Analizamos al detalle la pantalla xScreen de UPspec Gaming

Por si aún queda alguien que no los conozca, UPspec Gaming es una empresa australiana que nace con un claro objetivo. Tras anteriores proyectos y la búsqueda de accesorios gaming atractivos para los fans, fue la consola de Microsoft la que les llevó a la excelencia. Si ya la Xbox Series S era una consola perfecta para llevar de un lugar a otro por su tamaño, ¿Cómo sería poder jugar con ella de un modo prácticamente portátil?. Pues esa fue la idea que se les pasó por la cabeza a estos emprendedores, y desde luego que lo han conseguido.

xScreen es una idea fantástica, ejecutada de la mejor manera posible, y que hace que solo tengamos que preocuparnos de llevar un mando y el cable de alimentación junto a nuestra Series S. Gracias a UPspec Gaming, he tenido la oportunidad de probar xScreen en primicia, junto al resto de accesorios que podemos adquirir con la misma. He dedicado ya unas cuantas horas a jugar con esta pantalla, y os adelanto que las sensaciones son inmejorables. Antes de entrar de lleno en el análisis, os recuerdo que también tenéis una entrevista con Andrew Upson, co-fundador de UPspec, en nuestra web. Y sin más dilación, ¡vamos a ello!

Calidad y sensaciones a primera vista

Esto es lo que suele ocurrir cuando adquirimos un producto de estas características. Personalmente tiendo a fijarme en cada detalle, y no hablo solo del producto en sí. Y es que para mi, el embalaje sigue siendo igual de importante. Tras abrir el paquete de cartón, la sorpresa (para bien) fue mayúscula en cuanto a calidades. Esperaba algo bien acabado, pero incluso la propia caja de la xScreen tiene una calidad percibida bastante elevada. Extrayendo la protección exterior, nos queda una caja bastante dura y bien acolchada en su interior. Los corchos adheridos protegen correctamente cada superficie de la pantalla, incluidas las conexiones USB y HDMI.

Además de la pantalla, la cual incluye una bolsa protectora de plástico, la caja incluye otras dos pestañas extras intercambiables para la sujeción. En mi caso son verdes, y decidí ponerlas en lugar de las blancas que traía por defecto. Como opción, también pueden adquirirse en color rojo o azul, con un precio de 9,99 dólares. Por otra parte, tenemos los pies de soporte de la consola, que permiten ponerla a una mayor altura, de forma que la rejilla negra del ventilador quede frente a nosotros. Estos soportes cuestan 24,99 dólares y además de fijar bien la consola, cuentan con superficies antideslizantes. Igualmente son opcionales.

Por último, y como una opción casi obligada, tenemos el maletín para transportar nuestra xScreen junto a la consola. Su precio es de 59,99 dólares, y sí, es una suma importante al precio que ya de por sí tiene la pantalla. Sin embargo, pensando en el uso que daremos a la xScreen, creo que estará más que justificado por la comodidad y protección que ofrece. Nuevamente, los materiales del maletín mantienen un nivel de calidad óptimo, con un interior reforzado y que presenta unos compartimentos bien ajustados a la consola y la pantalla. Además de una pequeña malla con velcro en la tapa, cuenta con otro compartimento donde ubicar el mando, a lo que se suma una tira de velcro para sujetarlo. En definitiva, un acabado premium en todos los aspectos.

Posición de la pantalla

UPspec Gaming ha llevado a cabo una pantalla que, una vez acoplada a nuestra Xbox Series S, recuerda a lo que sería una especie de PC portátil. Normalmente, hemos visto en sus redes sociales cómo esta es era la forma más recurrente en la que se mostraba, pero no es la única. Eso sí, al final no deja de ser la más cómoda, ya que la videoconsola se sostiene sobre su propia base, haciendo uso de los 4 puntos con los que cuenta para ello. De esta forma, abres la pantalla como un portátil, pulsas el botón de encendido y a jugar.

Sin embargo, también puede resultar interesante para algunos usuarios hacer uso de los dos soportes extra (opcionales) para poner la consola en un plano más vertical y elevado. Esto se debe a que la propia pantalla cuenta con una apertura de 180 grados, por lo que ofrece una mayor libertad de uso. Así dispuesta, la rejilla del ventilador queda dispuesta frente al jugador, y pese a que disipa el calor hacia nosotros, no he notado ningún tipo de molestia durante las partidas.

Configuración

Ahora bien, ¿es necesaria algún tipo de configuración antes de jugar?, la respuesta corta es sí, pero no será nada complejo. xScreen incluye un manual muy completo, en inglés eso sí, pero que incluye imágenes a modo de guía. Básicamente, esto se debe a que UPspec recomienda la activación del HDMI-CEC, opción que encontraremos en el menú de configuración de la consola, y seguidamente en “TV”. Esta opción sirve para evitar que la consola pueda encenderse accidentalmente mientras la pantalla está cerrada. También podremos apagarla apretando el botón de “on/off” de la xScreen, en lugar del botón de la propia consola o el mando (que sirven igualmente).

En cuanto al resto de botones que incluye xScreen, estos también resultan muy sencillos de usar. Además del botón de encendido/apagado, contaremos con un botón de retroceso, uno para activar el volumen, otro para calibrar el brillo, y un último para el menú completo. Los principales serán el del brillo y el volumen, bastará con pulsar uno de ellos y nos saldrá la barra en pantalla. En ese momento, el botón del volumen pasará a ser el de subir, y el del brillo para reducir, lo mismo sucede con este otro. En cuanto al menú, resulta útil para moverse por todas las especificaciones de la pantalla, así como calibrar otros ajustes, como el modo ECO o el contraste entre otros.

Rendimiento

Tras dedicarle ya varias horas de uso, llega el momento de la verdad, ¿Cómo es el rendimiento de la xScreen?. Desde UPspec Gaming se nos prometía una pantalla de 11,6″, con una resolución de 1080p y 60hz. Pues ya puedo confirmar por experiencia propia que se ha cumplido absolutamente todo. Ya lo decía anteriormente, que en cuanto a materiales se trata de un producto “premium”, y es que realmente lo es en todos sus apartados.

En mi caso, nada más encender la pantalla, esta salía por defecto configurada en 720p, pero nada que no pudiera solucionar rápidamente en el menú de configuración de la consola. El resto, como podréis imaginar, ha sido una experiencia de lo más satisfactoria. He jugado a varios videojuegos de diferentes géneros, algunos en los que son vitales esos 60fps y otros en los que no tanto. Entre esos títulos, he probado Halo Infinite, Assetto Corsa Competizione y Forza Horizon 5, ejemplos en los que la fluidez es prácticamente obligada, y no he tenido ningún problema. Eso sí, debido al tamaño tan ajustado y para según qué juegos, como Warzone, echaremos en falta alguna pulgada más para apreciar mejor los detalles o enemigos en la lejanía.

Con juegos como Octopath Traveler lo he tenido muy claro, esta pantalla es perfecta. Los videojuegos del estilo JRPG son tremendamente disfrutables, o títulos de gestión como Two Point Hospital, que se ajustan perfectamente a esta portabilidad de la consola. Además, un elemento que me suscitaba tantas dudas como el sonido, ha aprobado sobradamente. Los efectos, la música, incluso el uso de cualquier aplicación como Youtube o Twitch hacen que sea una auténtica gozada. En definitiva, su polivalencia la convierten en un accesorio ideal para cualquier uso o jugar a cualquier videojuego.

¿Merece la pena esta xScreen?

Desde el anuncio de UPspec Gaming, creo que todos estaremos de acuerdo en que su xScreen ha logrado hacerse un hueco en el mercado de los accesorios para Xbox. La idea es revolucionaria, y se vio desde el principio. Xbox Series S es una consola descomunal, y que nada más cogerla, da esa sensación de portabilidad por su reducido tamaño. Desde UPspec han sabido darle un giro más a esa portabilidad fabricando una pantalla que se acopla perfectamente a la consola. De esta forma, sólo necesitaremos el cable de alimentación y el mando para jugar.

La calidad de sus materiales me ha sorprendido para bien. No esperaba un mal producto ni mucho menos, pero la atención al detalle y a los acabados es sumamente elevada. Como ya he dicho anteriormente durante el análisis, hablamos de un producto premium. Como tal, hay que decir que no es precisamente barato, pues la pantalla ya cuesta 249,99 dólares. En mi opinión, creo que merece la pena, ya que además he disfrutado del rendimiento prometido, 1080p y 60fps.

Por otra parte, los accesorios opcionales mantienen esa calidad, pero su precio sigue siendo elevado. Personalmente no los considero necesarios, pero sí que recomendaría la compra del maletín para transportar la consola con la pantalla y el mando. Será muy útil para aquellos usuarios que lleven eventualmente la consola de aquí y allá, además de mantenerla muy bien protegida. Por lo demás, xScreen es un producto más que recomendado, que funciona perfectamente y que mantiene en todo momento una sensación de calidad superlativa.

Acerca del autor

He viajado a mundos que jamás creeríais, acabado con enemigos que escapan a todo misticismo. He sentido mi pulso acelerarse con cada batalla, y el suspiro de quien sabe que tendrá que volver a levantarse. Siempre hay un villano esperando y una aventura a la vuelta de la esquina.

Entradas relacionadas