Análisis Marvel´s Guardians of the Galaxy; así sí

El año pasado, Square Enix lanzaba uno de los títulos más esperados para los fans «marvelitas» de todo el mundo. Un juego que llegaba con la difícil labor de ofrecer la mejor experiencia posible adaptando lo mejor de los cómics y películas de los Vengadores. Y lo cierto es que Marvel´s Avengers no lo tenía muy difícil a priori; los fans querían una experiencia muy cinematográfica, con un buen sistema de combate y un buen apartado gráfico. Sin embargo, el gameplay, su multijugador y un desagradable entramado de micropagos lo convirtieron en una de las producciones menos rentables para Square Enix. ¿Habrá logrado Eidos Montreal revertir la situación con Marvel´s Guardians of the Galaxy?

A diferencia de Crystal Dynamics, el juego de Eidos Montreal apuesta por lo que el fan pedía desde un principio. Un juego lineal, al estilo Hellblade o Gears of war, que aproveche los puntos fuertes de los cómics y las películas. Tras jugarlo, me queda una sensación de que Square Enix habría puesto en marcha estos dos proyectos tan diferentes (Guardians y Avengers) a modo de «prueba». Con los Vengadores, se lanzaba un globo sonda con el que apuntaban directamente al multijugador y los micropagos. Una idea un tanto contraproducente, mientras que Guardians of the Galaxy cumplía con lo esperado por el gran público.

Intencionado o no, este último llega de la mano de Eidos Montreal con un objetivo muy claro, contar una historia de los Guardianes de la Galaxia sin más, con un buen sistema de combate y mucho humor marca de la casa. Esta vez nos subimos a bordo de la Milano para vivir una nuevo aventura junto a Star Lord y los tarados de la… quiero decir, los Guardianes de la Galaxia.

Guardians of the Galaxy se beneficia de una mayor libertad creativa

Podría seguir haciendo comparaciones entre este y el juego de los Vengadores, puesto que ambos además son juegos producidos por la propia Square Enix. Uno de los puntos donde más destaca este último, es en el apartado artístico. Y es que estaremos de acuerdo en que hay algo que juega también a su favor, el tipo de escenarios donde se desarrolla. Marvel´s Avengers transcurre en lugares de la tierra, como por ejemplo San Francisco, mientras que los Guardianes nos llevarán a explorar la galaxia (valga la redundancia). Esa libertad creativa de representar su propia versión de planetas como Seknarf Nueve, es lo que marca realmente la diferencia.

Gracias al modo foto pueden obtenerse capturas muy espectaculares, con todas las opciones que este incluye. Este es un juego alegre, colorido, y lo demuestra en cada píxel. Al inicio de la aventura, tuve que adentrarme en una zona en cuarentena en plena misión, un lugar ya mostrado anteriormente en los tráilers, y que luce genial. Esto se repite constantemente en el resto de planetas e instalaciones. Por contraparte, hay que decir que ciertas texturas son algo mejorables, sobre todo en la old gen. Digamos que en conjunto, todo luce como debe, pero si prestamos una mayor atención al detalle, le veremos las costuras.

Respecto al diseño de los personajes, creo que esta vez no hay grandes peros. Son un híbrido entre los cómics y las películas, con un Groot que… bueno tampoco da lugar a grandes cambios como sucede con Drax, una Gamora de notable, un Rocket clavado al del Universo Cinematográfico de Marvel, y un Star Lord que se sale de la tangente, más cercano al del cómic que al de Chris Pratt. Hablamos de apariencia por supuesto, su personalidad la abarcaremos más adelante. Por último, decir que los enemigos también cuentan con un diseño fantástico, algunos más atractivos que otros, pero en definitiva, es un trabajo bien hecho por parte de Eidos Montreal. Un buen ejemplo de ello es Lady Infierno, un personaje de lo más imponente y muy querido por los fans de los comics.

Guardians of the Galaxy es como vivir en una película de Marvel

La moda de Marvel y los cómics parecía estar apuntando a un público muy concreto hace muchos años. Con la llegada del Universo Cinematográfico de Marvel, se ha convertido casi en una religión para muchos, incluidos aquellos que no se consideran lectores de los personajes originales. Esa adaptación al cine también ha influido a la hora de dar vida a otros proyectos, como son en este caso los videojuegos. Y sí, jugar al juego de Eidos Montreal es casi como eso, como si estuviésemos dentro de una de esas aventuras del UCM.

El cine se combina con la obra de los cómics, cuyo origen se remonta a 1969 de la mano de Arnold Drake y Gene Colan, quienes originan la primera aparición de los personajes. En el videojuego, esto se aprecia en el lore del mismo, así como en el diseño de sus personajes y los enemigos. Podría decirse que lo tradicional y lo nuevo van en perfecta comunión, con otros personajes más recientes. Hay multitud de referencias, y eso también se nota en la personalidad de Star Lord, Drax y compañía. Diría que la balanza, aunque equilibrada, se inclina más hacia lo visto en el cine. Incluso la Milano es casi un calco.

Con los Nova Corps rondando por la galaxia, y algún que otro lío en el que se ven envueltos nuestros héroes, Eidos Montreal nos da la excusa perfecta para meternos de lleno en una nueva aventura de los Guardianes de la Galaxia. La inspiración en las películas se aprecia también en los diálogos. Un ejemplo de ello, es cuando paramos nuestro avance o exploramos por nuestra cuenta, de forma que nuestros compañeros iniciarán nuevas conversaciones. Contarán batallitas, se picarán entre ellos o se reirán incluso del propio Star Lord. Drax desconfiará en todo momento de Gamora, Rocket nos dejará claro que tampoco le hace gracia su presencia, y villanos tan icónicos como Thanos se colarán en más de una ocasión.

Jugabilidad; luchando con los Guardianes

Para abordar este apartado, creo que conviene diferenciar entre el propio sistema de combate y el resto de elementos jugables, pero vamos antes con el primero. Es un punto que seguro preocupará al grueso de los usuarios. Más aún tras lo visto en Marvel´s Avengers. Aquí la cosa es muy diferente, sobre todo porque solo controlamos a un personaje (Star Lord). Puede resultar decepcionante para muchos el no controlar a Gamora, Groot y compañía, pero os aseguro que es todo un acierto. Eidos ha podido centrarse en el desarrollo de un combate principal, y por otra parte, incluir mecánicas relacionadas con el resto de acompañantes.

El combate de Star Lord cuenta con dos variantes; una centrada en los blasters y otra en el cuerpo a cuerpo. La primera será la principal opción, dado que permite atacar a distancia y cuenta con mejoras interesantes, como los disparos elementales. Estos disparos permiten entre otras cosas, congelar a nuestros enemigos. Cada enemigo tendrá una debilidad que nos permitirá elegir nuestra estrategia. A ello se suman otras habilidades que iremos desbloqueando, con disparos más potentes o la posibilidad de realizar una recarga rápida.

En cuanto al cuerpo a cuerpo, no puedo decir que esté mal implementado ni mucho menos, es divertido sí, pero quizá algo básico. Generalmente se basa en pulsar repetidamente el botón «x», lo que se suele denominar un «machacabotones». Lo mejor de ello es cuando enlazamos varios combos, combinando estos golpes y patadas con los blasters. Mención aparte merecen las mecánicas centradas en el resto de personajes. Star Lord puede dar órdenes a sus compañeros, lo que enriquece más estos encontronazos con los enemigos. Un menú en forma de rueda, que se activa con LB, mostrará a todos los personajes. Con A, X, B e Y seleccionaremos a Groot, Rocket, Drax o Gamora, así como su ataque especial. El propio Star Lord cuenta también con una habilidad especial, a la que podremos ir sumando otras nuevas.

Interacción con el mundo

A la hora de desenvolvernos más allá del combate, Guardianes de la Galaxia no es realmente innovador. De hecho, Eidos aprovecha soluciones de sobra conocidas para los jugadores más habituales. Puede que no implemente ninguna novedad, pero sabe adaptar lo ya existente para conjuntarlo con sus secuencias cinemáticas, dándole un toque peliculero que le sienta genial. En este sentido puede definirse como lo que comúnmente se denomina «pelijuego», lo que no tiene por qué ser negativo. No he sentido en ningún momento que abuse de los «quick time event«. Y en otros momentos, el juego tira de pulsar repetidamente un botón o esperar el momento adecuado para hacerlo.

Un punto muy interesante son las elecciones. Anteriormente destacaba el buen hacer de Eidos Montreal con respecto al guion y los diálogos entre los personajes. Pues bien, hay escenas concretas, o incluso conversaciones opcionales, que presentan al jugador dos o más elecciones a modo de respuesta. Puede que la relevancia no sea tan importante como en otros juegos que basan su historia en estas mecánicas, pero igualmente afectan al devenir de la relación entre Star Lord y sus compañeros. Si por ejemplo opinamos de forma contraria o nos oponemos al plan que plantea un personaje, este nos lo echará en cara más tarde si sale mal.

El mapeado, como os podréis imaginar, es muy limitado en cuanto a exploración. Aun así, el juego nos da la posibilidad de investigar ciertos recovecos y dar con algún coleccionable en lugares ocultos. De hecho, para avanzar o descubrir otras zonas, también podemos aprovechar las órdenes que da Star Lord a sus compañeros. Pero por si fuera poco, dispondremos de una ventaja gracias al casco de Peter Quill; el visor. Este resaltará elementos del escenario que pueden ser escaneados, siendo los amarillos los más importantes para seguir adelante. También contribuye a descubrir más del mundo que nos rodea.

Menús y mejoras de Guardians of the Galaxy

Además de un gameplay muy divertido, Guardians of the Galaxy cuenta con una serie de menús sencillos que permiten explorar en profundidad el lore y las habilidades de los Guardianes. En el menú principal de pausa se nos presenta a todos los personajes, pudiendo acceder a sus habilidades o a sus diferentes trajes. En el primero, hay cuatro habilidades principales que se pueden ir desbloqueando con puntos de habilidad (valga la redundancia). Estos se obtienen en combate, a medida que avanzamos y enlazamos combos contra los enemigos.

Como ya hemos visto en Marvel´s Avengers o en el Marvel´s Spiderman de Sony, estos juegos vienen siempre acompañados de nuevos trajes desbloqueables. Aunque ya de inicio cuentan con un diseño a la altura, es posible obtener nuevas apariencias para nuestros héroes, y esta no es una excepción. Guardians of the Galaxy cuenta con un buen puñado de trajes para todos sus personajes, algunos de ellos incluidos en las versiones Deluxe, otros, ocultos por los escenarios. Cada uno cuenta con su propia descripción y el tomo en el que apareció por primera vez.

Durante la aventura también me he cruzado constantemente con componentes sueltos por algunas zonas. Dichos materiales, resaltos en color amarillo, pueden almacenarse para gastarlos en los bancos de trabajo que hay ubicados en puntos clave o en la Milano. Se trata de dos tipos de componentes que Star Lord puede gastar en una amplia lista de habilidades extra. Entre ellas se encuentran la recarga rápida, una mejora del visor para escanear a nuestros enemigos y mucho más. Pueden agruparse por categorías, pero os adelanto que hay bastantes, por lo que conviene recolectar el máximo de componentes posible. Rocket será quien se encargue de instalar estas nuevas habilidades en el casco de nuestro protagonista.

Banda sonora y doblaje a la altura de lo esperado

El título mantiene la esencia y el carácter gamberro que tan bien identifica a estos personajes. Recordemos que Peter Quill no deja de ser un chico que proviene de la tierra, y cuando se marchó, se llevó consigo su mítico Walkman, con cintas que recogen algunos de los temazos de su época. En el caso de las películas, vemos como las canciones escogidas suelen tirar al lado más pop, mientras que en el juego hay una mayor variedad, sobre todo en cuanto a música rock y heavy metal.

Los temas escogidos son geniales, con grupos tan reconocibles como Iron Maiden, Mötley Crüe, A-ha o Flock of Seagulls. La lista es bastante amplia, y también cuenta con artistas como Blondie o Billy Idol, por nombrar algunos. Como curiosidad os diré que en la Milano existe la posibilidad de escuchar la lista completa y cambiar entre unas y otras, como si de una gramola se tratase. Además, a medida que avanzamos, la lista se irá actualizando con nuevas canciones. Pero la banda sonora no se limita solo a estas canciones, también he podido disfrutar de pistas originales en mitad de la aventura, que en algunos contextos, aportan mayor épica al devenir de los Guardianes. A veces entra cuando no debe, pero en general suma más que resta.

Por último, no puedo olvidarme del doblaje. Tenía grandes expectativas, sobre todo por la magnitud de dichos personajes y la influencia que el cine podría tener en el videojuego. Y debo decir que no me ha decepcionado para nada. Las voces de Gamora, Drax y Rocket son las mismas que en los films del UCM, y pese a que Star Lord tiene un doblaje diferente, no desentona tanto como cabría esperar. Estamos malacostumbrados por el cine, pero en este caso, Square Enix le ha dado al público justo lo que quiere. Con Groot también se ha cambiado al actor de doblaje aunque… bueno, diría que la diferencia es mínima.

¿Es Guardians of the Galaxy la aventura soñada por los «Marvelitas»?

Con este videojuego, Square Enix tenía la difícil misión de reconquistar a los fans de Marvel. Tras la debacle de Marvel´s Avengers, este Guardians of the Galaxy planteaba algunas dudas sobre si sería realmente lo que demandaba el gran público. Y he de decir que esta vez sí, lo han conseguido. Gráficamente luce muy bien, con un apartado artístico genial, su banda sonora es un escándalo, y Star Lord y compañía están a la altura de los Guardianes más gamberros de los cómics y las películas. De hecho, se nota bastante la influencia del UCM.

Pero con Guardians of the Galaxy quedaba otra duda en el aire meses atrás; ¿sería un juego single player finalmente, o seguiría apostando por el multijugador?. Afortunadamente, creo que el camino escogido ha sido el correcto, y Eidos nos ha traído una aventura lineal para un jugador sin más, que tampoco incluye micropagos. Ya de entrada es un buen argumento para darle una oportunidad a Guardians of the Galaxy, pero hay más. La narrativa es de película, con diálogos y momentos desternillantes entre sus personajes. Los piques entre los Guardianes son constantes, y las referencias a otros personajes, lugares y elementos del universo Marvel son constantes.

Puede que no sea perfecto, puesto que el juego se resiente en algunos momentos, sobre todo a nivel de texturas en algunas zonas, y tuve un problema al inicio con mi partida guardada que seguramente se solvente con un parche. Pese a ello, y a algunas ralentizaciones puntuales (menores en la next gen), creo que Guardians of the Galaxy es exactamente el juego que todos esperábamos. La excusa perfecta para subirnos a la Milano y surcar la galaxia.

Marvel´s Guardians of the Galaxy

8.1

Jugabilidad

7.8/10

Sonido

9.0/10

Gráficos

7.5/10

Pro.

  • Una aventura single player a la altura de lo que se demandaba
  • Diálogos y banda sonora geniales
  • Doblaje al castellano a un gran nivel
  • Un gameplay muy divertido a los mandos de Star Lord

Contra.

  • Algunos detalles gráficos son mejorables
  • En una ocasión la partida guardada quedó dañada sin remedio
  • Ralentizaciones puntuales cuando hay un gran número de enemigos en pantalla

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

He viajado a mundos que jamás creeríais, acabado con enemigos que escapan a todo misticismo. He sentido mi pulso acelerarse con cada batalla, y el suspiro de quien sabe que tendrá que volver a levantarse. Siempre hay un villano esperando y una aventura a la vuelta de la esquina.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario