Análisis King’s Bounty II, el rey del RPG estratégico

El pasado 24 de agosto se lanzaba al fin el esperado King’s Bounty II. La secuela del aclamado título rpg con combates por turnos de 1C Entertainment, con sede en Moscú, se ha hecho esperar la friolera de trece años. Pero, ¿qué es King’s Bounty?. Pues estamos ante una muy buena mezcla de los géneros del rpg occidental y la estrategia en combates por turnos. En ellos controlamos a nuestro ejército, formado por unidades que iremos reclutando a lo largo de la partida.

El reino necesita héroes

La historia nos lleva a Nostria, donde sus pueblos se ven asolados por la pobreza y la enfermedad, la corrupción, la traición y el asesinato están a la orden del día. A todo esto hay que sumarle una nueva amenaza conocida como “La Plaga”. Pero no todo está perdido, pues los héroes se alzarán para hacer valer la paz y la justicia (o no) en Nostria .Empezaremos eligiendo uno de los tres personajes principales del título, cada uno con sus especialidades en combate y su trasfondo. Aquí se echa de menos un editor de personajes para hacerlo a nuestro gusto , lo que habría sido la guinda del pastel.

Una de las cosas más importantes en King’s Bounty II son las alineaciones. Hay cuatro: Orden, que es opuesta a Anarquía, y Poder, que es opuesta a Astucia. Tomaremos decisiones eligiendo uno de los cuatro caminos, según cual escojamos variará el devenir de los acontecimientos. Esto también es importante al repartir los puntos de talento que ganamos cada nivel o al reclutar unidades. Las unidades tendrán alineamientos distintos, mezclar en nuestras tropas por ejemplo unos arqueros no muertos con unos espadachines nostrianos tendrá efectos en la moral, aunque con los puntos de talento se puede mejorar.

Mucha exploración con una buena narrativa

La jugabilidad fuera de los combates se centra sobretodo en la exploración y en la narrativa. La cámara deja de ser cenital (lo más normal para este tipo de títulos)y pasamos a una igual a lo visto en Dragon Age o The Witcher 3 respecto al personaje. No solo eso, si no que el sistema de conversaciones también se parece más a los rpg “modernos”. Contamos con misiones principales, largas y que nos llevará tiempo completar. Como no, hay misiones secundarias, éstas son muy numerosas y están repartidas por todo el mapa, la mayoría interesantes, con una narrativa y un trasfondo muy trabajados.

Hay que advertir que la mayoría del tiempo nos lo pasaremos andando de un lado para otro. Ya sea para hablar con alguno de los muchísimos habitantes, para visitar mercaderes, o para explorar el entorno en busca de botín. El juego tiene un ritmo lento, esto no es malo de por sí, pero el lento movimiento de nuestro protagonista no ayuda a agilizar la cosa. Hay un sistema de viaje rápido que ayuda mucho, pero aún así la movilidad es algo torpe.

Las batallas nos las encontraremos mientras exploramos o mediante las misiones pertinentes. Los combates están predefinidos y siempre están marcados en el mapa, es decir, nada de combates aleatorios. Si entramos dentro algún círculo brillante explorando el mapeado, entraremos al combate. Antes siempre nos dicen a que nos vamos a enfrentar y la dificultad del enemigo, y si es muy fuerte siempre podemos elegir salir y volver en otro momento. A veces llegamos a puntos donde para seguir avanzando en la trama es obligatorio vencer en esos combates.

Un sistema de combate sólido como una roca

Hablando del propio sistema de combate por turnos, es muy divertido y muy sólido. Éste tiene muchas posibilidades y no perdona nuestros errores, aparte de ser adictivo como pocos. Primero tendremos que elegir donde y como desplegamos al ejército, y a partir de ahí, en estricto orden de iniciativa, se van sucediendo los turnos. Es un placer ver una andanada de flechas de nuestros Arqueros Libres acabando con la unidad enemiga o una carga de Jinetes de Oso Enanos que sale bien. Además, la variedad de posibilidades y unidades a reclutar es muy amplia, y podemos hacer un ejército a medida para cada enfrentamiento.

Nuestro personaje también actúa, no como unidad, pero sí con su libro de magia, pudiendo lanzar cada ronda de combate un hechizo previamente aprendido. Estos pueden ser curar a una unidad o añadir fuego mágico a sus ataques, por ejemplo. Para ser solventes en combate tenemos que tener en cuenta las especialidades de nuestro personaje, la alineación de nuestras tropas y el equipo que llevemos. Y es que nos va a hacer falta oro, mucho oro. En King’s Bounty II todo es muy caro, principalmente el oro se irá en reclutar tropas y en equipo para nuestro personaje, que sube las estadísticas de las unidades.

Apartado visual y sonoro

En cuanto al aspecto gráfico, diremos que se queda limitado. Los escenarios si muestran una riqueza de elementos y detalles que lo hacen muy vivo y animado, y algunos entornos nos dejarán pasmados por su belleza. Eso sí, las texturas de los objetos podrían ser mejores. También las animaciones de los personajes se sienten algo toscas, y el motor de colisiones no funciona del todo bien, sobretodo a caballo. Hay que decir que es un título de Xbox One, sin versión para Series X/S, evidentemente esto no es un problema de la máquina.

Visto lo que ya hemos visto en lo que llevamos de nueva generación y de lo que es capaz una Xbox One, en pleno 2021 King’s Bounty II tiene carencias en este aspecto. Y a pesar de todo, al no ser lo más importante en un juego de este estilo, y hablando desde mi experiencia personal, es algo que no empaña nada la jugabilidad del título.

En cuanto al apartado sonoro, está a la altura del resto de la mayoría de elementos del título. Tenemos una banda sonora orquestal sinfónica/épica, muy del corte de este tipo de títulos con temas muy bien diferenciados para cada ciudad, entorno y lugar. También en combate, donde sube notablemente la tensión y el ritmo de las notas. A pesar del buen trabajo realizado, se echa de menos algún tema principal recurrente que se nos quede en la memoria, ya que estaremos muchísimas horas en King’s Bounty II. En cuanto a los efectos sonoros, aunque hay pequeños fallos de desincronización y de tono en las voces (en inglés), el resto está muy bien llevado, destacando mucho esta faceta en los combates.

Conclusiones King’s Bounty II

Estamos ante un gran referente del género rpg estratégico. A un sistema de combate por turnos divertido, variado, exigente y sólido como pocos, se le une una narrativa trabajada y una exploración que quizá es poco ágil, pero aún así es divertido recorrer Nostria. A pesar de algunos problemas gráficos un poco “del pasado”, el mundo es muy vivo y los escenarios muy vistosos. Hay juego para decenas y decenas de horas, y además siempre podemos empezar de nuevo con otro héroe. King’s Bounty II es imprescindible para los fans del género, un auténtico referente en lo que hace, y pasará tiempo antes de le quiten la corona al rey. Si quieres leer más análisis como éste y estar al día de toda la actualidad de Xbox, no dejes de visitar nuestra web, Área Xbox.

Agradecemos al equipo de Dead Good Media por el código de este análisis.

8.5

Gráficos

7.5/10

Jugabilidad

9.5/10

Sonido

8.5/10

Pro.

  • Sistema de combate variado, exigente y divertido.
  • Entornos vivos y vistosos.
  • La narrativa está muy trabajada.

Contra.

  • La exploración es algo lenta.
  • Gráficamente tiene carencias y fallos.

Acerca del autor

+ Ultimas Entradas

Madrileño y de Carabanchel. Amante de los gatos, la fantasía y la ciencia ficción. Me cuesta no jugar a todo lo que se me pone delante.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario