder o habilidad.

El progreso de la aventura sigue la tónica habitual de los Metroidvania, pero aderezada con diversos objetivos secundarios en forma de misiones de exterminación, gastronomía y localización de cierto ser, dando como resultado un título bastante más completo que el resto por todos los secretos que oculta en su interior, lo que podemos desbloquear (Boss Rush y Time Attack) y, sobre todo, lo que llegara de manera gratuita como esos dos personajes adicionales, modo cooperativo y versus, y mucho más.

Otro punto sumamente importante de Bloodstained: Ritual of the Night es que premia la exploración, seguro que si has jugado a títulos con esta estructura, sabrás que una de las reglas es siempre buscar el camino incorrecto. Lo que quiero decir con esto es que todo el tiempo debes de estar buscando rutas alternas que casi siempre te llevan a encontrar secretos, desde una parte del equipo o armamento que no tenías, hasta un atajo que te hará la vida más simple en el futuro.

El sentimiento de satisfacción que es llegar a una save room es una constante, pues estamos frente a un juego que suele ponerse complicado, sobre todo si no llevas pociones suficientes.

Además, todo ese mimo por el detalle para que la experiencia resulte lo más cómoda posible, el poder controlar infinidad de parámetros del juego para que se ajuste a nuestras necesidades: desde personalizar la forma de ver el mapa (agrandándolo, haciéndolo transparente, tomando notas…) hasta la posibilidad de contar con múltiples atajos con el equipo que mejor nos convenga en esa situación.

Fiel al género al que pertenece, ciertas áreas del mapa no serán accesibles hasta que Miriam consiga el o los poderes necesarios, como dar un doble salto por ejemplo. Mencionar que tu barra de salud y MP, solo aumenta cuando encuentras ítems especiales, los stats de Miriam también pueden ser modificados con diferentes partes de equipo y accesorios que encontraras, muy al estilo de un RPG clásico.

Duración

El tamaño del mapa es grandísimo, mucho más grande que el que hayamos visto nunca en un Castlevania, lo que nos garantizará entre 15 y 20 horas de juego para llegar a su verdadero final, cifra que puede variar dependiendo de lo mucho o poco que nos atasquemos.

En total, para conseguir el 100% del mapa y acabar con todos los jefes secretos hemos necesitado unas 25 horas, aunque si queréis completarlo en su totalidad, incluyendo objetos, poderes, misiones secundarias y documentos, vais a necesitar dedicarle muchísimo más tiempo.

Señalar que al principio solo tendremos desbloqueado el Modo Normal, cuyos primeros compases nos obligarán a jugar con cabeza y con cuidado para no morir, pero una vez nos hayamos fortalecido un poco no tendremos muchos problemas para avanzar, convirtiéndose en un título asequible, especialmente si vamos siempre bien provistos de pociones y platos de comida para recuperar salud cuando las cosas se tuerzan.

El modo Difícil tiene unos picos de dificultad que nos han llegado a recordar lo vivido en el juego Circle of the Moon, mientras que Pesadilla nos ofrece un reto solo apto para expertos y pacientes, ya que cambia la disposición de los enemigos y casi todos los golpes quitan la mitad de la vida.

Conclusión

Constantemente, la industria nos está sorprendiendo de una u otra manera, incluso de formas que se antojaban imposibles. Kickstarter es una plataforma llena de defectos y que maneja un modelo de negocio bastante cuestionable, sin embargo, tenemos que aceptar que sin ella, cosas como Bloodstained: Ritual of the Night jamás hubiera sido posible.

Koji Igarashi no solo superó el reto de hacer un nuevo Symphony of the Night en toda la extensión de la palabra, sino que pudo sortear todo tipo de obstáculos para que el proyecto no se torciera dado que en más una ocasión se le estaba saliendo de las manos y finalmente pudiera ver la luz y tener un final feliz a la altura de lo esperado.

Bloodstained: Ritual of the Night pone muy pocas ideas nuevas sobre la mesa, pero me parece que lo que hace, lo hace de una manera muy destacada.

El juego es perfecto en cuanto a diseño de niveles e integración de mecánicas, es la entrada perfecta para cualquiera que nunca haya saboreado un Metroidvania y a la vez, es una carta de amor a todos los que añorábamos el regreso de un grande como Koji Igarashi, es de lo mejor que he jugado este año y es una recomendación automática para cualquiera.

Nota Final: 8

makoxbox

Redactor / Creador de contenido at Area Xbox
Amante de los videojuegos, Friki de las Ediciones Coleccionista y adoro a los gatos! Gamertag: Marion Cobretti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *